¿Continuismo?: medida savia en tiempos de crisis

ceeTras las elecciones de los cargos en la Conferencia Episcopal Española, he leído comentarios que califican el resultado como “continuismo”. Principalmente, me imagino, que se debe a la reelección, por tercera vez, del Cardenal Rouco Varela. Es muy posible que los obispos hayan tomado esa decisión debido a la situación del país, que no está, en estos momentos, para muchos cambios. Decía Santa Teresa, mujer sabia, además de santa, que: “en tiempos de desolación (de crisis) no hacer mudanza”. Es una medida prudente. No sé si es valiente, pero sí prudente. Nuestro país pasa por una situación, ya bastante duradera, de dificultad, de inestabilidad y de preocupación, fundamentalmente de carácter económico, pero que no deja de incidir, también, en otros aspectos: sociales, políticos…

Podemos, también, hablar de una situación delicada en el aspecto religioso;  las relaciones del episcopado con la vida religiosa (vida consagrada) , por ejemplo, no pasa por sus mejores momentos; la práctica cristiana se ha devaluado hasta extremos preocupantes; la vida sacramental, sobre todo el matrimonio, sufre las consecuencias de la poca estima, e, incluso, de la desestima. La iglesia está poco y mal valorada, según las encuestas serias; está en los últimos lugares de confianza y estima; la evangelización de varios sectores, como la juventud, hace tiempo que resulta bastante difícil; la investigación teológica está bajo sospecha. Y así podríamos seguir dando otros muchos ejemplos de relativismo y pérdida de su auténtico valor.

Esta perspectiva deja indiferentes a muchos, hace sufrir a otros, y causa impotencia a los agentes de pastoral y al episcopado. Con esto no afirmo que no haya voluntad de salir de esta otra crisis. Lo que falla es saber acertar con esa “nueva evangelización” aconsejada por los últimos Papas, y por nuestros obispos. Los nuevos métodos son vislumbrados teóricamente, pero no se saben llevar a la práctica. Por eso, la prudencia aconseja “no hacer mudanza”.

No obstante, yo creo que, como dice el refrán, “a grandes males, grandes remedios”.  Todos los fieles creyentes deberíamos responsabilizarnos en esta tarea de renovación, empezando por invocar y pedirle constantemente al Espíritu Santo, que nos ilumine a todos, especialmente a los que ostentan una mayor responsabilidad en el sostenimiento y gobierno de la iglesia. Y además de la oración (necesaria), pienso que hay que confiar más en el Espíritu, y ser capaces de correr ciertos riesgos a la hora de aplicar nuevas y más pastorales medidas. Confieso que no es fácil, y que no faltan buenas voluntades. Pero eso no soluciona todo. “A Dios rogando, y con el mazo dando”

La Iglesia universal ha pasado por situaciones y crisis mucho mayores, Para no remontarnos a los primeros siglos (siglos de herejías cristológicas, de incomprensiones), recordemos más recientemente el Renacimiento, la Reforma protestante, la Revolución francesa, el materialismo y la negación de Dios en el siglo XIX, la pérdida de las clases obreras, etc… No obstante, la iglesia, ha sabido salir adelante, confirmando las palabras de Jesús: “las fuerzas del infierno no prevalecerán contra ella”.

Pidamos a Dios que suscite personas capaces de llevar a cabo una gran reforma, valiente, lúcida y serena, que sea capaz de remover una situación de conservadurismo, una situación de cristiandad; y dé pie a nueva vitalidad en la iglesia; y cuando hablo de “iglesia”, me refiero a toda ella, los que tienen mayores responsabilidades y los más sencillos de sus fieles. Todos somos necesarios, y entre todos tenemos que poner el motor en marcha.

No estoy en contra de cierto continuismo, en algunas situaciones, incluso, necesario. Pero sí deseo que cambie la situación a favor de una vida cristiana que recobre la fuerza de la evangelización.

                                                                                                                      Félix González

5 Responses to “¿Continuismo?: medida savia en tiempos de crisis”

  1. Sí, esto es para todos.
    “Vosotros sois la sal de la tierra;…” (Mateo 5: 13)

  2. La actuación de la CEE es la misma que del Vaticano. Para ello sólo remitirse a la actuación contra el pere Mane, el fariseismo está en el mismo lugar en donde lo dejó Jesús.

  3. Sí, número pi, “el fariseísmo está en el mismo lugar en donde lo dejó Jesús”, superado y vencido en cada hombre que cree en el Cristo que quita el pecado del mundo y en cada persona que siente la coparticipación en el proceso de salvación.
    Todo monte se derrite en su presencia, y es la fe en Cristo la que los va rebajando.

  4. Amigo pe-pi-to: ¿No te parece que es un poco fuerte tu juicio? No es lo mismo equivocarse que actuar farisaicamente. Equivocarse es humano,aunque hay que tratar de acertar, y retractarse si uno es consciente de su equivocación. Pero ser farisaico (no fariseo) es diabólico. Yo quiero pensar que en muchas cosas se equivocan, no aciertan. De todos modos, respeto tu juicio. Un saludo.

  5. Susana: gracias por tus aportaciones, siempre profundas. Cortitas, pero sabrosas.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)