¡Feliz Navidad! (…y suerte)

Desahucios NO Belen

Permítanme unos versos navideños de cosecha propia para ir cerrando el año con mis mejores deseos y la convicción de que la luz que nos viene nos seguirá encendiendo en una santa indignación profética que convoque a la esperanza. Disfruten de estos días, que lo merecen, y no permitan que nadie les arrebate su sentido profundo de revolución, paz y alegría. Es la hora.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

llevar esperanza al que no la tiene.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

creer en imposibles, atreverse a soñar

a pesar del mundo.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

trabajar hasta las últimas consecuencias

por otro mundo posible.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

estar alegre, reír a pesar de las nubes negras

(ya que “si hay tormenta, habrá arcoiris”).

 

Feliz Navidad, si Navidad es

luchar con las armas de la Paz,

por la Paz, para la Paz.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

descubrir que el secreto de todo,

la gran solución,

reside en los niños.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

caminar hacia delante, desechar

rutas antiguas, atreverse a lo nuevo.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

ser sincero con uno mismo y amar

también tus errores. Todos tus errores.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

sumarte al grupo de los incomprendidos,

sonreír cuando la gente piense que estás loco

o que ya no tienes edad para hacer determinadas cosas.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

descubrir valores más importantes

que los que se cotizan en bolsa, y

apostar por ellos.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

cambiar el mundo desde los empobrecidos,

no por ellos ni para ellos,

sino con ellos. A su lado.

 

Feliz Navidad, si Navidad es

Amar. Así, sin más, sin excusas,

sin motivos, sin intereses, sin chantajes,

sin intercambios. Amar. A todos.

 

Si Navidad es todo esto,

Feliz Navidad.

Y suerte.

 

Si no,

disfruta consumiendo,

los días son propicios.

‘Santa María de los Indignados’ llega a Madrid. Un canto a la denuncia y a la esperanza.

1376509_591416994247889_1772630463_n

Este sábado 16 llega a Madrid el proyecto artístico-profético-musical ‘Santa María de los Indignados‘, del que ya se hicieron eco hace algunos meses las páginas de ’21’. El doble disco, que reúne a más de veinte artistas cristianos de base, tiene intención de girar allá por donde se le llame y es por ello que este fin de semana hará una parada en este Madrid dominado por la basura. Quizá con la intención de traer algo de luz a toda esta “rubbish“. La ocasión se presenta, cuando menos, interesante.

Es la primera vez que artistas cristianos de la talla de Luis Guitarra, Kairoi, Brotes de Olivo, Nico Montero, Siro López o Álvaro Fraile se unen en un proyecto común. Todo un lujo que ha conseguido Assisi Producciones, motivadora e impulsora del proyecto. Todos estos artistas colaboran, de manera gratuita (nadie ha cobrado un duro por participar), con un mismo objetivo: llevar la voz de la indignación ciudadana a nuestro ámbito para buscar en ella luces de lucha y esperanza. Todo lo que se saque del proyecto (el precio es libre) irá a parar al fondo de solidaridad internacional de la HOAC.

Por si todo esto fuera poco, y para terminar de revestir el proyecto de coherencia, el doble disco cuenta con la colaboración especial, a modo de capitán de honor, de Pere Casaldáliga, el cual ofrece dos poemas. Todo un lujo. Una reunión maravillosa que comenzó al margen y que hoy está de plena actualidad gracias al mensaje del papa Francisco. Si estás por Madrid y no te lo quieres perder, aunque las plazas están muy limitadas, la cosa será este sábado 16 a las 19:00 h. en la Asociación de Vecinos de Orcasitas. ¡Va a merecer la pena!

¡Ah! Y, por motivos aún no explicados, en el disco salgo yo.

Los 10 ¡zas, en toda la boca! del Papa Francisco al autor de este blog.

0_8502

Ayer lunes me publicaron unas declaraciones en Interviú hablando del Papa Francisco. Ahí es nada. Aunque para decepción de muchos esto no supuso que me hicieran chica de portada, ciertamente es un hito histórico, un “supera tú eso“, algo que añadir a la lista de hazañas realizadas junto a “correr la maratón de Madrid horas después de una despedida de soltera” o “cantar el mítico chotis de Agustín Lara en el karaoke más turbio de Managua entre tema y tema de reggaeton”. Quizá a alguno pudiera no parecerle para tanto pero, sea como sea, a mí me ha servido para actualizar esta bitácora indignada que tenía muerta de risa desde hace algunos meses.

Sin duda este 2013 no está siendo el año más vibrante de ‘Cristianxs Indignadxs’, por lo que desde ya mismo pido disculpas a todos los seguidores del blog. Todo tiene una explicación y, en este caso, el motivo es profundo. Cuando nace este sencillo apartado dentro de la propuesta de la revista 21 lo hace con una intención clara: procurar ser la voz de los colectivos cristianos que luchan por un mundo más justo, el reflejo de la voz tantas veces silenciada, cuando no condenada, por la jerarquía, un espacio liberador en el que los cristianos y las cristianas pudieran decir en alto lo que su Iglesia-estructura tantas veces callaba. Ser, a fin de cuentas, lo más fieles posibles a la libertad profética del Evangelio. El blog nace porque se ve la necesidad de que lo haga, la necesidad de que lxs cristianxs se declaren indignadxs al ritmo que toda la sociedad lo hacía. El blog nace, por tanto, al margen. Una propuesta que, por revolucionaria, no encaja en los esquemas oficiales, mucho menos dentro de lo que se entiende como información religiosa.

En esto, coge Benedicto y dimite, convocan al cónclave y sale a la Plaza de San Pedro un tipo que dice que se quiere llamar Francisco como el poverello de Asís y que, por favor, le bendiga el pueblo para poder darles él la bendición. El resto ya se lo saben. Gestos rompedores, palabras directas a la llaga, El País hablando bien de la Iglesia y De La Cigoña cada vez más enterrado en su nido del campanario aplastado por la convocatoria de cuervos negros, entre otras muchas sorpresas y sonrisas. De pronto, lo que hace menos de un año era imposible, se convierte en el discurso oficial. De pronto este ‘Cristianxs Indignadxs’ se convierte en oficialista. Y, claro, uno no sabe ubicarse en ese espectro y se descoloca. Nunca me había pasado lo de ser oficialista y no sé cómo se hace.

En la entrevista que me hicieron para Interviú citaba un artículo que publiqué en enero de este año: ‘Las 10 noticias sobre Benedicto XVI y el Vaticano que NO leerá en 2013‘. En ese artículo, con una cierta ironía que fue criticada, daba diez falsos titulares acerca de los pasos que daría la Iglesia este año desde la perspectiva de lo que yo desearía que pasase, el camino que soñaba para una Iglesia auténtica, alejada del boato vaticano y cercana a la radicalidad del Evangelio de los empobrecidos. Cuando escribo ese artículo lo hago porque veo imposibles todos y cada uno de los diez puntos que analizo. Lo hago como una denuncia desde la construcción de lo que sería lo ideal, pero viendo claramente que cualquiera de esos puntos era impensable al menos en los próximos 25 o 50 años. En esto que llega, como digo, el que ya es llamado “Papaflauta” y, con una sonrisa y de manera asombrosamente natural, le da la vuelta a la tortilla.

Aunque sería fácil caer en la tentación de asumir que el artículo que redacté resultó ser un artículo profético, prefiero pensar por humildad y como aprendizaje que realmente ha sido un ¡zas, en toda la boca! en toda regla que he recibido de un Papa que, ya ves tú, me hizo sentirme convocado a una vigilia de ayuno y oración por la paz o me puso a llorar como un niño al leer sus palabras dedicadas a los parados de Cerdeña. Con lo que yo he sido… Total que, como gesto de reconocimiento sincero, aquí van en exclusiva para todxs lxs seguidorxs de Cristianxs Indignadxs ‘Los 10 ¡zas, en toda la boca! del Papa Francisco al autor de este blog’. Pongo primero lo que escribí en aquel artículo y, en rojo, al lado de cada punto, mi reflexión de hoy:

  1. Aprovechando una nueva faraónica Jornada Mundial de la Juventud, y viendo que esta se celebrará en Brasil, Benedicto XVI aprovechará para solicitar la coordinación de la misma a Leonardo Boff y Pedro Casaldáliga, abrazando así a la condenada Teología de la Liberación y abriendo los ojos de miles de jóvenes a los problemas reales del mundo y nuestra radical opción cristiana con ellos desde los empobrecidos. La primera, en la frente. Muy cerca estuvieron de encontrarse en Brasil Francisco y  Boff, el cual no para de reconocer en sus redes sociales que por fin ha llegado un Papa que entiende las necesidades de su pueblo. Aparte de esto, resulta fundamental el encuentro que tuvo en Roma con Gustavo Gutiérrez, padre de la Teología de la Liberación, y los distintos artículos que sobre esta han ido apareciendo en el Osservatore Romano, algo impensable hace apenas un año.
  2. En su más que probable visita a otros países de América Latina, el pontífice reforzará en su cabeza una idea: igual que su predecesor fue conocido hasta la saciedad por ser “el Papa que acabó con el comunismo”, él será el Papa que definitivamente y de una vez por todas acabe con el capitalismo, causante del genocidio diario del 80% del planeta. …Y tanto que por sus viajes a otros países de América Latina, ¡como que es de ahí! Y se le nota. El obispo que coordinó el Documento de Aparecida no hace más que lanzar mensajes duros contra la idolatría al dios dinero y contra la falta de dignidad de un sistema que niega el trabajo a los jóvenes y deja solos a los ancianos.
  3. En esa línea, tras el Año de la Fe, Benedicto XVI convocará un año de la Justicia, un año de la Solidaridad y un año de la Pobreza, en un giro inesperado a la figura de San Francisco de Asís, primer teórico del decrecimiento y de la defensa de los recursos naturales. Tócate un pie. “En un giro inesperado a la figura de San Francisco de Asís”. Más claro, agua. Más definitorio de su estilo y su carisma, imposible. El primer Papa en la historia que toma el nombre del de Asís (y que parece que quiere hacerlo con la coherencia, la radicalidad y la naturalidad de este). 
  4. Estará previsto que, en coherencia de toda esta planificación novedosa, el Vaticano dejé por fin de ser un Estado, abandonando así la iglesia sus reprochables relaciones con el poder y proclamando una autogestión desligada de intereses nacionales e incluso partidistas. En una vuelta radical (de raíz) al mensaje evangélico, no se aceptará ninguna clase de privilegio que no se ofrezca a las capas más desfavorecidas del planeta. Aquí aún nos quedan muchos gestos por ver, es cierto. Pero el hecho de que haya despedido al director del Banco Vaticano, que haya creado una comisión de investigación extravaticana para este, que se hayan publicado sus cuentas por primera vez en la historia y que haya creado un grupo de reforma de la curia para que esta deje de ser, en sus palabras, “vaticanocentrista” ya es un primer paso importante para llevar sólo seis meses.
  5. Para el mes de junio, el Vaticano acogerá un encuentro mundial para concienciar sobre el derecho a la vida. En el mismo se tratarán temas como  la muerte de 35.000 niños al día en el mundo a causa del hambre que genera el sistema, la violencia generada por las empresas de armas financiadas por los grandes bancos, la falta de ética y escrúpulos de las farmacéuticas en el negocio de las enfermedades del Tercer Mundo y otros grandes temas de máxima urgencia y prioridad para los cristianos. No se descarta que el encuentro termine en una numerosa manifestación. Sí, este Papa defiende la vida (¡cómo no!), pero lo hace saliéndose de los encorsetamientos de los que creían que esto era sota (matrimonio homosexual), caballo (anticonceptivos) y rey (aborto). Habla del ataque a la vida que supone el sistema de pecado estructural en el que vivimos y, para ello, se va a la isla de Lampedusa en su primer viaje oficial, isla hoy trágicamente de actualidad por la “vergüenza” de Europa. Defiende también la vida desde el trabajo, como hizo en Cerdeña, acompañado de una gran manifestación de parados, trabajadores y sindicalistas que cerraron la marcha con las palabras del pontífice.
  6. De las reflexiones del encuentro, e inspirados por la inusual familia de Nazareth, se desechará de una vez por todas ese término tan engañoso, que tanto daño está haciendo y que tan flaco favor le hace al amor y a aquellos que quieren amarse que es la publicitada “familia tradicional”. El Vaticano pondrá el amor por encima de cualquier otro argumento (incluyendo los más animalistas, como los relacionados con la reproducción) para poder celebrar una boda. Allá donde haya amor, habrá matrimonio. Y sale el Papa y dice, ante todos los medios presentes en aquel avión, “¿quién soy yo para juzgar a una persona gay?”. ¡Cómo que quién es él!, se dirán muchos, ¡es el Papa!.
  7. Para terminar de desterrar las grandes marginaciones mantenidas por la iglesia a lo largo de los siglos, es más que probable que en este año que inauguramos Benedicto XVI escriba una potente encíclica sobre la relevancia absoluta de la mujer dentro de la iglesia y en la vida y mensaje de Jesús de Nazareth. Como consecuencia directa de esto, las mujeres podrán acceder al sacerdocio, llenando las iglesias de vida nueva, casi reverdecida. Aquí, aunque desafortunadamente ya ha dejado claro que este asunto lo dejó bien atado el amigo Juan Pablo II, se están haciendo tales avances que ya algunos hacen cábalas acerca de que la mujer pueda acceder a ser cardenal (lo que le abriría el camino para ser Papisa). Francisco ha dejado muy claro que la mujer en la Iglesia no puede ser un adorno y que tiene que acceder a los puestos de decisión y poder. A ver en qué queda la cosa…
  8. En la línea de los encuentros mundiales, Benedicto XVI, saliéndose de todo protocolo, tiene previsto uno específico con plataformas de afectados por la crisis mundial, en el que buscarán soluciones conjuntas y apoyos a los problemas más urgentes que plantea la situación actual. Sorprendetemente, en todos los viajes que está haciendo, se está reuniendo primero con todos los movimientos sociales y plataformas para escucharles y conocer sus necesidades. En muchos casos, tras estos encuentros, rompe los discursos que traía preparados e improvisa palabras basadas en lo que han hablado.
  9. Como muestra de buena voluntad, es más que probable que desde el Vaticano se envíe una nota a todas las diócesis del mundo en la que se invite a utilizar tantos seminarios vacíos como casas de acogida para las familias desahuciadas por el sistema hipotecario criminal. Será una muestra clara del histórico apoyo de la iglesia a la familia. ¡Toma ya! Me empiezo a plantear que debería ir a casas de apuestas o algo de eso para ganarme la vida. ¿Quién iba a decir hace un año que un Papa iba a pedir esto a todos los conventos vacíos afirmando que no pertenecen al clero sino al cuerpo de Cristo que son los empobrecidos?
  10. Para el mes de octubre está prevista una ceremonia en la que puede conseguirse un récord de canonizaciones alcanzando la cifra de 802 nuevos santos. En un gesto ejemplar e histórico, Benedicto XVI aumentará ese número a uno más subiendo a los altares a San Óscar Romero de las Américas, abriendo así el camino a la santidad oficial a tantos mártires latinoamericanos de los empobrecidos. No es descartable que, en un gesto inusual y necesario, declare santo súbito en vida al mencionado al principio de este artículo Pedro Casaldáliga. Por su ejemplo de vida, de iglesia y de profecía. Y aquí, el más difícil todavía. Cuando escribí este artículo quise poner este décimo punto como guinda de un pastel imposible. La canonización de Romero… Algo del todo impensable. Un acto de justicia para un personaje, para un santo, al que se le dio la espalda y se la abandonó facilitando su martirio de manos de lo que querían machacar al pueblo. No pasaron ni dos meses desde que Francisco desbloqueó esta causa de beatificación. Y, claro, el autor de este blog, tan tocado por la realidad centroamericana, venga a llorar…

Una joven en lucha de 95 años.

Decía Picasso que hay cumplir muchos años de vida para llegar a ser joven. Quizá 95 añazos sean más que suficientes para constatar la renovada, persistente y constante juventud de la revista 21. Una juventud que amenaza con quedarse para seguir llevando la voz de lxs cristianxs del siglo XXI, voz que sabe a justicia, a solidaridad y a fraternidad revolucionaria, a cualquier rincón del planeta. El resto de mis compañeros blogueros de este portal de encuentro maravilloso han abundado, con gran acierto y sobrados argumentos, acerca de lo difícil que es que hoy en día una revista impresa cumpla esa edad apoyándose casi exclusivamente en sus suscriptores. Son pocos los medios centenarios o casi centenarios en nuestro país. Podéis encontrar también en los otros blogs y noticias la cantidad de premios, reportajes, historias y, sobre todo, vida que la revista 21 lleva a sus espaldas. Os recomiendo encarecidamente que les echéis un vistazo para congratularos por un mensaje que ha sabido sobrevivir y hacerse más fuerte a través de las décadas. Merece la pena.

Este bloguero, tras un parón de algunos meses que deja atrás una entrada tal vez profética sobre el destino del ya ex-Papa Benedicto XVI, retoma estas letras con nuevas fuerzas motivadas por el cumpleaños que hoy, 9 de mayo, celebramos y dedica esta entrada a felicitar tanto a la revista como a Mª Ángeles y Silvia, verdadero espíritu y motor de la publicación. Qué mejor momento para hacerlo que esta celebración y el inicio de la nueva semana de lucha y conmemoración reivindicativa del 15-M. Lo hago, de manera sencilla, con un poema que escribí hace unos meses para un proyecto vecino (del que ya les hablaré) y que señala el tiempo nuevo que se está empezando a abrir. Entre otras cosas, gracias a publicaciones vocacionales y comprometidas como la revista 21. ¡Muy muy feliz cumpleaños!

ALABANZA DE LAS PIEDRAS

Resuena el eco en el agua,

en las plantas,

en las cumbres de las montañas,

un susurro que se derrama

por troncos de árboles,

gotea hasta las raíces,

rompe surcos de luz y barro

en la tierra mojada.

Es la Vida que redactó las profecías

con caligrafía de viento.

Es el tiempo mismo de la profecía.

Es el amor.

 

Recorre la Tierra un rumor

de fuego,

una liturgia de valle nevado,

el estruendo mudo del mar

dejando su huella en la hierba.

Ya llega.

Es la hora.

Es esta hora.

 

Un pájaro levanta el vuelo

entre las hojas secas del otoño,

se eleva,

deja atrás el frío, el hielo.

Deja atrás la rama.

 

El estruendo, el susurro,

el rumor, el eco,

llega en ondas a través del suelo,

hace temblar las piedras.

Las piedras chocan.

Las piedras pueden cantar.

Las piedras bailan y se mueven,

lo mueven todo.

Son cientos, miles, son una muchedumbre

de piedras

chocando y rebotando

alrededor del mundo.

Ya nada se puede parar.

Es la hora.

Es esta hora.

 

Está en el aire, está en las

distancias y los alientos,

es el cosmos de nuestra parte,

es el Sol, es la Luna.

Una fuerza liberadora

que nos convoca.

Es la liberación.

Es la liberación.

 

Las paredes gritan buenas noticias,

destilan fraternidad

como un canto revolucionario

entonado al unísono por los

engendrados

de un útero en forma de cruz.

 

Son los empobrecidos, que se levantan,

son los olvidados, que recuperan su voz,

los que nunca nadie nada

dispuestos a protagonizar

la Historia.

Amanece.

No hay vuelta atrás.

Es el cambio que viene

y no hay mayor denuncia

que comunicar la esperanza.

 

Es la hora.

Es esta hora.

 

Una constelación de descalzos

marca el sendero:

son los hijos del hambre

que creyeron en la promesa.

Ha llegado el tiempo de la liberación.

El tiempo de todas las profecías.

Jamás la luz se vistió de negro.

Jamás hubo camino sin indignación.

No hay mayor enemigo del amor

que el miedo.

No existe mayor subversión que el amor.

Las 10 noticias sobre Benedicto XVI y el Vaticano que NO leerá en 2013.

Papa Benedicto XVI

Benedicto XVI en ropa de estar por casa (el Vaticano).

La semana pasada me crucé con un curioso artículo de ‘Religión en libertad’ titulado ‘Las 10 noticias sobre Benedicto XVI y el Vaticano que leerá en 2013‘. Aparte de llamarme la atención, desde lo profundo de mi vocación periodística, el uso que se hacía del termino noticia, no pudo dejarme indiferente el contenido que se expresaba en esos párrafos. De manera objetiva, casi como una descripción general, se repasaban los grandes actos que el Papa tiene previsto para el año que acabamos de inaugurar. La mayor parte de ellos destilan ese estilo de iglesia cada vez más envejecida y más ajena a la realidad que le rodea, enrocada en posturas y luchas que cada vez recuerdan menos al proyecto revolucionario del Reinado. Ni una línea para hablar de los empobrecidos en un mundo que se va al garete. Lo que pretendía ser una muestra de la actividad del cuarto pontífice más anciano de la historia, se torna a los ojos de muchos en una nueva decepción, en un nuevo sentimiento de rechazo a una forma de hacer las cosas en la iglesia que por desgracia prevalece sobre otras. Es por eso que para inaugurar el año en esta bitácora de ‘Cristianxs indignadxs’ quiero hacer referencia a ‘Las 10 noticias sobre Benedicto XVI y el Vaticano que NO leerá en 2013’, no sea más que por convocar a la esperanza.

  1. Aprovechando una nueva faraónica Jornada Mundial de la Juventud, y viendo que esta se celebrará en Brasil, Benedicto XVI aprovechará para solicitar la coordinación de la misma a Leonardo Boff y Pedro Casaldáliga, abrazando así a la condenada Teología de la Liberación y abriendo los ojos de miles de jóvenes a los problemas reales del mundo y nuestra radical opción cristiana con ellos desde los empobrecidos.
  2. En su más que probable visita a otros países de América Latina, el pontífice reforzará en su cabeza una idea: igual que su predecesor fue conocido hasta la saciedad por ser “el Papa que acabó con el comunismo”, él será el Papa que definitivamente y de una vez por todas acabe con el capitalismo, causante del genocidio diario del 80% del planeta.
  3. En esa línea, tras el Año de la Fe, Benedicto XVI convocará un año de la Justicia, un año de la Solidaridad y un año de la Pobreza, en un giro inesperado a la figura de San Francisco de Asís, primer teórico del decrecimiento y de la defensa de los recursos naturales.
  4. Estará previsto que, en coherencia de toda esta planificación novedosa, el Vaticano dejé por fin de ser un Estado, abandonando así la iglesia sus reprochables relaciones con el poder y proclamando una autogestión desligada de intereses nacionales e incluso partidistas. En una vuelta radical (de raíz) al mensaje evangélico, no se aceptará ninguna clase de privilegio que no se ofrezca a las capas más desfavorecidas del planeta.
  5. Para el mes de junio, el Vaticano acogerá un encuentro mundial para concienciar sobre el derecho a la vida. En el mismo se tratarán temas como  la muerte de 35.000 niños al día en el mundo a causa del hambre que genera el sistema, la violencia generada por las empresas de armas financiadas por los grandes bancos, la falta de ética y escrúpulos de las farmacéuticas en el negocio de las enfermedades del Tercer Mundo y otros grandes temas de máxima urgencia y prioridad para los cristianos. No se descarta que el encuentro termine en una numerosa manifestación.
  6. De las reflexiones del encuentro, e inspirados por la inusual familia de Nazareth, se desechará de una vez por todas ese término tan engañoso, que tanto daño está haciendo y que tan flaco favor le hace al amor y a aquellos que quieren amarse que es la publicitada “familia tradicional”. El Vaticano pondrá el amor por encima de cualquier otro argumento (incluyendo los más animalistas, como los relacionados con la reproducción) para poder celebrar una boda. Allá donde haya amor, habrá matrimonio.
  7. Para terminar de desterrar las grandes marginaciones mantenidas por la iglesia a lo largo de los siglos, es más que probable que en este año que inauguramos Benedicto XVI escriba una potente encíclica sobre la relevancia absoluta de la mujer dentro de la iglesia y en la vida y mensaje de Jesús de Nazareth. Como consecuencia directa de esto, las mujeres podrán acceder al sacerdocio, llenando las iglesias de vida nueva, casi reverdecida.
  8. En la línea de los encuentros mundiales, Benedicto XVI, saliéndose de todo protocolo, tiene previsto uno específico con plataformas de afectados por la crisis mundial, en el que buscarán soluciones conjuntas y apoyos a los problemas más urgentes que plantea la situación actual.
  9. Como muestra de buena voluntad, es más que probable que desde el Vaticano se envíe una nota a todas las diócesis del mundo en la que se invite a utilizar tantos seminarios vacíos como casas de acogida para las familias desahuciadas por el sistema hipotecario criminal. Será una muestra clara del histórico apoyo de la iglesia a la familia.
  10. Para el mes de octubre está prevista una ceremonia en la que puede conseguirse un récord de canonizaciones alcanzando la cifra de 802 nuevos santos. En un gesto ejemplar e histórico, Benedicto XVI aumentará ese número a uno más subiendo a los altares a San Óscar Romero de las Américas, abriendo así el camino a la santidad oficial a tantos mártires latinoamericanos de los empobrecidos. No es descartable que, en un gesto inusual y necesario, declare santo súbito en vida al mencionado al principio de este artículo Pedro Casaldáliga. Por su ejemplo de vida, de iglesia y de profecía.

Amén.

Belén Indignado II: El belén viviente.

 IMAG2038

¡Ya casi llega! ¡Quedan poquitas horas para la Navidad y apenas hemos montado este belén que comenzamos hace cuatro semanas con el Adviento! La cosa urge ya que hay unas cuantas figuritas básicas que ubicar dentro de nuestro nacimiento. Aunque sea casi en titulares, vamos a terminar lo comenzado no sea que se nos quede el portal vacío. Comenzamos:

*El buey y la mula: Los grandes desahuciados de esta Navidad. El belén, una tradición inaugurada por ese amante absoluto de la naturaleza y los animales que fue San Francisco de Asís, se ha visto desprovisto este año, por obra y gracias del libro papal y de las medios de desinformación ávidos de crítica fácil,  de los dos animales que la tradición puso para dar calor al niño y rodearle en un plano de horizontalidad absoluta con todo lo creado. Aquí, algunas imágenes de los susodichos:

 29563_391386690936610_776835807_n

66781_285269468242723_512423859_n

*Los pastores: Sencillos y con los ojos abiertos, trabajadores y despiertos, sin muchas más pretensiones que disfrutar de lo que la vida regala, son los primeros que se acercan a cantar a ese Sol que nace para poner luz en las tinieblas y en las sombras de la muerte. Dejo aquí el enlace a una canción de uno de los grandes pastores cantores que tenemos hoy en día, uno con un rebaño formado por ovejas perdidas que acaba de estrenar un disco trabajado con un cariño grande. Él es Álvaro Fraile (que no se les despiste el nombre) y la canción, cantada junto con Migueli, pertenece al citado disco ‘Sol.Fe.Ando’. Hablaremos más de él. Ahí va:

*El ángel: Anuncia a todos los que quieren escuchar buenas noticias y les advierte de dónde mirar si quieren encontrar la realidad de un Dios que no es otra cosa que un niño pequeño ni tiene más liturgias que una cuna de pajas y un pesebre sencillo. El ángel de nuestro belén indignado, como no podía ser de otra manera, es la Revista 21 que acoge este blog y que tantos anuncios y denuncias hace de ese reinado social que cada día está más cerca, seguro.

 18883_465867606783510_1119378200_n

*La estrella: Hace dos mil años guió los pasos de aquellos que querían acercarse hasta la cuna de la justicia, la paz y el amor y hoy sigue haciéndolo desde otro formato. Hoy la estrella tiene forma de sol, en concreto de la Puerta del Sol, y muchos la hemos bautizado como 15-M. Sigue orientando nuestros pasos por el camino de la justicia y de ese otro mundo posible y necesario que nace.

 sol

*Los Reyes Magos: Este año igual no llegan a sus casas. No quiero asustarles. No se trata de que hayan sido malos (me consta que todas las personas que leen este blog se han portado muy muy bien este año). Se trata de que están encerrados. Esto, que podría parecer una campaña de denuncia, es completamente verídico. La persona que hizo de Baltasar el año pasado en la cabalgata popular de Carabanchel está encerrado en el infame CIE de Aluche. Junto a él, otros tres compañeros marroquíes serán deportados antes del 31 de diciembre tras sufrir toda la clase de malos tratos que se viven en estos deplorables guantánamos españoles. A lo mejor antes de escribirles la carta nos merece la pena luchar por sacarles de su encierro.

 

*San José: Acogió, ni más ni menos, que al hijo de Dios. Tuvo por ello que huir de su país, soportar las miradas de otros cargadas de sospechas e inquina e ir profundizando en todo el misterio profundo que supone el acompañamiento de otros. Hoy los San Josés de nuestro país siguen estando bajo sospecha. Desde este mes, en el nuevo código penal, están juzgadas todas las personas que acojan o auxilien a inmigrantes sin papeles. Te pueden caer hasta dos años de cárcel por dar de comer en tu casa a alguien que venga de fuera. Así está la cosa con el indignante código Gallardón. Y así está la lucha por la hospitalidad movida desde aquellos que siempre han estado al lado de los más necesitados. No dejen de firmar, nos va mucho en ello.

vKAFLlfhFJVmpMB-556x313-noPad

*María: No la dulcísima, no la reina de reinas, no la impoluta e inmaculada, sino la del Magnificat, la campesina de Nazaret, la mujer real que tuvo el valor de asumir un protagonismo humilde en un mundo de hombres. La misma María que este proyecto tan majo de Santa María de los Indignados pretende rescatar con un pedazo de disco cargado de voces y artistas conocidos y comprometidos que se presentará el año que viene para acompañar la lucha. Avanzaremos informaciones según se vayan acercando las fechas. No le quiten ojo.

Y ahora sí, con nuestro belén indignado montado, podemos prepararnos para recibir a la luz de esperanza que nos llega en unas poquitas horas. Para demostrarnos que se puede, que merece la pena tirar adelante y que, a pesar de todas las sombras, siempre sale el Sol.

¡Feliz Navidad!

 481547_525300607493618_734166741_n

 

ATENCIÓN: Blog actualizado con sus correspondientes imágenes. ¡Disculpen las molestias!

Belén Indignado I: el Portal.

Ayer inauguramos un nuevo Adviento, un tiempo que quiere hablar de Esperanza y de la necesidad de preparar activamente los caminos que nos lleven a la justicia y al amor esperados durante tanto tiempo. Un tiempo que sabe a la contundente denuncia profética de Juan y a la María que dice “sí” al Dios el cual “a los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió vacíos”. Es tiempo para prepararnos a recibir a lo más grande encarnado en lo más sencillo y es tiempo asimismo para buscar eso tan grande en los sencillos (personas, gestos) que tenemos cerca.

Estas fechas a mí también me saben a la llamada telefónica de mi madre para montar juntos, en familia, el Belén: ir a coger algo de musgo al parque, preparar el paisaje nuevo cada año, discutir sobre si había nieve o no en la Palestina de hace dos mil años, seleccionar las figuras (mi hermano coloca una cabra en sitios insospechados, yo coloco un pastor meando en el castillo de Herodes, mis padres a los reyes magos caminando cada día hacia el portal…), etcétera. Es por esto que se me ha ocurrido que, para echar una mano en la reflexión de este Adviento, tal vez para echármela a mí mismo, intentaré a lo largo de estas cuatro semanas montar un Belén especial. Va a ser un Belén Indignado, con sus correspondientes protagonistas. Como las noticias que llegan de la Belén real y sus alrededores, con sus bombardeos feroces sobre el pueblo palestino, indignan hasta la lágrima, parece que la cosa procede.

Hoy empezamos con el Portal, que no es poca cosa. Un Portal que existe porque no queda sitio en ninguna posada o porque, habiéndolo, no quieren dejar pasar a la pareja de Nazaret. Un Portal que hoy es el puente, la calle, el banco, que acoge a las familias desahuciadas en el país de los tres millones de viviendas vacías. Es el símbolo de la insolidaridad por un lado y el faro que ilumina nuestra realidad de hoy por otro. Nacer en un portal es una afrenta, algo que debería avergonzarnos, y sin embargo fue así. Lo más grande naciendo en lo más pequeño. Aparte de para hacer profundas teologías o para hacer más pintoresca y costumbrista nuestra representación casera del nacimiento de Jesús, el portal de Belén marca la primera gran realidad, tal vez la primera denuncia en clave de Esperanza, de la Navidad. Si queremos buscar a Dios en este tiempo de Adviento, busquémoslo en los desahuciados. Si queremos acoger a Dios, cantarle, llevarle nuestros presentes, acompañarle, hagámoslo desde los desahuciados. Dios va a estar ahí más que en muchos otros sitios. Urge hacerlo antes de que sea tarde (¿sabrá Rajoy el nombre de las cuatro personas que se han suicidado a causa de los desahucios?). Urge hacerlo antes de que los soldados de Herodes lleguen, también, a desahuciarles del Portal, a irse a Egipto tal vez “por espíritu aventurero”.

Y, hablando de portales, para terminar esta reflexión no me resisto a poner lo que hicieron ayer las buenas gentes de Anonymous en el portal digital del Opus Dei. Su primera figurita, el “caganer” 😉

La semana que viene, aparecerán por este Belén Indignado los polémicos Buey y Mula, los primeros oficialmente desahuciados… ¡No os lo perdáis!

 

El #14N, una llamada clara a lxs cristianxs indignadxs.

Hay muchas formas de hacer huelga este miércoles, elige la tuya y comprométete.

Motivos hay muchos. Porque llevamos demasiado tiempo aguantando tanta injusticia, porque vamos a suicidio por semana, porque los desahuciados menos mediáticos por seguir con vida son cada día más y duelen, porque esta crisis no es económica, es ética, es la de la avaricia, la del dios Mammon, porque nuestros distinguidos ministros no pueden evitar poner sonrisillas sonrojantes cada vez que anuncian un nuevo estropicio, porque la distancia entre los más ricos y los más pobres está creciendo a niveles de Edad Media y sigue subiendo la venta de Ferraris a final de año, porque nos hacen tanto daño que a veces están a punto de hacernos olvidar que el Sur también existe (desde hace mucho), porque ayer un enfermo de VIH pedía de rodillas en el metro “para comida, para comida, para comida” y lo hacía “por favor, por favor, por favor” terminando inesperadamente con un “amén”, porque acabar con la mortalidad infantil en todo el mundo costaría 0’25 dólares al día y sin embargo gastamos cada segundo 1.500.000.000 de dólares en armamento, porque no necesitamos la caridad de los Amancios sino la justicia de hacer las cosas como se debe, porque Espe está en contra y dice que es inconstitucional… pero muy muy especialmente porque realmente hay esperanza para cambiar las cosas, aunque a veces falle el optimismo. Por todos estos motivos y por muchos más que cada día salen en las noticias (estaría bello que cada uno añadiera el suyo en los comentarios de esta entrada), este miércoles #14N lo paramos todo. Nos ponemos en huelga. No queremos avanzar al ritmo del que oprime mientras ríe.

Adjunto a esta entrada, por su valor, el comunicado de la HOAC invitando a movilizarse en todos los actos programados para esta semana de lucha, denuncia y esperanza:

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha convocado una jornada de acción y solidaridad para el próximo 14 de noviembre. Esta Jornada europea adoptará diversas formas: huelgas, manifestaciones, concentraciones y otras acciones.

Ante este acontecimiento importante e histórico para la vida de los trabajadores y trabajadoras de Europa y para quienes sufren la lacra del desempleo, nosotros como Movimientos Cristianos en el mundo obrero deEspaña y Portugal, nos alegramos por esta jornada europea y hacemos pública nuestra posición.

Las tasas de pobreza y exclusión de nuestros países del sur de Europa están aumentando a un ritmo vertiginoso. Hay un ataque en toda regla a los derechos sociales y a la protección de las personas y familias trabajadoras con el argumento de priorizar el pago de la deuda. Una deuda que es ilegítima al proceder de préstamos que fueron concedidos y gestionados de manera dudosa, que atentan contra la dignidad de la vida de la ciudadanía, y ponen en peligro la convivencia pacífica entre los pueblos. La política europea, que tomó medidas desastrosas en algunos de los estados miembros, ha declarado como prioridad la salvación del sistema financiero y de los bancos, en lugar de rescatar a las personas. La deuda pública se está convirtiendo en un mecanismo de trasvase de riqueza de pobres a ricos. Por eso, cada vez hay más personas con empleos precarios o que no encuentran trabajo y con un futuro incierto, especialmente los jóvenes.

Entendemos que pese a la situación que estamos sufriendo, no podemos ni debemos olvidar a nuestros hermanos y hermanas de los países más empobrecidos de Europa del Este y de nuestro planeta. Lo que aquí empezamos a sufrir es lo que está sucediendo, sobre todo en el Sur, desde hace décadas, donde la deuda externa se ha cobrado millones de vidas, abocando al hambre y la esclavitud a miles de personas, familias y países enteros.

Las consecuencias de estas decisiones afectan al conjunto de la sociedad pero, de manera más dura, a los sectores del mundo del trabajo más débiles y empobrecidos. Estas consecuencias llevan al empobrecimiento generalizado y a la pérdida de cohesión social y de horizonte vital. Los grupos más castigados son los inmigrantes, los jóvenes, las mujeres y parados de larga duración…

Este año en la Iglesia celebramos “el Año de la fe”. Como parte de ella, se nos invita a profundizar en el Catecismo de la Iglesia, en donde leemos: “La regulación de la economía únicamente por la ley de mercado quebranta la justicia social, porque «existen numerosas necesidades humanas que no pueden ser satisfechas por el mercado». Es preciso promover una regulación razonable del mercado y de las iniciativas económicas, según una justa jerarquía de valores y con vistas al bien común” (CIC, 2425).

Nosotras y nosotros, que formamos parte de estos movimientos, entendemos que quien debe promover esta regulación razonable del mercado, son los gobiernos. Pero en la situación actual, nuestros gobiernos son súbditos de la situación financiera y la única salida que nos están ofreciendo son políticas de recortes, que rebajan claramente los derechos de los trabajadores respecto a situaciones anteriores. Lo peor es que en los últimos años de nuestras democracias siempre pierden en el concierto social los mismos, y siempre los más débiles.

Por eso, la primera vía para intentar revertir esta situación de conflicto es el diálogo. Cuando éste no es posible, la propia Iglesia reconoce la legitimidad del recurso a “la huelga no violenta, cuando se presenta como el instrumento necesario, en vistas a unas mejoras proporcionadas y teniendo en cuenta el bien común” (CIC, 517). La política que se está desarrollando ha olvidado el sentido de la justicia y un trabajo en defensa de la fraternidad y el bien común.

Precisamente por esta razón, entendemos que esta convocatoria de huelga general y las movilizaciones en toda Europa están justificadas. Las políticas al servicio de las personas y de sus necesidades básicas deberían ser prioridad, por encima de los intereses de los mercados.

Una de las terribles consecuencias que ha provocado esta involución y regresión social, es la aparición de un sentimiento generalizado de miedo. Un estado de miedo e incertidumbre que se ha instalado para condicionar las expectativas y proyectos personales y familiares de las personas: miedo a perder el empleo, asumiendo así todo tipo de precariedad, miedo a las represalias por cualquier acción de protesta, miedo igualmente a secundar una convocatoria de huelga…

Mientras esto sea así, entendemos que hay legitimidad para actuar en defensa de los derechos de las personas y familias trabajadoras. A su vez reivindicamos, en el marco de esta Jornada europea de acción y solidaridad, el papel de la política y, en especial, de los sindicatos, que son la principal defensa organizada de los trabajadores.

Por todo ello, pedimos a los políticos, sindicatos, empresarios, entidades financieras y a los distintos expertos, que actúen con responsabilidad ante la gravedad de la situación actual, que puede empeorarse en el caso de que olviden este principio básico de humanidad: “las necesidades de los pobres deben tener preferencia sobre los deseos de los ricos; los derechos de los trabajadores, sobre el incremento de los beneficios” (Juan Pablo II, Toronto 1984).

Queremos acabar invitando a vivir las palabras de nuestros obispos, al finalizar el reciente Sínodo sobre la Nueva Evangelización, celebrado en octubre:

“Al mundo de la economía y del trabajo queremos recordar como de la luz del Evangelio surgen algunas llamadas urgentes: liberar el trabajo de aquellas condiciones que no pocas veces lo transforman en un peso insoportable con una perspectiva incierta, amenazada por el desempleo, especialmente entre los jóvenes, poner a la persona humana en el centro del desarrollo económico y pensar este mismo desarrollo como una ocasión de crecimiento de la humanidad en justicia y unidad”.

MADRID, LISBOA, BRUSELAS

7 de noviembre de 2012

El verdadero escándalo de la parroquia de San Carlos Borromeo.

Fachada de San Carlos Borromeo, en constante recreación.

Después de todo lo hablado, de los ríos de tinta vertidos sobre el tema, de los tópicos que saltan cada vez que el nombre de esta parroquia se asoma por los medios de comunicación, resulta que el verdadero escándalo de lo que se vive dentro de San Carlos Borromeo no consiste en que los curas celebren en ropa de calle, ni que el ritmo y las formas de la liturgia lo marquen las necesidades de los preferidos de Dios que allí se reúnen, ni tan siquiera las mediáticas a la par que exageradas y sacadas de contexto “rosquillas consagradas”. El auténtico escándalo de la mal llamada “iglesia roja de Entrevías”, impensable para una sociedad como la nuestra y para una jerarquía “encasullada” como la que nos rige, consiste en que los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los empobrecidos la Buena Noticia. Y eso, queridxs lectorxs, entiendo que para muchos es intolerable.

Tal vez alguno se pregunte que por qué precisamente hablo de esto hoy, cuando parece que la actualidad tiene su ojo puesto en otras realidades. Buenos argumentos serían el hecho de que lo considero un ejemplo revolucionario de esa otra Iglesia posible y necesaria que siempre merece la pena sacar a colación o la imprescindible justicia poética, pero quizá hoy haya dos razones principales para esta entrada de ‘Cristianxs Indignadxs’. La primera, que ayer 4 de noviembre celebrábamos la fiesta de San Carlos Borromeo y, al coincidir en domingo, la parroquia decidió que, en palabras de Javi Baeza, “como estamos muy desbordados de situaciones dolorosas y duras, hemos pensado que también es necesario hacer fiesta”. La segunda, que anoche me dieron las tantas leyendo las entradas del nido trasnochado del señor De la Cigoña, personaje escapado de alguna de alguna comedia de Berlanga y debidamente alojado en las entrañas de Intereconomía, lugar natural para este tipo nostálgicos desfasados, que se dedica desde hace años a comentar la actualidad religiosa. Esta es una práctica nada recomendable que de vez en cuando realizo no sé si como dura penitencia para purgar mis múltiples pecados, para reafirmar la necesidad de otras voces dentro de la iglesia como la que intenta lanzar este ‘Cristianxs Indignadxs’ o por simple masoquismo intelectual. Para que se hagan a la idea, la única referencia que este señor tiene de Migueli es precisamente que simpatiza con la parroquia de Entrevías lo que le vale para condenarle para siempre. Pero bueno, volvamos al tema que empiezo y no paro.

Como digo, ayer celebramos la fiesta de San Carlos Borromeo, patrón, como se recordó durante la eucaristía despertando una sonrisa generalizada, de la banca y supuesto creador de los confesionarios. El destino a veces es juguetón. Y fue fiesta porque fueron convocados y asistieron los preferidos de Dios que todas las semanas allí se reúnen, fue fiesta porque se celebró la vida y la esperanza a pesar de todo, fue fiesta porque se habló de Amor, del que duele y cambia el mundo, de amor a Dios que es el prójimo, del de las Madres contra la Droga, del de los chavales encerrados y torturados en centros de menores, del de tantos presos y oprimidos en el mundo, del de los que cruzan el Estrecho o sufren el golpe de Estado en Honduras… Fue fiesta porque hablamos y compartimos la Palabra todos, no sólo los curas, a veces hasta el nudo en la garganta. Y fue fiesta, por supuesto, porque nos reímos. Con máquinas del Metro que roban y otros absurdos cotidianos, con anécdotas de la lucha compartida, nos reímos (¿Cuánto hace que no se ríe en la “celebración” de la eucaristía, en esa fiesta?). Después, en la comida compartida, distintos rostros celebraban y rememoraban la historia de una parroquia que ha entendido la prioridad absoluta del proyecto de Jesús, ese proyecto que está por encima de religiones y estructuras y habla de Justicia, de Amor y de Paz, aunque esto les haya supuesto en la mayoría de las ocasiones caminar “de derrota en derrota hacia la victoria final”.

Ayer, rodeado de vidas llenas de lucha, de desfavorecidos, de no creyentes, de hermanos musulmanes, de cristianos de barrio y de poetas, pensaba lo bueno que sería que todo el mundo pasase alguna vez por allí para entender el misterio tan profundo que se celebra en una parroquia tan denostada y tan necesaria. Un misterio de humanidad que desborda todas las expectativas y ayuda a comprender lo importante que es estar en la frontera. Mientras llega esa momento, comparto con toda la intención del mundo la canción que ayer sonaba durante la comunión. A todxs lxs que se sienten identificadxs con esa otra iglesia que empezamos a intuir hace ahora cincuenta años y a la que estamos llamadxs, felicidades por ayer. Que nunca se calle el cantor.

Una motivación gráfica (más) para salir a la calle este #25S

 

“Cuando la ley es injusta, lo correcto es desobedecer.” -Gandhi-

Ante la multitud de argumentos a favor y en contra que han surgido de cara a la convocatoria de este 25-S, desde estas páginas nos quedamos con los de Gandhi y, junto a ellos, con su llamamiento constante a que el cambio ha de ser no-violento. Pues eso.