Un lapicero usado en la mochila

Todos los años, con el inicio del curso, estrenaba unos lapiceros usados el año anterior; unas zapatillas que había desgastado durante el verano y unos libros ya estudiados en cursos anteriores. Esa liturgia de estrenar cosas usadas no era exclusiva de la hoja septembrina del calendario. De mi hermano heredé las botas de fútbol, igual que la bicicleta. Las botas me estaban grandes, y la bicicleta fue siempre de color rojo y con una marca compuesta de dos letras. Eran tiempos en los teníamos ropa de domingo, que solo nos poníamos el último día de la semana. Leíamos a Los cinco, veíamos a Mazinger Z, a Marco o a la futura mujer de Mario Vaquerizo, cuando solo tenía un cristal en forma de bola. Era la época en la que nuestros padres estaban seguros de que volveríamos a casa a la hora prevista, aunque luego negociáramos alguna prórroga de tiempo, pagadera con un par de recados extra al día siguiente. Y cuando los minutos del pacto se cumplían, cuando los días se estrenan a la luz de las estrellas, poníamos dos piedras en medio de la calle, cogíamos un balón, y dábamos las primeras patadas de la jornada siguiente. Bebíamos leche con Cola-Cao y devorábamos bocadillos para merendar, mientras empezábamos a planear qué haríamos después de lavarnos unas rodillas ennegrecidas a causa de la diversión. Por eso, cada vez que empieza un nuevo curso, junto a la lista de mis alumnos y a los libros que invito a leer, meto en mi bolsa un lapicero del año pasado, por lo que pueda pasar.

 

[Original escrito en Arial tipo 12. Palabras: 264. Caracteres sin espacios: 1229. Caracteres con espacios: 1492. Párrafos: 1. Líneas: 20.]

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)