Diosdado

El mulato taxista se giró parar dirigirse a tres de los pasajeros que se hacinaban en la parte trasera del vehículo. Su mano derecha se posó sobre el asiento del copiloto. “No, no es que no funcione. Es que está perezoso”. Sonrisa de vuelta al frente y mano derecha directa a la llave. Iba a intentarlo una vez más. Sería la quinta.

Cuarenta segundos antes, el semáforo invitó a pisar el freno con el pie derecho y, con el izquierdo, desbloquear el embrague para colocar la palanca de cambios en punto muerto. El vehículo, pequeño, antiguo en edad y en prestaciones, se dejó mecer por la morfina de la vejez y se paró. Los dedos pulgar e índice de su mano derecha accionaron la llave. La otra mano, al volante. Un pie en el acelerador y el otro sobre la alfombrilla. Ruido rezongón y silencio. Acción repetida de pies y manos. Acción repetida del vehículo, azul para más señas. Tercer y cuarto intentos, ya con el semáforo verde sobre negro. Y el silencio del motor mandó callar a los cuatro ocupantes del taxi.

Y a la quinta arrancó. Una pena, porque aquel semáforo, tan viejo o más que el coche, volvía a estar en rojo. Sonrisa de vuelta a la parte trasera del taxi furtivo. “¿Qué tal amigos? Me llamo Diosdado. ¿Cómo les va por Habana? La cena fue buena, ¿verdad?” Diosdado nos recogió en un paladar, cuando la madrugada nos ofrecía lo propio de sus horas. “¿Saben por qué me llamo así? Porque soy un regalo de Dios”. Dicho esto, el semáforo nos abrió la puerta.

[Escrito en Arial tipo 12.  Palabras 267. Caracteres (sin espacios) 1199. Caracteres (con espacios) 1463. Párrafos 3. Líneas 20. Caracteres por línea 73]

 

4 Responses to “Diosdado”

  1. Por unos segundos, he estado en ese taxi. ¡Gracias!

  2. Taxi y taxista, siempre estarán dispuestos a abrir puertas y corazones a gente de bien. Gracias.

  3. He querido empezar por el principio, y es una pena que ahora mismo no tenga tiempo para más, porque me deja con la miel en los labios. Maravilloso comienzo de un blog. Qué ganas de saber por dónde te habrá llevado ese taxi y qué historias has vivido gracias a él. Un primer capítulo genial para un viaje que promete. Enhorabuena y en buena hora.

  4. David, muchas gracias. Aquí, en estas 20 líneas, también tienes tu casa.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)