Garabatos de una revolución

Mi pueblo puede cambiar más en un puñado de días que Cuba en toda una vida, porque medio siglo largo es toda una vida. Y ese tiempo, algo más de medio siglo –o toda una vida– es la edad que tiene otro taxista con el que he compartido tiempo y distancia en mi última estancia […]






Mi abuela Tomasa y el diccionario de la RAE

Mi abuela materna se llamaba Tomasa y manejaba palabras como bies, dobladillo, nido de abeja, pespunte o solapa con más pericia que las tijeras, el jaboncillo de marcar la tela o los mismos patrones. Igual que yo me dedico a construir modestas historias tirando de sencillas palabras; ella se dedicaba a confeccionar o arreglar camisas, […]






Mi primera vez

La primera vez que fui a un aeropuerto como pasajero llevaba un bocadillo para merendar antes del despegue. Por esas cosas propias del desconocimiento facturé aquella combinación de pan, jamón york y mantequilla, y el bocadillo apareció en Fiumicino entero y verdadero. La primera vez que supe que enfilaría mi formación por Letras, y no […]






La aorta de mi infancia

Marcelo Usera es una calle que da nombre a un barrio de Madrid. No a cualquier barrio, sino al que fue mi barrio hasta que marché a la tierra de mis padres. Una calle de subida en dirección a la Elíptica, y de bajada hacia Legazpi, con pocos espacios para sentarse, pero siempre con mucha […]






El bolígrafo que dejó de escribir

El bolígrafo dejó de escribir pasados treinta minutos del inicio del examen. Dejó de trasladar al papel el conocimiento de su dueña, quién sabe si temeroso por una tilde mal puesta que chirriaba en su conciencia de tinta líquida azul. Quién sabe si por esa coma convertida en punto y coma después de repasar dos […]