Me la refanfinfla

-Lo tengo.

Así, sin anestesia. Junto a las dos palabras, la hora del mensaje marcaba las 11:05 de esta mañana.

E insistía.

-Te referías a lo que el papa dijo ayer de Ruanda.

-Hola (omito el nombre). ¿Qué tienes? [sin carita de sorpresa, pero sin saber de qué hablaba].

-Jaja. Tu enigma de ayer. Sin dormir me tienes.

-Jajajajajajajaja… No. Es más terrenal… Jajajaja.

-Ay, joe. Bueno, pues esperaré a que lo desveles.

Fin de la conversación.

Poco habituado a recibir interpelaciones por las redes sociales, cruzaba esta mañana esa conversación con una compañera de profesión por el texto que escribí apresurado ayer al mediodía. La curiosidad me ha hecho mirar ese par de redes sociales que habito con pereza para constatar que otro par de compañeros y colegas se mostraban relativamente intrigados por esa noticia que murió antes de nacer, y a la que prestaba ayer 26 líneas –creo recordar– en esta bitácora –yo también he venido a hablar de mi blog–. Por eso, casi por alusiones, me veo obligado a responder.

La noticia, que por desgracia ha tenido que competir con el terrorismo en Londres, es el exitoso ensayo clínico que Médicos Sin Fronteras ha desarrollado y que hará posible una vacuna para luchar contra el rotavirus en Níger. La infección, cuya principal evidencia es una diarrea aguda e imparable, acaba todos los días con la vida de 1.300 niños en África subsahariana. Sí, una diarrea que deja un Normandía diario de 1.300 cadáveres. Y una vacuna que puede acabar con la matanza diaria. Una buena noticia, que las hay, en la tierra de la desgracia, sirva por una vez el topicazo del día.

Inmunizados como estamos a que los empobrecidos no merezcan ni una coma en nuestro relato diario, ayer me aventuré a predecir que esa salvación para 1.300 niños –ay, si fueran de nuestro vecindario– ocuparía poco espacio en el periódico de hoy. Escribí eso apenas un par de horas antes de que un asesino por horas bajara el taxímetro de la muerte bajo las manecillas del Big Ben. Y ahí no había debate.

Eso sí, me hubiera gustado ver la nota de MSF un día cualquiera. Otro día. Entonces veríamos el resultado. Porque, a fin de cuentas, lo que les ocurre a los empobrecidos es su problema, aunque nosotros seamos los causantes. Ya lo vimos con el Ébola –que no existió casi nunca–; con los ahogados en el Mediterráneo –para los que al final tendrán que construir nichos en el lecho marino de tantos como son–; con los que siguen esperando en las fronteras de Europa –a pesar de que ya ha pasado el invierno–; o con los que quieren pasar el río Bravo –aunque el del pelo rubio teñido siga erre que erre con lo suyo–. O con cualquiera de las situaciones que resbalan por nuestra tranquilidad diaria. Que pasan indefensas frente a nuestras redacciones.

En la mayoría de los casos, y parafraseando a uno que ayer también fue noticia, esos asuntos nos importan un comino, nos importan un pimiento, un huevo, un rábano o nos importan un pepino, nos la trae floja, nos la suda, nos la trae al fresco, nos la pela, nos la refanfinfla… O nos la bufa.

Eso sí, algunos de los compañeros que me interpelaban, y con los que también he hablado por teléfono, me han confirmado que en sus medios sí se ha hablado de la vacuna, a pesar de mis augurios. A pesar de todo.

[Original escrito en Arial cuerpo 12. Palabras: 583. Caracteres sin espacios: 2.6778. Caracteres con espacios: 3.241. Párrafos: 15. Líneas: 46.]

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)