El jardín de la abuela

Otras personas podrán contar su historia, pero no podrán contar la mía. Gloria Viseras   Siempre me han gustado mucho las flores, sobre todo las que crecen en el suelo. Cuando tenía tres años, se me iban los ojos hacia las de los jardines del centro de Zaragoza, especialmente los que adornaban el actual paseo […]