“Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”

“Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”; eso es lo que decía la gente, en el colmo de su asombro, según nos cuenta Marcos (7,37). ¿Qué había pasado? Una vez más Jesús cura de sus deficiencias a un sordomudo. Es un signo claro de la acción de Dios, que, además de poder sacar de las piedras “hijos de Abrahán”, también puede abrir nuestros ojos y nuestros oídos.

Hoy día (supongo que como siempre) hay muchos sordos y muchos ciegos. Ciegos y sordos de conveniencia, o fruto de la ignorancia. Y cuando esto ocurre, somos capaces de oír y hablar lo que antes ni oíamos ni hablábamos. El Señor tiene una palabra mágica:effetá (ábrete). Es la invitación de Jesús a abrirnos a la voluntad de Dios, invitación a escuchar su Palabra; es la invitación a ver las necesidades de nuestros hermanos. Porque “ojos que no ven, corazón que no siente”, dice el refrán.

Que seamos capaces de oír, de escuchar, lo que Dios nos pide, y que seamos capaces de compadecernos de los hermanos necesitados, es el gran milagro de Dios; es el “effetá” de Dios, que ha sido escuchado por el hombre. Hay tantos lamentos que oír y tanta injusticia que ver, que necesitamos estar con los sentidos bien abiertos, si de verdad queremos percatarnos.

Cuando los discípulos de Juan Bautista van donde Jesús a preguntarle si es él a quien tenían que esperar. Jesús les contesta: “Id y decidle a Juan lo que habéis visto y oído: los  ciegos ven, los sordos oyen, los cojos andan… y los pobres son evangelizados”. Son los signos de que ha llegado con él  el Reinado de Dios. Jesús oye las demandas de los pobres, de los marginados, de los excluidos; Jesús ve las necesidades de las personas (“que están como ovejas sin pastor”), de las muchedumbres que tienen hambre (“dadles vosotros de comer”) Y aquellos cinco panes y dos peces, serán capaces de saciar el hambre de cinco mil hambrientos. Y todavía sobraría comida.

Hoy existen muchas clases de hambre; hoy hay pueblos arrojados del concierto universal porque no tienen voz ni voto en el mundo de los acomodados; y la voz del Señor se hace más insistente:”dadles vosotros de comer”.

Pero seguimos siendo sordos par oírlo, y mudos  para denunciarlo. Dice el refrán que ”en boca cerrada no entran moscas”. Y preferimos callar para seguir viviendo sin complicaciones mayores.

Dice el evangelio que a aquel sordomudo que le presentan a Jesús “al momento se le abrieron los oídos, se soltó la traba de la lengua, y hablaba sin dificultad”.

¿Cuántas veces necesitamos oír de los labios de Jesús la palabra “ábrete” (effetá), para empezar a dejar de ser unos disminuidos voluntarios, comodones, antisolidarios, egoístas…? Ojalá que llegue un día en que mucha gente, como en el evangelio, en el colmo del asombro, puedan proclamar de Jesús:”Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos”. 

                                                                                                        Félix González

 

154 Responses to ““Hace oír a los sordos y hablar a los mudos””

  1. Les trois b茅b茅s tigres Mila, Finja et Jegor jouent dans leur enceinte au zoo de Cologne, en Allemagne, le jeudi 8 Mars 2012. (AP Photo / dapd, Roberto Pfeil)

  2. Hello! Would you mind if I share your blog with my myspace group? There’s a lot of people that I think would really enjoy your content. Please let me know. Thank you

  3. Enjoyed every bit of your blog.Thanks Again. Awesome.

  4. Very informative blog post. Really Cool.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)