Domingo de la Santísima Trinidad

Dios Comunidad

El pasaje del Evangelio de hoy nos ofrece el único texto del Nuevo Testamento que presenta juntos los tres nombres:”Padre, Hijo y Espíritu santo” (Acercándose Jesús a los discípulos, les dijo: Id, y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, Mt. 28, 19)).

Con mucha frecuencia, en la liturgia, aparecen las tres divinas personas; sobre todo en la conclusión de las oraciones de la Eucaristía. Sin embargo, para la mayoría de los cristianos, como decíamos del Espíritu Santo, la Trinidad es el Dios desconocido, y es algo que está muy poco presente en sus vidas.

Recuerdo, sin embargo, que mi madre era una de esas excepciones que rezaba a la Stma. Trinidad. Cada mañana se levantaba temprano y, antes de nada, se dirigía a una imagen de la Trinidad que tenía cerca de la cocina y le rezaba durante un largo rato.

Los teólogos tratan de explicar, hasta donde pueden, en qué consiste, y cómo se puede explicar, que un solo Dios sean tres personas distintas. No obstante, cualquiera que lo intente se encontrará con el misterio inalcanzable de Dios. Es inútil tratar de entender los misterios de Dios; pero es necesario que acojamos en fe su realidad y su influencia.

Hablamos de Dios como Padre (Abba) y Creador. Hablamos del Hijo (Jesús) que vino al mundo, fue nuestro modelo, y nos redimió. Y hablamos del Espíritu Santo, dador de vida, impulsor de la Iglesia y de nuestra santificación. Unas veces nos dirigimos en la oración, a una de las personas, y otras veces a otras, según nuestra sensibilidad del momento.

Y no olvidemos que hemos sido bautizados e incorporados a la Iglesia, en el nombre de las tres Personas distintas. Y cada vez que hacemos la señal de la cruz, invocamos a la Trinidad. Lo que hace falta es que no sea un signo rutinario, sino que tengamos presentes las palabras que decimos:”en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Esa señal de la cruz, con la invocación de la Stma. Trinidad, se ha hecho corriente en la vida cristiana; todos los sacramentos y celebraciones litúrgicas empiezan con ella; nuestros mayores lo hacían al salir de casa, al pasar delante de una iglesia, y en otras ocasiones. Esta última costumbre se ha perdido en general, pero todavía se ve a personas (generalmente mayores) que  lo conservan.

Hoy es un día para agradecer a Dios, en sus tres Personas, lo que Dios hace constantemente por nosotros. Gracias al Padre por habernos creado, al Hijo por habernos redimido, al Espíritu Santo por ayudarnos en la santificación (para poder cumplir el mandato de Jesús: “sed santos”). Es la realización de aquella promesa:”Sabed que yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo”.

El cristiano que tiene que vivir su fe en comunidad, tiene un buen ejemplo en esa “Comunidad” que es Dios.

La Iglesia celebra, en esta fecha, el “Día pro Orantibus” (día de los religiosos y religiosas de clausura que tienen el encargo fundamental de orar por todo y todos). Damos gracias por nuestros hermanos y hermanas contemplativos, que día a día rezan por nosotros y se sacrifican por nosotros. Ser agradecidos es de bien nacidos.

                                                                                                    Félix González, ss.cc.

 

 

2 Responses to “Domingo de la Santísima Trinidad”

  1. […] En Corazones en REd: Dios Comunidad por P.Félix González, ss.cc Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta […]

  2. I would like to share with you a find to facilitate college or university studies – I always turn to essay help uk and they write essay and any other written work for me on time, without plagiarism. Written works of very high quality using real sources

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)