El IRPF y la Iglesia

Está a punto de terminarse la campaña del IRPF correspondiente al 2007 en la que se han introducido cambios con relación a otros años en lo que se refiere a la contribución destinada a la Iglesia. Ya saben que los contribuyentes podemos marcar una casilla que le designa a nuestra confesión religiosa el 0,7 de la cantidad que debemos abonar al estado.

            Es interesante conocer la génesis de estos pagos y meditar sobre su futuro. En el concordato que firmó España con la Santa Sede en 1979 se acordó que el gobierno pagaría unas cantidades anuales a la Iglesia como compensación ¿por la desamortización de Mendizabal o por el trabajo no remunerado que hacía la institución? El gobierno socialista en 1987 fijó una forma por la que los españoles decidían, marcando con una cruz que asignaba el 0,52 de su impuesto para este fin, una manera que, además, servía para pulsar la opinión pública sobre estas cantidades. El cálculo estaba hecho sobre el 100% de respuestas positivas (en los últimos años el porcentaje se ha movido en torno al 30% con una tendencia al alza) y se determinó que para llegar a la cifra que el estado había estado abonando anualmente, el resto sería abonado por hacienda.

            Este sistema se ha cambiado este año, aprovechando una normativa de la UE que exige que la Iglesia pague el IVA, subiendo el porcentaje al 0,7 de todos los contribuyentes que marquen la cruz pero sin sumas adicionales por parte del estado.

            El tema ha sido fuente de discusiones. Creo que nadie duda de la necesidad que tiene la Iglesia, como toda institución, de obtener el dinero necesario para su funcionamiento. Creo, también, que sería deseable que fuéramos los católicos los que financiáramos estos costos lo que da libertad frente a terceros y obliga a que los cristianos se responsabilicen de su comunidad, un camino que ya se ha ido recorriendo y que ha conseguido por diversas fuentes cubrir el 75% del presupuesto total.

            Dicho esto, muchos otros países occidentales tienen sistemas semejantes al nuestro, incluso obligando a los que se confiesan de un determinado credo a marcar la casilla correspondiente y nadie se escandaliza. La Iglesia cumple un papel que se puede valorar y que de hecho están valorando muchos ciudadanos. En los presupuestos del estado aparecen partidas para subvencionar a los sindicatos, a una serie de manifestaciones deportivas y artísticas y a otra serie de actividades que sólo una minoría reclama ¿por qué ellos tienen unos derechos que algunas voces le niegan a la Iglesia? ¿No sería más democrático que nos preguntaran también para hacer estos pagos? De hacerlo puede que las sorpresas fueran grandes.

One Response to “El IRPF y la Iglesia”

  1. Pues por eso no van a preguntar…no te preocupes. No interesa hacerlo.
    Imagínate si partidos, sindicatos, asociaciones y agrupaciones de variado espectro tuvieran que subvencionarse con sus propios recursos… Lo malo de todo esto es la ideologización.
    Por cierto, a propósito de este tema: escuché a un Obispo decir que no tenían posibilidad de controlar por parte de la Conferencia el número y cantidad de las cruces a favor…y que había que aceptar lo que decían desde las instancias oficiales: “esto son lentejas…” No parece lógico y sobre todo si existe la más mínima sospecha.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)