Muchas preguntas, y una sola respuesta

interroganteLa revista “Vida Nueva” de la primera quincena de enero, trae una serie de preguntas (muchas, y se podrían hacer más), que hace el dominico Ricardo Cuadrado Tapia. Van dirigidas a Jesús, pero deberían ir dirigidas a nosotros, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad  (y también a los de mala voluntad o al menos falta de voluntad).

Vale la pena trascribirlas para que todos podamos recapacitar, sintiéndonos culpables o no, en mayor o menor medida. La conciencia de cada uno nos lo aclarará.

“¿Por qué, Señor, este planeta se compone de ricos y pobres? ¿Por qué a muchos organismos de los países ricos, y a sus ciudadanos, les inquieta poco que 1.100 millones de personas en el mundo no tengan acceso al agua potable, y que 2.400 millones carezcan de servicios mínimos de salud? ¿Por qué, Señor, el presupuesto total con el que contó el presidente de EE.UU en 2004-2005 ascendió a 2,3 billones de dólares, y solo se necesitaban 100.000 millones de dólares hasta el 2015, para acabar con el hambre en el mundo? ¿Por qué, Señor, los países ricos (G-8 y G-20) no dan esos 8.000 millones de dólares para conseguir la educación primaria para todo el mundo? ¿Por qué, Señor, 2.800 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios? ¿Por qué, Señor, el grito “me muero de hambre”, es el grito silencioso del 40%  de la humanidad? ¿Por qué más de 826 millones de personas sufren en el mundo malnutrición crónica? ¿Por qué, Señor, el hambre ha matado triple de personas que todas las guerras del siglo XX? ¿Por qué cada año mueren 13 millones de niños por hambre, desnutrición e infecciones? ¿Por qué, Señor, Unicef denuncia la muerte de 30 niños, cada minuto, por hambre y desatención? ¿Por qué millones de enfermos mueren antes de tiempo a causa del sida, malaria, tuberculosis y otras enfermedades comunes, por no tener acceso a servicios médicos y farmacéuticos adecuados? ¿Por qué tantos cientos de personas arriesgan su vida en desprotegidas pateras, por mares peligrosos, en busca de otra orilla donde, al menos, sea posible la supervivencia? ¿Por qué, Señor, los 189 jefes de Estado que firmaron conseguir los ocho Objetivos del Milenio, para 2015, no han cumplido los plazos?”…

A tantas y tan terribles preguntas sólo hay una respuesta: por indiferencia ante los problemas de los demás, por falta de humanidad, por egoísmo; es decir, por falta de amor.

Hay responsabilidades muy graves en los gobiernos, en los estadistas, en algunas instituciones; pero hay también responsabilidad en cada una de las personas, y en los cristianos en particular. La pregunta: ¿y qué puedo hacer yo?, no deja de ser una simple escusa que nos acusa. Podemos hacer poco o mucho, y con frecuencia mucho más de lo que creemos. Pero nuestra despreocupación no nos permite pensar en el problema, de un modo práctico y eficaz, ni nos deja poner una recia voluntad en la responsabilidad. Y sobre todo, nuestra falta de generosidad (que se llama egoísmo) nos centra en nosotros mismos y los nuestros, sin pensar en que hay también otros hermanos en el mundo. No caigamos en la frase de Caín: ¿“Soy yo acaso guardián (responsable) de mi hermano?

                                                                                                          Félix González

4 Responses to “Muchas preguntas, y una sola respuesta”

  1. “A tantas y tan terribles preguntas solo hay una respuesta: por indiferencia ante los problemas de los demás, por falta de humanidad, por egoísmo; es decir, por falta de amor.”
    Es verdad, pero llamas respuesta a la causa. Lo que se dice respuesta, son los cambios que produzcan en nosotros estas evidencias en la medida que nos vayamos sintiendo concernidos.
    Hablar va a ser ruido; llorar, lúcida impotencia; saltar de lo individual a lo estructural atañe a los pocos que diseñan las estructuras y a los muchos que las mantenemos y normalmente nos paraliza.
    Yo comparto la idea de que, si echamos la vista atrás, y pasados unos años nuestras conductas siguen sin cambios, es que la Palabra viva no está siendo vida en nosotros.

  2. Susana eres un lince. No se te pasa una. Comprendo que lo que yo exponía eran más “causas” que “respuestas”. Pienso que sabiendo las causas es la única forma de poder dar respuesta, para no dar palos al agua. Ya sé que estás de acuerdo, pero acepto la corrección .

  3. hy
    thanks for sharing this blog

    plz visit 123 Movies

  4. Thanks for the best share and i loved it

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)