Otra parábola del Evangelio

044

(Lc. 19,12-13. 15-26)

Las parábolas, en general, son fácilmente comprensibles, tanto su lenguaje como su enseñanza. Jesús era un maestro que dominaba el lenguaje y conocía bien a las gentes, a quienes solía ir destinada su enseñanza, gente sencilla, y seguramente analfabeta.

Sin embargo, hay ciertas cosas, que hoy día nos resultan más extrañas y menos fácilmente comprensibles. Es el caso de la parábola del hombre que al marcharse a un país lejano, encargó a sus criados su fortuna para que trabajasen con ella en su ausencia, y la acrecentaran. No la repartió de la misma forma, sino que a cada uno le dio una cantidad, según sus capacidades.

Todos trabajaron e hicieron fructificar la parte recibida, según lo que cada uno había recibido. Pero uno, no lo hizo, y guardó cuidadosamente lo que le había entregado, sin cumplir con el deseo de su amo. El amo se enfado mucho, a su vuelta, con este empleado, y le quitó lo que le había entregado para dárselo a los otros que habían trabajado bien. Y termina Jesús, diciendo:”Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene”.

Estas últimas palabras son, a veces, difíciles de comprender y fáciles de tergiversar. En ellas quiero, hoy, fijar mi atención.

Naturalmente la frase no es la más acertada, aunque lo que quiere decir, sí. Ya que “al que no tiene”, no se le puede quitar. Entonces cómo podríamos aclarar esta frase. Creo que podría ser así: “Al que tiene mucho, se le dará más; y al que tiene poco, se le quitará hasta ese poco”, que es lo que hizo el dueño de la parábola.

Pero vayamos al significado de la parábola. Dios ha repartido sus dones entre las personas. No todos tienen las mismas cualidades, las mismas capacidades. A cada uno se le exige, proporcionalmente, y nunca por encima de sus posibilidades, según los dones recibidos. Pero todos tenemos que poner a trabajar esos dones, esas cualidades.

Si una persona responde bien con sus dones al bien común, eso mismo le potencia para seguir trabajando; aumentan sus posibilidades. No es que “se le dé más”, sino que sus capacidades crecen al ejercitarlas.

Sin embargo, si una persona no responde con sus dones, poniéndolos al servicio de los demás, esas capacidades se quedan obsoletas por no ejercitarlas, y en consecuencia no producen ningún bien, que equivale a que quedan inactivos los dones recibidos, y, por tanto, como si no existieran, como si se los quitaran. Aunque es él mismo quien los pierde por anquilosamiento moral y falta de compromiso, De ahí la necesidad de poner a trabajar todo lo que se ha recibido de Dios (o según algunos: de la naturaleza). Porque “lo que se ha recibido gratis, ha de darse gratis”.

Félix González

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)