El pensar necesario

Creo necesario pensar, aun sabiendo que los pensamientos de muchos tienen poca influencia en la masa y en las jerarquías.

Ivone Gebara

 

Hace unos días, salió publicado en Adital un artículo de Ivone Gebara[1] en el que, a propósito, pero más allá, de la reciente canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, la autora se hace algunas preguntas a las que, en mi opinión, merece la pena dedicar algún tiempo, precisamente porque no son de respuesta fácil. Tal como promete su título, el texto es una invitación a pensar. ¿En qué? En el sentido de las canonizaciones, y no solo de las de estos dos papas, sino de todas.

La palabra canonización deriva de canon, que tiene, entre otras, las acepciones de “regla o precepto” y de “modelo de características perfectas”. Y ambas son problemáticas para Gebara. Por un lado, se pregunta en qué medida pueden ser modelos de vida hombres y mujeres cuyas debilidades no salen a la luz y de quienes tan solo se destacan las virtudes, es decir, personas que, en el camino a los altares, han sido idealizadas, lo que de alguna manera las hace menos humanas y las aleja, por tanto, del vivir cotidiano de aquellas/os a quienes, supuestamente, han de servir de modelo. Por otro, observa que la imitación de las/os santas/os que la Iglesia propone –“una especie de conformidad a un ideal de vida considerado más perfecto”– puede resultar alienante, no solo en cuanto da la impresión de invitar al menosprecio de los talentos propios para correr tras los ajenos, sino porque, como toda imitación, parece contraria “a la afirmación de la libertad como prerrogativa de los seres humanos”. La autora prefiere pensar que hay personas del presente y del pasado que nos sirven de inspiración, no de modelo, pero vislumbra que el canon que habita en el corazón de las canonizaciones apunta más a la imposición de una norma. Y se hace más preguntas, desde cuáles son las motivaciones que empujan a algunas personas a querer declarar santa/o a alguien, hasta qué implicaciones políticas y económicas tienen las canonizaciones, pasando, por supuesto, por cuáles son los criterios seguidos para elevar a los altares a una persona y decretar que su vida es digna de imitación. En definitiva, cui prodest?[2]

Gebara no responde directamente, pero señala que las canonizaciones, entre otras cosas, fortalecen las convicciones y el poder de la institución religiosa, ya que “los santos son, salvo excepciones, sumisos a la Iglesia jerárquica, y si no lo fueron durante su vida, pasan a serlo después de muertos. La vida del santo es reinterpretada de forma que pueda servir a los intereses y a los valores defendidos por la institución”. Esto significa, por un lado, que se utilizan algunas vidas para intentar hacernos más dóciles y, por otro, que hay personas cuya santidad nunca será reconocida, o que perderán su fuerza trasgresora en el proceso. A mí, tristemente, me suena a domesticación del Espíritu…

Es muy humano necesitar y buscar referentes cuyas vidas, palabras, acciones y actitudes, como dice Ivone Gebara, nos sirvan de inspiración, despierten lo mejor y más genuino de nosotras/os mismas/os, nos ayuden a descubrir quiénes somos y quiénes podemos llegar a ser, y alienten nuestra esperanza en la humanidad y en su capacidad para el bien, a pesar de las contradicciones, los errores y las limitaciones. Pero también es muy humano, y necesario, reflexionar sobre lo que se nos propone como modelos de vida, hacerse preguntas, buscar respuestas, discernir, ejercer en definitiva la capacidad de pensar y responsabilizarnos del contexto en el que vivimos. En palabras de Ivone Gebara, “no podemos renunciar a la dignidad y la gran aventura de poder pensar y repensar la vida, de sentirla desde diferentes lugares y formas, de asumir la parte que nos corresponde en nuestro pedazo de suelo, en nuestro espacio”, pues estoy convencida de que, por acción u omisión, todo ser humano contribuye a la transformación de la realidad y, por tanto, a la construcción del presente y, por tanto, del futuro, para bien o para mal.

 

[1] “Canonizaciones, una invitación a pensar”: http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=80440

 

[2] Expresión latina que significa: ¿quién se beneficia?

Licencia de Creative Commons
El pensar necesario by María José Ferrer Echávarri is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)