Jesús y la mujer

1007a

Jesús no era, ni por asomo, misógino. Trató a las mujeres con respeto, cercanía y cariño. Las incorporó a su misión, y fueron un gran apoyo durante su vida y después de su muerte.

                                                   ____________

“En aquel tiempo, Jesús comenzó a recorrer ciudades y poblados predicando la Buena Nueva del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que habían sido libradas de espíritus malignos y curadas de varias enfermedades. Entre ellas, iba María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, el administrador de Herodes; Susana y otras muchas, que ayudaban con sus propios bienes”. (Lc.8, 1-3)

En tiempos de Jesús, y en todo el entorno de su país, la mujer carecía totalmente de derechos. Era, prácticamente, posesión del hombre, que podía tratarla como un objeto de su propiedad. En aquel tiempo la mujer no tenía participación alguna en la vida pública. Y esto se manifestaba en una serie de costumbres, que resultaban en extremo duras y humillantes. Una mujer que conversara con todo el mundo de la calle, o que se pusiera a coser en la puerta de su casa, podía ser repudiada por el marido y, además, sin recibir el pago acordado en el contrato matrimonial.

Este machismo reinante, visto, entonces, con naturalidad, han querido algunos, atribuírselo, también, a Jesús. Pero se equivocan. No sé si había o no otras excepciones, pero Jesús era una de ellas claramente. Jesús, nunca fue machista, e incorporó a la mujer en su vida y en su obra (cosa mal vista por la sociedad de su tiempo). Jesús tenía un alto concepto de la mujer, hija de Dios, igualmente que el hombre. Las mujeres estuvieron muy presentes en la vida de Jesús. Y le fueron fieles hasta la muerte. Todo esto no quiere decir que Jesús tuviera fama de libertino o mujeriego. En los Evangelios no hay ni el más mínimo rastro de semejante cosa. A Jesús lo acusaron de muchas cosas: de blasfemo, de agitador político, de endemoniado, de ser un hereje samaritano, de estar perturbado y loco. Sin embargo, en ningún momento le echaron en cara que tuviera líos con mujeres.

Resultaba sencillamente impensable que un hombre se pusiera a hablar a solas con una mujer en el campo. Tenemos un ejemplo palpable en el pasaje de la Samaritana. Jesús la espera en el pozo. Habla y discute con ella, y lo hace en profundidad. Son precisamente los apóstoles los que se extrañan de verle hablando, a solas, con una mujer (ellos no estaban, todavía, tan liberados de las costumbres y tabús de su tiempo). Las escuelas eran exclusivamente para los chicos, y no para las jóvenes. Ni siquiera se   acostumbraba a enseñarles la Torá, o sea, la Ley del Señor. El rabino Eliezer solía decir: “Quien enseña la Torá a su hija, le enseña el libertinaje, porque hará mal uso de lo que ha aprendido”. Palabras tremendamente duras y ofensivas, pero que reflejan el “estatus” de la mujer en aquel tiempo y aquel lugar.

A propósito del tema, valdría la pena hacernos unas cuantas preguntas: ¿La Iglesia trata a la mujer de la misma forma que lo hizo Jesús? ¿En qué cosas la mujer es tratada de modo discriminatorio en el mundo y en la Iglesia? ¿Cuál sería la enseñanza de Jesús para la Iglesia actual? Como cristianos y cristianas, seguidores de Jesús de Nazaret, tendriamos que revisar nuestros planteamientos y emprender acciones hacia un trato igualitario.

                                                                                     Félix González

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)