Diario de una tía de verano IV

  A las niñas nos han hecho siempre desear ser princesas. Pero las princesas, en su mayor parte, no fueron nada más que mujeres esclavizadas. Un triste ejemplo para el género femenino. Ángeles Caso   “Yaya –le dijo Sara a mi madre–, me puedes llamar Sara o princesa, porque Sara significa princesa”. Mi madre se […]






Diario de una tía de verano III

  Comer y beber, abrazarnos y besarnos, gozar del aire y de la música, son placeres del cuerpo que enriquecen nuestro espíritu, haciéndole más feliz y, por lo tanto, más proclive a dejarse llenar por Dios y a bailar de gozo por el placer de la vida. Isabel Gómez Acebo   Este mediodía, a las […]






Diario de una tía de verano II

En mi círculo de mujeres, cada una es testigo de la vida de las otras. El poder contar historias, una y otra vez, cambiándolas de acuerdo a lo que sientes, es muy sanador. Te permite organizar tus recuerdos. Es aceptar tu vida, abrirte al pasado, al dolor, y soltarlo, que no viene nada terrible. El […]






Diario de una tía de verano I

La acción de preguntar supone la aparición de la conciencia María Zambrano   Sara, de cuatro años, y su hermano Pablo, de ocho, charlaban animadamente de vuelta al coche, un poco por detrás de los mayores, inmersos a su vez en su propia conversación. Era casi de noche y la linterna del faro acariciaba rítmicamente […]