La unción de enfermos

Uncion1El sábado, día 21 de este mes de mayo, tuvimos en la parroquia la celebración del Sacramento de la “Unción de los Enfermos”. Fue una celebración comunitaria, dentro del contexto de la Eucaristía. Recibieron (o celebraron) el sacramento unas veinte personas. Unos bastante mayores, otros menos mayores, pero con alguna enfermedad importante. La mayoría llegaron por su propio pie, y a algún otro se le trajo en coche.

Fue una celebración sencilla y entrañable. Estuvieron acompañados por una buena parte de la comunidad parroquial, y especialmente, por los miembros que trabajan en la Pastoral de la Salud.

Me correspondió, por ser coordinar la Pastoral de la Salud en la parroquia, administrar el Sacramento, y pude apreciar visiblemente la emoción de todos los participantes, y la alegría que después manifestaron.

Este sacramento, casi ignorado por una gran multitud, y temido por no pocos, es de alguna manera, la cenicienta. Y considero que es una pena que sea así, ya que no es un sacramento para bien morir, sino para bien vivir el tiempo que Dios quiera aún concedernos en esa situación de ancianidad o de enfermedad importante. Se pide al Señor que nos conceda las fuerzas, tanto materiales como espirituales, que necesitamos para el último tramo de la vida, que suele ir acompañado de mayores dificultades.

Sabemos que este sacramento ha cambiado de nombre, porque ha cambiado, también, de imagen. No se recibe sólo cuando uno está en peligro de muerte, sino cuando los muchos años o la enfermedad nos acompañan. Pedimos al Señor por la salud del que lo recibe, si es su voluntad; o, al menos, que le dé fuerzas para seguir viviendo con alegría y esperanza. Es algo que el Señor pone a nuestro alcance para fortalecer nuestra fe, recibir su fuerza, y mostrarnos su amor. Incluso se aconseja recibirlo ante una operación, si tiene cierto peligro.

Permanece todavía, en gran parte, el miedo a recibir la Unción, por la mala fama que ha tenido de ser el anunciador de la muerte. Por eso muchos enfermos se niegan, o no manifiestan deseo de recibirlo; y por eso, también, son los familiares del enfermo son los que más se oponen, “para no asustar al enfermo”. Eso indica la gran desinformación de lo que es este sacramento.

Por otra parte, también contribuye a la poca estima del mismo, el hecho de que la fe va quedando en un segundo o tercer lugar en la vida de una buena parte de los cristianos. Cuando no se viven los demás sacramentos (Eucaristía, Perdón, etc…) es normal que tampoco se tenga estima por el de la Unción de los enfermos. Y la mayoría quedan privados de este consuelo y esta ayuda. En nuestra parroquia es muy poco frecuente que se pida la Unción. No deja de ser una “asignatura pendiente”.

Félix González

One Response to “La unción de enfermos”

  1. We ensure all write research paper online processes, our company meet a certain prescribed and strict criteria to ascertain none of the research paper writer services quality is compromised.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)