Diario de una tía de verano IV

  A las niñas nos han hecho siempre desear ser princesas. Pero las princesas, en su mayor parte, no fueron nada más que mujeres esclavizadas. Un triste ejemplo para el género femenino. Ángeles Caso   “Yaya –le dijo Sara a mi madre–, me puedes llamar Sara o princesa, porque Sara significa princesa”. Mi madre se […]