¿Se les hace algún favor…?

     amazonia Los pueblos que  llamamos “más primitivos”, o que están más lejos de las costumbres, de los pueblos llamados “civilizados”, suelen tener un mayor sentido común y unos sentimientos más naturales y menos amaestrados. Sus sentimientos son más espontáneos, menos sofisticados por la llamada civilización. Como ejemplo podríamos enumerar el respeto a los ancianos por su sabiduría y su experiencia, la naturalidad del desnudo, la conservación de la madre naturaleza, la simplicidad de vida, poder vivir sin grandes exigencias, etc…

      Pero hoy quiero fijarme en otro aspecto, que creo importante, y en el que estamos muy lejos de actuar como ellos. Para situar el tema, trascribo esta pequeña anécdota: Fue en la selva, en la Amazonía ecuatoriana. Los indios estaban llorando a una abuela moribunda. Lloraban sentados, cerca de la anciana. Un testigo, venido de otro lugar, preguntó: “¿Por qué lloran delante de ella si todavía está viva? Y los que lloraban contestaron: “Para que sepa que la queremos mucho”.

¡Sabia respuesta! La pregunta lógica sería: ¿Por qué llorarla después de muerta? Lo que hace falta en esos momentos críticos  de despedida de la vida y de los suyos, es darle al moribundo, signos de que se le quiere y por eso se está junto a él en el momento más  decisivo de la vida, que es la muerte, acompañándole en el dolor y en la esperanza. Y si además fuesen creyentes tanto unos como el otro, ayudarle a aceptar la muerte como la condición para encontrarse con los brazos amorosos de Dios Padre.

  No creo que sea un acto de piedad el ocultarle a alguien, que ha llegado o está llegando su momento final. Ese miedo que mucha gente tiene a hablar de ello al que pasa por ese trance, no revela, a mi entender, nada que ayude, y sí una falsa compasión. El enfermo sabe generalmente que va llegando su hora; y el negárselo, o tratar de disimular como si no pasase nada, me parece que es una actitud hipócrita y engañosa que en nada favorece al enfermo en trance de morir.  Y si no lo hubiera descubierto, habría que ayudarle a hacerle consciente de su estado y condición, para que pueda prepararse, y la muerte no sea el ladrón que le arrebata la vida cuando menos lo espera.

  Pienso, por tanto, que no se le hace ningún favor al moribundo. Y si alguno de los que pudieran estar a mi lado en ese momento, lee este mi deseo, le pido que sea misericordioso y me ayude a ser consciente de mi paso a la Vida.

                                                                                                         Félix González ss.cc.

4 Responses to “¿Se les hace algún favor…?”

  1. El disimulo ante la muerte es una forma más de no penetrar en nuestra existencia. ¡Sólo se vive una vez! pues habrá que aprovechar para entender lo mejor posible qué hacemos por aquí.
    Afinando un poco, la tragedia de la muerte es, inconscientemente, ante cómo se ha utilizado la vida. Así, nos desgarramos ante la muerte de un joven que materialmente le ha sido negada la posibilidad de realizar una vida y, en el resto de los casos, nos sumimos en un extrañamiento, ante la muerte ajena y propia, porque no nos satisface el poco sentido, buscado y encontrado, y vemos llegar el final sin remedio.

  2. La muerte es el fin para muchos,algo que se intenta ignorar,porque nos pregunta su sentido,fin o continuación.Para muchos es una carga que no pueden soportar,quieren liberarse de acompañar al ser querido,huyendo del propio dolor,siendo falsa compasión por lo que se recurre al engaño y autoengaño.La distancia es la clave ya sea enviándolo al hospital,modalidad muy actual,pués se percibe bajo la seudoilusión de agotar todas las posibilidades,aún sabiendo de sobra que es el fin,pero esta sociedad tan ilustrada en esos momentos cierra los ojos y espera tras la puerta la noticia,a la que sucederá el tanatorio que nos aleja definitivamente del ser querido,en un ambiente frio,despersonalizado,sin calor familiar:un acto social,lejos del hogar,no queremos que mueran “en su cama,de acero si puede ser y con las sabanas de holanda”,porque la muerte impregnaría el aire.
    Solo la fé nos hace ver el calor de las manos de Dios que le llama,nos llama,a otro dia,a otra esperanza y aunque las despedidas,sin dudarlo,duelen,la verdadera compasión es acompañar en el dolor sin engaños ni desesperación,con cariño,en la fé de reunirnos un rato.Soñar,amar,servir,hasta que nos llames.Tú,Señor,que nos miras.Tú que sabes nuestro nombre.

  3. José Luis: muy acertada tu reflexión. Es verdad que todo lo que se refiere a la muerte, se trata de ocultarlo. Es la postura del avestruz, metiendo la cabeza debajo del ala, por más que no sirva de nada, porque es una realidad presente en la vida. Como tú dices: “Sólo la fe nos hace ver la manos de Dios que nos llama”. Pero hace falta la fe.
    Gracias por leer y contestar.

  4. In the context of the disease in which the world is facing you and your family, join hands to protect your health against corona virus.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)