¿Desmontando tópicos?

Formamos parte de una larga cadena de mujeres que han sido a la vez víctimas de la tradición y agentes históricos que luchaban dentro de ella y contra ella.

Judith Plaskow

 

El miércoles pasado (5-10-2016) la Universidad de Oviedo publicó en la portada de su página web una noticia titulada “Una investigación desmonta tópicos sobre el papel de las mujeres en los monasterios durante la Edad Media”[1]. Se trata de un proyecto financiado con dinero público en el que, entre otras entidades, participa la institución académica asturiana, a través de Raquel Alonso Álvarez, profesora de Historia del Arte, y Laura Cayrol Bernardo, becaria FICYT, que estudian, respectivamente, el papel de las mujeres en los monasterios de Santa María de las Huelgas (Burgos) y San Pelayo (Oviedo). Se trata de un proyecto cuya novedad, según Raquel Alonso, reside en adoptar en la investigación del tema “muy poco estudiado en España”, según ella, la perspectiva de género. El proyecto no concluirá al menos hasta finales del año que viene, pero en opinión de la profesora pueden extraerse ya algunas conclusiones importantes que “acaban con algunas falsas creencias sobre la religiosidad femenina en los monasterios” o, dicho de otra manera, desmontan “algunos de los tópicos más extendidos vinculados a la vida monástica de las religiosas en los reinos peninsulares durante la Edad Media”. Raquel Alonso resume dichas conclusiones afirmando “que era frecuente que las monjas no respetaran la clausura”, que “era bastante común que el mismo monasterio fuera compartido por comunidades femeninas y masculinas”, por la necesidad de asistencia sacramental que tenían las monjas, que “también entraban laicos a zonas de recogimiento” y que tampoco “era raro que en estos monasterios llegaran a residir mujeres no religiosas”.

La noticia, que ha corrido como la pólvora en medios de comunicación y redes sociales, me llamó la atención por varios motivos. En primer lugar, no es muy novedoso incluir la perspectiva de género en la investigación de la religiosidad femenina en la Edad Media en España. De hecho, es dicha perspectiva la que ha despertado el interés por los temas protagonizados por mujeres y, desde hace años, la adoptan muchas investigadoras en todo el mundo, también en nuestro país. Por otro lado, hace tiempo que la vida monástica femenina en la Península Ibérica durante la Edad Media es objeto de estudio de varias investigadoras, medievalistas sobre todo, pero no únicamente, que han publicado muchos trabajos sobre la cuestión. Además, el concepto de clausura, tal como se entiende desde el Concilio de Trento, no puede retrotraerse a la Edad Media, de manera que las monjas medievales difícilmente podían ser laxas con una norma que no tenían establecida. En cualquier caso, las monjas de todos los tiempos y lugares han salido de sus monasterios y conventos –no confundir, por favor, unos y otros– cuando les ha hecho falta, de la misma manera que laicos y laicas han entrado a las zonas de residencia de las monjas siempre que ha sido necesario. Y, en efecto, en muchos monasterios femeninos han convivido con las monjas, por muy distintos motivos, mujeres que no lo eran.

En cuanto a la asistencia sacramental, no solo la necesitaban los monasterios de monjas, sino también los de monjes, puesto que ser monje no exigía ni exige necesariamente ser sacerdote y, de hecho, en la Edad Media muy pocos monjes lo eran. Dicha asistencia, antes y ahora, solo podían y pueden proporcionarla clérigos, a los que se denomina capellanes, los cuales, también antes y ahora, podían residir en el monasterio que atendían o en sus casas. De todas maneras, por muchos capellanes que se juntaran en un monasterio femenino, nunca se confundirían con una comunidad monástica masculina. La existencia de monasterios dúplices, es decir, compartidos por una comunidad de monjes y otra de monjas, es otra cosa, muy estudiada por cierto, y en ningún caso significa que ambas comunidades estuvieran “entremezcladas”.

No entiendo por qué en este proyecto se califica como novedad algo más que conocido, y no solo por los especialistas, pues yo no lo soy, pero sospecho que tiene que ver con la ignorancia que caracteriza a este país en lo que se refiere a lo religioso. Y tampoco entiendo por qué se concluye que esta investigación desmonta tópicos, ya que para desmontar un tópico tiene que estar vigente, y creo que los tópicos románticos sobre las monjas a los que aluden hace tiempo que no rigen, salvo en ámbitos de la sociedad muy poco formados culturalmente o de religiosidad muy conservadora. Solo espero que, cuando finalice la investigación, se afinen bien sus conclusiones. Las mujeres cuyas vidas estudian lo merecen.

..

..

[1] http://www.uniovi.es/-/una-investigacion-desmonta-topicos-sobre-el-papel-de-las-mujeres-en-los-monasterios-durante-la-edad-media#prettyPhoto

Se trata del proyecto “Paisajes espirituales. Modelo de aproximación espacial a las transformaciones de la religiosidad femenina medieval en los Reinos Peninsulares (siglos XII-XVI)”, liderado por el Institut de Recerca en Cultures Medievals de la Universitat de Barcelona y financiado por del Ministerio de Economía y Competitividad. Las investigadoras principales del proyecto son Blanca Garí y Nuria Jornet.

Licencia de Creative Commons
¿Desmontando tópicos? by María José Ferrer Echávarri is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

One Response to “¿Desmontando tópicos?”

  1. A mí también me sorprendió mucho cuando leí la noticia, porque todo lo que comentaba como si fuera un gran descubrimiento es archiconocido.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)