El acompañamiento del yo

Continuando con las reflexiones tomadas del jesuita José Antonio García (Toño), nosyo detenemos en esta ocasión en una de las dimensiones del creyente que ha de ser cuidada y acompañada: el yo.

Todo yo humano necesita bases de sustentación, alguna roca. Sin ninguna base de sustentación el yo se vuelve enfermo, porque no tiene raíz. Si elige una base falsa de sustentación, enferma también. Ahí hay una primera cuestión vital donde unos podríamos ser acompañados, aclarados por otros, o donde un superior tendría que tener la mirada clara y luminosa. Durante mucho tiempo al yo le dinamizan sus poderes. Esto no es malo sino bueno. Un niño crece y se afianza, defendiéndose con otro. El asunto es tener un afianzamiento fuerte en sus valías. Lo malo es pasar los cuarenta y cinco años con un yo fundamentado en los poderes, porque esos poderes ya no son tantos como se creía, van a ir menguando. Los poderes agotan al yo, porque en la acción has de estar continuamente demostrando los poderes. Alternativamente, el yo puede apoyarse en los fracasos, puede dinamizar, pero esto cansa aún más todavía que la sustentación en los poderes. La vida en cierto sentido consiste en evolucionar en las bases de sustentación del yo. Está la base creyente que es que soy criatura que surge del Amor de Dios para el Reino de Dios, para consagrarme a ese Reino. Esto es un proceso que no se puede acelerar antes de tiempo, porque si no, el sujeto no crece bien. Hay que estar en situación de emigración continua (“Sal de esta tierra…”). Uno de los niveles del acompañamiento viene a ayudar a este éxodo, desvelando las trampas del afianzamiento del yo.

Hay una intuición antropológica que está en la meditación de las banderas. San Ignacio parte de la intuición de que el corazón humano está hecho de materia prima preciosa, somos imagen de Dios. Pero también tiene agujeros negros el corazón: las pulsiones de muerte, que decía Freud –miedo, inseguridad, no poseer el futuro…-. Estas pulsiones negativas tienden a solucionarse a través de la codicia de riqueza, en una doble dimensión: codicia material y espiritual. Las dos hacen el mismo efecto. A nosotros clero y similares, nos ataca más la codicia de riqueza. Si me siento inseguro, si no me poseo totalmente y tiemblo, el corazón se hace esta reflexión: si acumulo muchas riquezas o cualidades, cosa resuelta. No es cierto, pero parece verdad. El que el corazón humano tienda a solucionar las cosas así, de ahí radican todas las dominaciones, explotaciones, desprecios y casi todo el mal del mundo, porque se tiende a encontrar la paz del corazón con la acumulación. Ignacio ha visto que donde las pulsiones negativas tienden a transformarse en codicia ahí aparece la llamada y la invitación de Cristo. Se ofrece la solución a las pulsiones por la vía del “ven y sígueme”, con la que se solucionan los problemas del corazón, del miedo. Por la filiación y la fraternidad encontraremos la solución.

Otra situación a la que está cariñosamente atento en el acompañamiento personal cómo soluciona un hombre o una mujer los conflictos de su corazón, por la propia acción o por el seguimiento. Los únicos que tenemos dificultad en verlo somos cada uno de nosotros, los demás lo ven con facilidad, porque se traduce en el acaparamiento de afectos, cosas, cualidades…

4 Responses to “El acompañamiento del yo”

  1. Pobreza frente a riqueza, menosprecio frente a honor, humildad contra soberbia…que decía San Ignacio, sí.
    Es curioso que cuando el ser humano madura (si es que maduramos) ha construido su personalidad siempre “en contra de”, al menos en los estadíos mas prematuros. No deja de ser una etapa, pero algunos se quedaron en ella; es fácil distinguirlos del resto por su competitividad extrema y su afan, no ya de tener, sino de tener más que el otro. Como casi siempre, cuando uno cree haberse construido su “yo”, su palacio, su castillo; te llega la Buena noticia y dejas que ese “yo” se abandone a Él. Me pongo muy cursi cuando hablo de Jesús, o cuando hablo de mi Mary o de mis hijos, o de mis amigos, y es fácil saber el porqué: hablo de lo que me enamora. Sólo el amor nos hará libres…hasta de nosotros mismos.
    Profunda reflexión Don Fernando.

  2. Muchas gracias, Paco, por tu aportación. Me ha encantado eso de que “sólo el amor nos hará libres”… Creo que un conocido teólogo subraya también esa tesis. Bueno un conocido teólogo y muchos cristianos que viven en esa clave. Un abrazo, Fernando ss.cc.

  3. I am incapable of reading articles online very often, but I’m happy I did today. It is very well written, and your points are well-expressed. I request you warmly, please, don’t ever stop writing. 먹튀검증

  4. We are the leader in total gambling. If you want to find out how to play which website baccarat is good Online baccarat, which website is good? Which website to bet on, or others? We would like you to come and try the impressive service of 789mega with a system that supports tens of thousands of users บาคาร่า เว็บไหนดี 2021 pantip

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)