Solteras

Si buscamos una transformación de las relaciones sociales y políticas, debemos, casi como consecuencia, buscar la transformación de las relaciones de poder presentes en la relación hombre-mujer en los diferentes ámbitos de nuestra vida.

Ivone Gebara

 

A principios de este mes de mayo, ante las más de ochocientas superioras que, por esas fechas, participaron en Roma en la asamblea plenaria de la UISG (Unión Internacional de Superiores Generales), el papa dirigió una curiosa exhortación a las religiosas del mundo: “Sean madres, no solteronas”. Aun completamente convencida de que Francisco no tuvo ni la más mínima intención de ofender a nadie, sus palabras no acabaron de sonarme bien, entre otras cosas porque soy literalmente una solterona, o sea, encajo perfectamente en la definición que el Diccionario de la Real Academia Española da del término solterón,-a: “persona entrada en años que no se ha casado”[1]. Así pues, no puedo evitar ni sentirme aludida ni preguntarme qué hay de malo en no haberse casado y tener una cierta edad, características que, por otra parte, comparten conmigo y con otras muchas mujeres una gran cantidad de religiosas.

Está claro que, a pesar de la escueta y aséptica definición del DRAE, que no hace distingos entre solterones y solteronas, ni aclara si las personas solteronas son o han de ser necesariamente célibes, o si pueden ser padres/madres, o lo tienen prohibido, el término, en el imaginario colectivo, se asocia sobre todo a mujeres y evoca características muy negativas en general, de manera que solterona –mucho más que solterón– tiene en todos los casos un matiz peyorativo, como la propia exhortación papal demuestra. Porque decir solterona es lo mismo que decir mujer amargada, frustrada sexualmente, retraída e incapaz de abrirse al mundo y al futuro, maniática, acomplejada, histérica, solitaria, infértil…

¿Cómo un término que tan solo hace alusión a la edad y al estado civil de una persona puede haberse cargado con tales connotaciones? ¿Por qué tenemos tan mala prensa las mujeres que cumplimos años y evitamos el matrimonio? Porque eludimos el destino que, según la mentalidad patriarcal, nos corresponde como mujeres: ser esposas y madres[2]. Por tanto, las solteras, y más si tenemos cierta edad, no encajamos en el sistema, somos versos sueltos de un poema en el que lo normal es que las mujeres estemos ligadas a los hombres con unos lazos concretos. Y como no nos ajustamos a la norma, el patriarcado necesita desprestigiarnos. Y no importa si no casarnos ha sido resultado de una libre elección o fruto de las circunstancias, ya que la “solteronía” se interpreta siempre como frustración, porque o bien es la consecuencia de un deseo malogrado de matrimonio o emparejamiento, o bien el efecto de una mala elección. En cualquier caso, somos mujeres defectuosas.

Ahora bien, las solteras y solteronas –no olvidemos que la diferencia es pura cuestión de edad– podemos redimir nuestra soltería, y la infertilidad que le atribuye el patriarcado, a través de la maternidad, que viene a ser otra forma de ajustarnos al modelo femenino, una maternidad lógicamente metafórica, porque la combinación soltería-maternidad biológica –e incluso adoptiva– a tampoco está demasiado bien vista por el sistema patriarcal. La cuestión es que fertilidad no equivale a maternidad, metafórica o no. Sinónimos del término fertilidad son: abundancia, exuberancia, fecundidad, feracidad, generación, opulencia, producción, productividad, riqueza… De manera que, si se quiere que las mujeres –solteras o no, religiosas o no– seamos fértiles, se nos puede invitar a ser madres espirituales y a muchas más cosas: maestras, líderes, trabajadoras, empresarias, políticas, científicas, inventoras, pensadoras, artistas…, todas ellas muy beneficiosas para la sociedad y para nosotras mismas.

Ser soltera/célibe, con cierta edad o sin ella, no es una desgracia, ni para una misma, ni para las/los demás. Es, simplemente, una forma distinta de estar y, por tanto, de ser y de relacionarse. Una forma que, precisamente porque contraviene el modelo femenino patriarcal, encierra un indudable potencial transformador que no conviene ignorar y que, en todo caso, hay que sumar –nunca contraponer­– al que otras mujeres que no han elegido la soltería propician cuando, desde sus contextos concretos, también trabajan para relacionarse con los hombres de un modo más libre y liberador.


[1] El Diccionario de uso del español, de María Moliner, dice del mismo término: “soltero que pasa ya de la edad en que es corriente casarse”.

[2] Curiosamente, los solterones tienen mejor prensa, aunque también se les achacan rarezas, pero no suelen ser tenidos por fracasados y tampoco se les pide fertilidad…

Licencia Creative Commons
Solteras por María José Ferrer Echávarri se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

One Response to “Solteras”

  1. Como siempre, lúcido texto, Me encanta ¡¡¡ sin duda las solteras son mujeres que no encajan para el patriarcado, asi que, genial, hay que desmontar los imaginarios colectivos construidos sobre las mujeres para desacreditarnos, por solteras, casadas, religiosas, divorciadas, etc.. Enhorabuena ¡¡

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)