Gracita Morales en el Congreso

El mundo al revés. Los políticos haciendo de periodistas, fotografiando el agua que se filtraba del techo a los escaños; y los periodistas, mientras, desentrañando por dónde irían las intervenciones de los contrincantes, si al amparo de los ERE o bajo el cobijo de los rcenas de turno. Y, mira por dónde, eso fue lo que ocurrió. Con implícitos y explícitos, los argumentos que siguieron al diluvio fueron los de siempre. Los parlamentarios se han resignado ya a ser unos secundarios sin gracia. Cogen plano, pero son intrascendentes. Ayer, la tropa electa se dejó usurpar el papel protagonista por una tormentilla otoñal. Gracita Morales, como poco, nos hacía reír.

La historia hubiera cambiado si, una vez tapado el agujero democrático del tejado del Congreso, unos y otros hubieran debatido sobre una vida cotidiana cercana a la nuestra. Si hubieran explicado que han tenido que presentar por enésima vez la declaración de la renta para optar al programa de libros gratuitos. O que cada vez que estos días van a la papelería, el brillo de los ojos de sus hijos -cuando palpan los cuadernos nuevos-, se enfrenta a un corazón arrugado por otros cien euros arrancados de un monedero famélico. O que se han vuelto creyentes en una providencia de la que renegaban, porque en las listas de espera de la Sanidad –que ya no se sabe si es pública o privada– ya no se puede confiar. Pero no. Eso no ocurrió. Ayer los electos solo querían hacer fotos con unos móviles que, casi seguro, también compramos nosotros.

[Original escrito en Arial tipo 12. Palabras: 257. Caracteres sin espacios: 1250. Caracteres con espacios: 1505. Párrafos: 2. Líneas: 20.]

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)