Los emigrantes: de usar y tirar

Cuando el crecimiento de los países europeos era alto, los nativos no querían ejercer determinadas funciones pues encontraban trabajos con mayor remuneración. A esta circunstancia hay que añadir que los empresarios, poco escrupulosos con las normas, contrataban emigrantes sin papeles a los que remuneraban con sueldos bajos y no tenían que abonar sus cargas sociales. Los gobiernos hacían la vista gorda, sabedores que no había posibilidad de progresar sin la mano de obra extranjera y su menor costo, que devolvía competividad a las naciones ricas.

            Ahora que llegan las vacas flacas, la culpa de todo la tienen los emigrantes que se convierten en los nuevos chivos expiatorios. Se circulan los bulos de que la mayoría es delincuente o de que les dan los pisos de protección oficial antes que a los nativos. También hay malestar porque sean atendidos por el servicio nacional de salud, una medida generosa de España que tenemos que aplaudir y que no todos los países han adoptado.

            En este clima xenófobo es más fácil aprobar por mayoría en el parlamento europeo unas normas que van contra el más primitivo estado de derecho. Así, los gobiernos podrán retener a un emigrante sin papeles durante 18 meses como si fuera un malhechor y se podrán repatriar a menores a países que no son el suyo, medidas que de ser adoptadas para ciudadanos de la Unión Europea hubieran supuesto un rechazo frontal por parte de la comunidad.

            Todo el tema de la emigración se ha llevado bajo cuerda y mal pues se debía de haber regulado desde un principio para evitar los abusos. Junto a los empresarios aprovechados hay otros que quisieron hacer legales a trabajadores que necesitaban, personas ya en España que conocían su oficio y estaban dispuestos a ejercerlo y… no pudieron.

            Me parece fatal esta política de usar y tirar… tan nuestra. Son seres humanos que emigran, como hicimos los españoles, para mejorar sus condiciones de vida, comprar una vivienda o conseguir el capital necesario para montar un negocio en su país. Nos han ayudado a vivir mejor y, ahora que toca la hora de apretarnos el cinturón, nos queremos deshacer de sus personas, una postura que los cristianos debemos criticar en todos los foros a los que lleguen nuestras voces. La riqueza, como el agua, no es “nuestra” y los países ricos tendremos que aprender a repartir ya que los pobres acudirán a nuestras puertas mientras no se mejoren las condiciones de vida de sus pueblos que es otra labor que debemos ayudar a que realicen.

2 Responses to “Los emigrantes: de usar y tirar”

  1. Felicitaciones a la autora por abordar un tema tan interesante, candente y actual. La queja contra los emigrantes también alcanza a los centros de educación con sus plazas reservadas para emigrantes y que impiden, naturalmente, que los hijos de los naturales del país entren en el centro de su elección.
    En Coslada-Madrid- hay una plaza (su nombre actual es ‘plaza de los rumanos’) donde se reúnen de mañana los rumanos que esperan que venga un señor a proponerles trabajo para el día. Recuerda los antiguos tiempos de Jesús y la parábola de los trabajadores de la última hora.
    Muy serio el tema para los cristianos y que afecta a nuestro comportamiento y actuar como tales en las situaciones de cada día respecto a ellos.

  2. Un tema, el de los emigrantes, que nos pone el dedo directamente en la llaga. Como dice la sabiduría del pueblo “…no sirvas a quien ha servido”. Es triste descubrir que aquellos que hemos vivido la experiencia de ser emigrantes somos los que ahora nos sentimos agradidos por los que viene a buscarse la vida en nuestro país. Aunque muchos comentarios de la gente sencilla responden a los intereses políticos-económicos de quienes manejan los medios de comunicación, el poder y, de paso, siguen ejerciendo de “señoritos” del pueblo, o “dueños” de él. Ciertamente se necesitan leyes que regulen ese flujo interminable, pero ¿leyes que atormente aún más la vida de quienes ya están sufriendo de manera inhumana? Hay tanta ambigüedad e hipocresía en la manera de afrontar, política, social y económicamente esta situación… No se pueden poner fronteras ni dictar leyes para contener el hambre y el miedo que mueve a la gente a emigrar. Gracias Isabel por hacernos pensar y…, algo más.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)