“Esas nubes que pasan”

nubes que pasanHace muchos años que tuve la oportunidad de leer una serie de historias sobre la vida de varios personajes, que viven en una ciudad imaginaria de la costa gallega; y que su autor, Camilo José Cela, tituló como “Esas nubes que pasan”. No voy a entrar en el análisis de la obra, bella y fuerte, como todas sus creaciones.  Pero me lo he recordado al ver pasar, desde el periscopio que es la ventana de mi habitación, por donde entra, durante el día, una hiriente claridad, y por la noche, toda la negrura del exterior.

En este momento, el firmamento está muy azul, pero cruzan, con frecuencia, unas nubes pequeñas y blancas, arrastradas o empujadas por un viento perezoso e imperceptible. Son también “Esas nubes que pasan”, que me han traído al recuerdo la obra del escritor gallego.

Estas nubes, las de mi cielo azul de San Fernando, nada tienen que ver con las de la costa gallega de Cela. A cada una le adjudico un nombre. Tal vez alguien piense que es una manera de perder el tiempo; pero pienso que el tiempo está para emplearlo en lo que a cada uno le apetezca. Es el tiempo gratuito de los ratos de descanso y de ocio, tan necesario para no llegar a estresarse entre tantas cosas serias (a veces aburridas) como hay que hacer a lo largo de los días.

Los nombres que voy poniendo, nada tienen que ver con los personajes de Cela, casi siempre trágicos o cómicos (aunque muy reales, a pesar de ser de ficción). Este juego me obliga a recordar personas queridas: familia (presentes o ya ausentes), amigos…y  hasta es posible que alguna de esas nubecillas lleve el nombre de alguno de mis lectores o lectoras. Según el tamaño y la forma le adjudico un nombre. Me quiero imaginar que responden a la manera de ser de cada uno. Posiblemente me equivoque, pero no pasa de ser un juego inocente que me distrae y relaja. Como estas nubecillas pasan lentas y despaciosas, me da tiempo a recordar no solo los rasgos de “mis personajes”, sino también alguna anécdota o acontecimiento compartido en otro tiempo. Es una manera, más o menos original (tal vez simplona) de hacer presentes a los seres queridos.

¿Por qué hago esta confesión, que posiblemente a nadie le interese? En primer lugar porque me lo cuento a mí mismo; hablar consigo mismo no es siempre signo de locura, sino un ejercicio saludable. Y hacerlo por escrito, es como recibir una carta que nunca escribiría. En segundo lugar, es un buen ejercicio de autodominio, al procurar que la imaginación no se desborde más allá de los límites que yo mismo me marco.

Y buscando una tercera razón, podría decir que el hecho de escribir (tan ordenadamente como me es posible) me apasiona y me enriquece.

Esas nubes que pasan, son como pinceladas que la brocha del viento va poniendo en el incomparable lienzo del firmamento. En este juego inocente, el viento y yo trabajamos al alimón: él pone la nube, y yo el personaje. Y entre tanto, la imaginación y la memoria van configurando un mapa de amables recuerdos, al contraluz de esa agua evaporada, que navega, ligera de carga y de equipaje.

                                                                                                   Félix González

2 Responses to ““Esas nubes que pasan””

  1. Acepto el estado espongiforme si el encuentro va a ser más alto.
    Por otra parte, sin la imaginación de Dios, no existíría nada. En nosotros es un rasgo heredado.

  2. Muy hermosas esas nubes.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)