Tolerar lo intolerable

La violencia de género y la sexual son una manifestación sociocultural que pone de relieve los diferentes niveles de tolerancia de la sociedad en cuestión.

Ana Silvia Monzón

Hace un par de domingos, en la misa dominical a la que asistió una amiga mía, el cura dedicó gran parte de la homilía al quinto mandamiento: no matarás. Aunque no lo nombró directamente, sus comentarios aludieron sobre todo al terrorismo islámico. Al terminar la eucaristía, mi amiga fue directamente a la sacristía:

-Buenos días.

-Buenos días…

-He visto el interés que ha puesto en hablar del quinto mandamiento, sobre todo en lo que afecta al terrorismo islámico.

-Es que es algo terrible.

-Sí, pero me ha sorprendido mucho que no mencionara ni una sola vez, aunque fuera brevemente, a las tres mujeres asesinadas por violencia machista en nuestro país en las últimas veinticuatro horas…

-¿Tres? Ah, no lo sabía…

-… porque esos asesinatos también atentan contra el quinto mandamiento y, además, han sucedido muy cerca.

-Ya, ya… De todas formas, sin conocer cada caso concreto y las circunstancias…

-¿Cómo? ¿Es que piensa usted que hay circunstancias que justifiquen los feminicidios? Mire, si un hombre, por lo que sea, no está contento con una mujer, lo que tiene que hacer es dejarla, ¡no matarla!

-Sí, claro…

-¿Por qué no condenan pública, contundente y constantemente estos asesinatos? ¿Por qué no es un tema recurrente en las homilías? ¿Habla usted alguna vez de la violencia machista en las misas?

-No, no… No digo nada, porque pienso que a lo mejor hay algunos feligreses que maltratan a sus mujeres y no quiero violentarlos…

-¿Quéeee? ¡Pues si sospecha que tiene maltratadores delante, tendría que condenar la violencia machista con mucha más razón y vehemencia!

Mi amiga salió de la sacristía sorprendida e indignada, tal como me quedé yo cuando me contó la historia. Y es grave que sean muy pocos, poquísimos, los púlpitos en los que se habla de la violencia machista, o de los derechos de las mujeres, pero que se silencie el tema por no violentar, precisamente, a quienes hacen uso de la violencia contra ellas en todos sus grados, incluido el asesinato, no tiene nombre… Por otro lado, la sola idea de que pueda haber maltratadores y/o asesinos machistas entre los católicos fervientes –o cuanto menos, practicantes– debería hacer saltar todas las alarmas dentro de la iglesia, incluida su jerarquía, y alentar la adopción de todo tipo de medidas para que la práctica de la religión cristiana sea incompatible, desde todo punto de vista, con cualquier tipo de violencia machista. Pero no parece que sea así…

Desde el 19 hasta hoy, 22, ha habido siete víctimas mortales de violencia machista en nuestro país: una mujer de 79 años en El Campello (Alicante); una de 40 en Cartagena; una de 61 en Lérida; una de 40 en Pontevedra; una de 48 en Valencia; una de 47 en Gandía, y una de 34 en Santa Perpètua de Mogoda. A estas mujeres, hay que añadir las que en estos cuatro días, por seguir con la misma franja temporal, han sido agredidas brutalmente, pero no han muerto, y cuyo número es imposible determinar. Me gustaría saber cuántos curas hablarán de esto en las eucaristías de hoy, de mañana, del domingo que viene… Pero sería injusto por mi parte criticar solo el silencio sobre este tema en las iglesias y no decir nada del mutismo –o, lo que es peor, de las palabras vacías– y la apatía de los poderes públicos al respecto, y de la insensibilidad de la sociedad, en general, ante la violencia machista, que nunca se considera un problema de primer orden, quizá porque las afectadas son siempre y “solamente” mujeres y niñas/os…

Puedo entender la complejidad del problema y de las soluciones, puedo entender que son muchos los ámbitos en los que hay que actuar, que todo necesita tiempo, que los procesos sociales son largos, que a veces no se acierte con las medidas adoptadas, pero lo que no soy capaz de comprender ni de aceptar ni de soportar es que se tolere lo intolerable. Y casi todo alrededor me dice que se tolera..

Licencia de Creative Commons
Tolerar lo intolerable by María José Ferrer Echávarri is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)