No sin mujeres

Acabo de leer en un periódico que un grupo de intelectuales ha firmado un documento en el que afirma que en toda discusión, reunión o consejo tendría que haber al menos un 40% de mujeres y en el caso de que no hubiera demasiadas expertas en esa materia la cifra se podría rebajar. Este espíritu planea sobre toda la sociedad y en el famoso caso de “la Manada”, un consejo previo de jueces varones se ha visto incrementado por el mismo número de féminas. Los políticos intentan formar gobierno en los que participen mujeres y las presentan para alcaldes y presidentes de comunidades pues saben que conseguirán más votos.

Viene al caso pues cuando veo reuniones eclesiales me irrito. Están formadas por lo que parece un club de varones en semejanza a esos casinos de provincias donde no admitían a las mujeres o a las sociedades gastronómicas vascas donde tampoco pueden participar. Recientemente se han sumado a las cofradías andaluzas que sacan sus profesiones en Semana Santa pero les ha costado conseguirlo muchos esfuerzos. Y eso que Jesús se puso del lado de los subordinados en la sociedad

El otro día acudí a una reunión en la que se hablaba del pasado de una revista y donde se planeaba su futuro y me sorprendió que todos los oradores, más de diez, fueran varones. Había cardenales y obispos en la mesa pero para compensar se debía haber encontrado a mujeres entre los periodistas que se convocaron. Pero lo más negativo del caso fue que a nadie le sorprendió lo que demuestra que las instituciones eclesiales y las que se mueven en su entorno no han entendido por donde se mueven los tiempos actuales. Les falta cintura y se quejan del abandono eclesial.

Mis hijas me preguntan por qué sigo perteneciendo a la Iglesia si soy feminista y les contesto: porque quiero que cambie. Lo malo es que a este paso de tortuga me voy a morir , tengo muchos años, antes de conseguirlo.

 

¿Es ético pagar por el plasma?

Celebramos el segundo centenario de la primera transfusión de sangre de persona a persona que hizo James Blundell, un ginecólogo que trabajaba en Londres. Hoy a pesar del aumento de la población se necesita menos sangre por las nuevas técnicas quirúrgicas que son menos invasivas – una operación de cadera precisaba tres bolsas de sangre hace unos años y hoy prácticamente ninguna – y porque los bancos de sangre permiten que ésta no caduque dándole movilidad al stock. Las donaciones de sangre altruistas en España cubren nuestras necesidades pero somos deficitarios en la producción de plasma.

            Para los profanos, como yo, la sangre se puede dividir en glóbulos rojos, plaquetas y plasma. Ésta última es la que utiliza la industria farmacéutica para transformarla en hemoderivados con un fin terapéutico. De ella se obtiene: albúmina contra las patologías del hígado, factores de coagulación para hemofílicos, inmunoglobinas para tratar a sujetos que sufren infecciones frecuentes, vacunas de la rabia, tétanos…

Con el fin de darnos cuenta de la importancia del plasma en el comercio mundial en el 2005 superó la venta internacional de aviones, la demanda está creciendo y se cubre gracias a los países que permiten las donaciones de plasma pagadas: Estados Unidos, China, partes de Canadá y algunas naciones europeas como Alemania, Hungría, y Austria. En Italia no se paga pero al donante se le exime de trabajar algunas horas y Francia y Holanda son autosuficientes aunque no pagan. La sangre, extraído el plasma, se vuelve a introducir en el cuerpo del donante en un proceso más largo, 10 minutos en una extracción de sangre frente a una hora, pero como el plasma se reproduce a mucha velocidad su extracción no es dañina para la vida.

La compañía española Grifols es una de las más importantes colectoras de plasma y tiene muchos centros en los Estados Unidos, principal proveedor de plasma del mundo que paga a sus donantes que pueden hacerlo dos veces a la semana mientras que en Europa sólo se puede donar una vez por semana. También los prisioneros pueden  reducir días a su sentencia y hay una forma de pago, mal vista, que ofrece un cupón que se canjea en las cafeterías.

Los detractores del pago argumentan que los donantes pueden ocultar enfermedades pero el plasma está libre de contaminación ya que está sujeto a muchas medidas; que los pobres son los mayores donantes porque necesitan el dinero y que se pueden reducir las donaciones de sangre.

La realidad es que, al día de hoy, el laboratorio Grifols alerta de que la producción se concentra en algunos países como los Estados Unidos y que se debe hacer algo para evitar esa dependencia. ¿Ese algo supone el pago del plasma o mayor publicidad para concienciar a los ciudadanos de su necesidad?

 

El concierto de San Ovidio

Se ha repuesto en Madrid una obra de teatro escrita por Antonio Buero Vallejo en 1962 que se titula El concierto de San Ovidio. Tiene como tema central la ceguera que ya trató en una obra anterior llamada En la ardiente oscuridad pero entonces era una falta de visión simbólica en la que participaban todos los seres humanos pero la de ahora se trata de un tema social: los ciegos como inválidos y débiles de los que se aprovechan los ricos y poderosos.

Voy a hacer una pequeña recensión de la obra para aquellos que no la conozcan. Discurre en el año 1771, en una Francia frívola cercana a su revolución. La primera escena nos sitúa en un hospital para inválidos regentado por monjas a la que llega un pequeño empresario bribón que ofrece a la superiora unos dineros si le cede por un tiempo a unos mendigos ciegos que tocan en las calles para obtener limosna. La madre accede pues no desconfía de las intenciones del empresario.

La realidad es que éste trata de organizar un concierto bufo en la feria de San Quintín que se inaugura dentro de 15 días. Los ciegos no son más que un objeto, y así son tratados, para conseguir dinero y la burla del público sólo es contestada por un espectador al que de inmediato echan de la barraca. La novia del empresario, una ramera pública, también muestra compasión e incluso llega a enamorarse del ciego a los que los demás siguen como líder. La obra no termina bien pues estamos en un momento de la historia donde el poder es ilimitado pero donde hay personas que se atreven a enfrentarse y a manifestar su opinión.

Lo más curioso es que esta obra coincide en el cartel con una película titulada Campeones en la que se narra la vida de un magnífico entrenador de baloncesto al que, por conducir borracho, le condena una jueza a entrenar a un equipo de minusválidos por un tiempo determinado. Es muy interesante ver cómo cambia la apreciación de sus jugadores el nuevo entrenador pues al principio los considera torpes y poco aprovechables hasta que descubre que son personas y así los trata.

 

 

Crucifícalo

Reconozco que no entiendo esta campaña en contra de La Manada. Los políticos buscan arañar votos pues han descubierto que el pueblo quiere hacer sangre pero mucha gente está equivocada pues sin leer el sumario ni la sentencia, los han declarado culpables. Todos los imputados tienen derecho o un juicio justo y creo que los magistrados navarros conocen el caso mejor que los manifestantes y algo habrá visto el juez, que quería exonerarlos, pues presumo que no está loco.

            Hace unos meses ocurrió lo mismo con una mujer española casada con un italiano y que viviendo en Italia trajo a sus hijos a España sin consultar a nadie. Nuestras calles también se llenaron de personas portando carteles que decían “Yo también soy Juana” que es como se llamaba esta madre. Lo hacían de buena fe pero no pensaban en el marido que se había quedado en su país sin sus hijos

            Para los cristianos el caso más flagrante es el de Jesucristo, un inocente para el que la gente manipulada pidió la pena de muerte. Intentó Pilato convencerles pero no lo consiguió y, por miedo a perder el poder, accedió a sus ruegos.

            Me da miedo una campaña en contra de los jueces pues la judicatura en España es muy seria y hay que dejarla obrar sin interferencias. También me preocupa un cambio de la ley en caliente pues las cosas tienen que madurar y las prisas son malas consejeras

            Creo que en este caso los jueces han sido muy valientes pues sabían que tenían la calle en su contra pero han juzgado conforme a derecho, han tardado muchos meses recabando informacióny han condenado a estos jóvenes a nueve años en la cárcel, una cifra que ha parecido escasa para los manifestantes en la calle. La víctima podrá recurrir y serán los jueces del Tribunal Supremo quienes decidirán leyendo minuciosamente el sumario y la sentencia que consta de muchas páginas. Dejémosles que actúen en paz

 

 

Prohibido quejarse

Pensaba por error que el cartel de Prohibido quejarse colocado por el Papa en su puerta había sido iniciativa suya, pero estaba equivocada. El cartel se vende con un libro, con el mismo título, escrito por Salvio Noé, un psicólogo italiano que ha convertido su obra  en un best seller en Italia.

No suelo leer literatura de crecimiento personal pues considero que a mi edad poco puedo crecer pero me interesó este librito, que me mandó San Pablo, pues el título tenía un añadido: Haz algo para mejorar tu vida y la de los demás, una frase que captó mi atención.

La verdad es que la queja se ha convertido en un deporte nacional incluso más que el fútbol. Antes de escribir he hecho un trabajo de campo y me he encontrado con que la cajera del super se quejaba de su suerte, unos niños se quejaban de sus madres porque no les compraba chuches, las madres se quejaban de sus hijos respondones, unos forofos del Madrid consideraban que los jugadores no corrían, yo misma me quejaba de los ruidosos que eran mis nietos… La conclusión sin tener que profundizar mucho es que nadie está contento con su suerte y lo expresa: ganan poco, la sanidad no es buena, la educación no cumple los mínimos, la administración no funciona, algunos catalanes no quieren ser españoles, la familia no les comprende, su vida no disfruta de los elementos necesarios para ser felices…

Salvio Noé  intenta dar soluciones para que la gente sea más feliz y aporta  reflexiones, para darle la vuelta a las quejas porque, si se convierten en hábitos, arruinan nuestra vida y arrastran en esta dinámica a los que comparten nuestra existencia

Demuestra que las crisis se pueden superar en la medida que busquemos caminos de salida y la primera manera de abordarlas es con un cambio de actitud que nos lleve a pensar que querer es poder. Pero para conseguirlo hace falta además del deseo, ponerse manos a la obra y actuar con eficacia. Nos  habla de los tres papeles, que en el ámbito de la queja, pueden desarrollar las distintas personas: víctima, perseguidor y salvador ( para que podamos identificar nuestro papel) y al final propone unos ejercicios prácticos que nos pueden ser muy útiles para dejar de quejarnos.

Nuestro mundo da mucha importancia a la comunicación y, como me ha gustado este libro, publico esta pequeña recensión en el blog con la intención de que disminuyan las quejas que todos proferimos..

 

 

El equinoccio de primavera

Me gustan las distintas fases que suceden en la naturaleza pues nos ofrecen una sabiduría espiritual que se puede aplicar a nuestros cuerpos. El equinoccio de primavera sucede el 20 de marzo y corresponde con el momento en el que el día y la noche tienen la misma longitud de forma que este tiempo es de balance entre el pasado que se fue y el futuro que nos viene. Los días que nos llegan estarán más llenos de luz con lo que esto significa pues la luz es sinónimo de presencia divina

            La verdad es que yo no soy partidaria de mirar hacia atrás, especialmente si ha sido un tiempo invernal, pues prefiero pensar en los brotes que se anuncian en mi vida y que tienen que alcanzar la madurez. Al fin y al cabo será lo que nos invite la próxima resurrección de Jesucristo. Es hora de regocijo de dejar a un lado la frialdad y la falta de luz para descubrir nuevos caminos sembrados de una hierba que tímidamente nace, de unos árboles en los que brotan flores y de un escenario de nueva vida me invita  a su imitación. Creados a imagen de Dios debemos dejar que su generosa creatividad fructifique en nosotros como lo hace en la tierra que habitamos

            En el Antiguo Testamento la promesa de Dios se simboliza con la imagen de un desierto que se llena de vida como fruto de la generosidad divina y genera esperanza en los hombres. Pues si esto puede hacer Dios con un arenal inerte ¡Cuánto más podrá realizar en los seres humanos que se abran a su amistad!

            Un texto que acabo de leer,  Abbey of the Arts, nos invita a salir al campo, a mirar los brotes, a fijarnos en el canto de los pájaros y a mirar los arroyos que se llenan de agua tras el deshielo. A dejar que nuestro pensamiento se desborde, a permitir que las sensaciones que brotan en nuestro corazón se hagan explícitas y a entrar en un diálogo con Dios que nos permita caminar a su lado por esta nueva tierra que renace.

 

El tempo de la Iglesia

No entiendo mucho de música con lo que para escribir este blog he utilizado Wikipedia. Me entusiasma el réquiem de Mozart pero el año pasado estuve en un concierto donde el director de la orquesta y del coro metió prisas, prestissimo, de tal manera que el concierto duró 10 minutos menos de la habitual. Por lo visto antes del descubrimiento del metrónomo los músicos tenían más libertad y por eso algunos términos en italiano: andante, presto, alegro, adagio… que indicaban como se debía de utilizar el tiempo.

Entre el público los había que, cuando acabó el Requiem, aplaudían sin parar pero otros se mostraban escépticos. Yo sentí que aquella velocidad no me permitiera gozar de los momentos más sublimes de la obra pero reconozco que aplaudí porque soy bien educada.

Cuando pienso en la Iglesia me viene a la cabeza que los papas son directores de orquesta de toda la cristiandad. Algunos prefieren ir despacio mientras que otros piensan que no se puede perder el tiempo y aceleran los compases. A los fieles les pasa lo mismo los hay que gozan con la lentitud pero otros quieren que los cambios se produzcan más rápido.

Lo bueno o malo en la Iglesia es que los músicos no seguimos el ritmo que marca el pontífice pues tenemos nuestras preferencias y vivimos en distintos ambientes. De nada sirve que el Papa de turno imprima un tempo pues la cabeza no puede mover por sí sola al elefante eclesial. Unos quieren seguir el ritmo del pasado pero a su lado están los profetas y visionarios que quieren mover la Iglesia pensando en el futuro. La canonización conjunta de Pablo VI y Juan Pablo II ha intentado acertar las dos posturas.

Pero hay que reconocer que el papado de Bergoglio está inspirado en Juan XXIII y me recuerda a los textos del Apocalipsis llenos de imágenes de futuro que quiere que se conviertan en presente. Predica un nuevo modelo de Iglesia con la intención de cambiar el mundo pero sus palabras tienen poco seguimiento episcopal y los fieles pierden la esperanza: como los divorciados, las mujeres, los homosexuales, los que defienden el celibato eclesial… y se alejan de la nave. El enfrentamiento está siendo mayor de lo esperado, tras dos pontificados tradicionales, y es el culpable de la inmovilidad de la Institución. Como decía el teólogo alemán Hermann Háring “los gobiernos absolutos no se pueden resolver con reformas continuadas sino que hay que tomar correcciones dramáticas y entonces las fisuras son inevitables”.

Aunque el Papa imprima a la Iglesia un tempo allegro agitato los músicos más importantes de la orquesta no están dispuestos a seguirle y desafinan. El pontífice tiene la buena voluntad de no imponer su parecer pero, si no lo hace, nos quedaremos en un andante que no servirá para mucho. Esa es mi preocupación.

Las mujeres cristianas en la reivindicaciones feministas del 8 de marzo

El mundo occidental ha cambiado, entre otras cosas, porque ha admitido la igualdad de las mujeres en la sociedad. Ha costado muchas lágrimas y censuras contra las pioneras pero aunque todavía quedan sectores de la sociedad que la ven con malos ojos, han ido cayendo todos los que se oponían. Pero lo más asombroso es que la Iglesia Católica, que tiene por norma la defensa de los sectores más desfavorecidos, se muestre reacia a admitir a las mujeres en los órganos de poder. Con ello pierde prestigio y no puede defender la palabra de los más débiles porque le dicen sus oponentes que antes de dar consejos, arregle su casa.

Estamos de acuerdo en que nuestro credo nació en una sociedad patriarcal que le negaba derechos a las mujeres a pesar de que Pablo afirmara en Gálatas 3,28 que la Iglesia de Cristo no podía haber diferencias entre hombres y mujeres. Nuestro credo se vio contaminado por el entorno en el que se desarrolló y es comprensible, pero hoy el ambiente es a favor de la igualdad femenina y la Iglesia no cambia.

Lo más sangrante es que faltan vocaciones sacerdotales y muchas comunidades se quedan sin eucaristía que es el centro de nuestra fe, sin líderes y sin un reparto de cuidados y de responsabilidades. Muchas voces se levantan, principalmente en regiones periféricas, demandando que la Iglesia se renueve y acepte mujeres en los cargos con poder. El argumento que niega la posibilidad se funda en la tradición, basada en épocas lejanas, cuando las mujeres, decían los grandes pensadores y teólogos no tenían capacidades de liderazgo y habían sido creadas para la maternidad y ayuda al varón.

La Iglesia da mucha importancia a los símbolos y la tienen. Los sacramentos son símbolos de la gracia y de la presencia de Dios en el mundo, un mundo que desde el concilio Vaticano II no despreciamos pues es el entorno en el que vivimos y apreciamos lo que tiene de bueno: la democracia en los gobiernos, la igualdad entre todos los hombres, la lucha contra la violencia, la justicia para todos, el derecho a una vida digna…

Si esto es así ¿cómo se defiende, al día de hoy, la nula participación femenina en el gobierno eclesial? Una comisión está estudiando la posibilidad de aceptar el diaconado para las mujeres pero están manejando la perdiz, llevan muchos meses y no llegan a ninguna solución lo que nos hace pensar que hay mucha gente que se opone. No hay más que ver que muchos pastores anglicanos se pasaron a nuestra Iglesia cuando vieron mujeres con alzacuello en el altar. La lucha sigue y los árboles caen del lado que se inclinan… pero muchas de nosotras no lo verán. Eso sí, nadie nos puede arrancar la esperanza.

Visita del Papa a Ginebra

Recuerdo un chiste, cuando España iba a entrar en el mercado común, en el que salía un hombre vendiendo botijos que le preguntaba a un vecino si eso del mercado común era que él pudiera vender botijos en toda Europa o si los europeos iban a venir a España a vender botijos. Me recuerda a la Iglesia de mi juventud en la que, cuando se hablaba de la unión de las iglesias, se pensaba que todos los protestantes se tenían que convertir a la Iglesia católica, la única que era verdadera. Se formaría una unión eclesial liderada por el Vaticano.

            Por eso extrañó  mucho la visita del Papa a Suecia con motivo de la celebración del quinto centenario de Lutero ya que parecía que estaba dando al protestantismo reconocimiento católico. Hoy está dando un paso más con el anuncio de que visitará Ginebra en junio para marcar la larga y rica colaboración entre los católicos y el World Council of Churches en su 70 cumpleaños. Esta unión se fundó en 1948 como una organización mundial de Iglesias cristianas y con la meta de conseguir la unidad en el servicio y la misión. Sus miembros pertenecen a 348 iglesias protestantes, anglicanas, ortodoxas y las viejas iglesias católicas (Old catholic Churc). Aunque la Iglesia católica no es miembro colabora con varios programas.

Será la tercera visita de un papa ya que Pablo VI en 1969 y Juan Pablo II en 1984 viajaron a Suiza con este motivo.

            El reverendo Olav Fykse Tveit, secretario general del World Council, en una conferencia de prensa ha comentado que ve con esperanza esta visita para los que rezan por la unidad de las iglesias en el mundo y para todos aquellos que rezan y trabajan para la paz y la justicia. Es una afirmación de nuestro empeño común de fijar la atención en las necesidades de las personas y juntos tratar de mejorar su situación. Preguntado si desearía que la Iglesia Católica se hiciera miembro contestó que estaba satisfecho con la relación actual que había más bien que poner la atención en lo que podían desarrollar juntos.

            La respuesta al hombre de los botijos es que los cristianos podemos convivir en todas partes sin echarnos en cara presuntas diferencias teológicas y luchando juntos por la mejora de los más desfavorecidos del planeta.

 

Pagan justos por pecadores

Las recientes informaciones sobre el comportamiento de directivos de Oxfam con prostitutas en los locales de la ONG en Haiti, han hecho que conductas semejantes aparezcan en otras fundaciones sin ánimo de lucro. Médicos Sin Fronteras ha confesado algunos casos en los países donde trabajan también lo ha hecho Save the Children mientras que Acción contra el Hambre contrató a Roland van Hauwermeiren, que había sido despedido tras desvelarse los hechos de Haití.

Estos actos demuestran que se carece de información sobre las personas que se contrata y han tenido cargos previos en otras fundaciones, a los que incluso se les ha dado una salida honorífica para evitar el escándalo.

Inglaterra es uno de los países con más ONGs y también una nación a la que no le salen las cuentas y algunos políticos piensan que prescindir del 0,7 que es lo que dedican a la ayuda a los más desfavorecidos, ayudaría al presupuesto. Por otro lado, los Estados Unidos van a cambiar la legislación tributaria y puede afectar a los 390.000.000.000.000 $ (una cifra que no sé manejar) que este país dedica a la ayuda humanitaria, principalmente mediante donantes individuales. Y el peligro viene de un cambio, para simplificar el IRPF, que supondrá una reducción de la cantidad donada que se calcula bajará del 21% al 9%. Algunos colectivos van a sufrir más que otros pues la clase media, a quien la deducción afecta más tiende a donar su dinero a las iglesias y a los comedores sociales mientras que los ricos se lo dan a universidades y museos.

En todas las naciones se mira con recelo el dinero del impuesto sobre la renta que se entrega para las diferentes asociaciones sin ánimo de lucro, pues consideran que interfiere en el gasto del gobierno. El mal comportamiento de algunas ONGs junto a los deseos de los ministros de Hacienda de que les salgan las cuentas no ayuda a las asociaciones que tienen una historia impoluta. Pagan justos por pecadores