El fin de un secuestro

Las palabras no pueden competir con las imágenes visuales pues cuando leía el fin del secuestro del ex congresista colombiano Lizcano los ojos se me iban a las fotos que acompañaban al artículo. Ocho años de cautiverio, muchos de ellos amarrado con cadenas, con prohibición de hablar con sus carceleros y en condiciones pésimas de vida habían conseguido convertir a un hombre joven y vigoroso en un anciano con dificultades para caminar. Unas instantáneas que me recordaban a las de José Antonio Ortega Lara cuando salió del zulo en el que le tenía retenido la ETA ¡Cómo puede ser el ser humano tan cruel con sus semejantes!

            Todas estas historias tienen datos conmovedores que nos informan de la manera como estas personas consiguieron mantener viva la esperanza. Ingrid Betancourt desgranaba las cuentas de un rosario y ponía su vista en Dios. De las declaraciones de Lizcano me han emocionado sus palabras lamentando haber tenido que abandonar en la selva los últimos poemas de amor que le había dedicado a su esposa Marta, a su “Barquerita” como la llamaba.

            El apodo nos puede parecer cursi pero en el lenguaje de los que se quieren aparecen con frecuencia los diminutivos para hablar del otro, para acercarse a su intimidad. Si este hombre se mantuvo vivo todos estos años es porque sabía que ella le esperaba y mandaba palabras de aliento a través de la radio. Ahora tendrán que aprender a convivir de nuevo, pues las angustias de la selva dejan secuelas que tardan en curar y muchos años sin presencia cercana generan nuevas amistades y recuerdos que el otro no comparte y de los que se siente excluido. Pero espero y les deseo que sean capaces de atravesar estos problemas, mucho menores que los que ya han solventado y lo harán pues como dice el Cantar de los Cantares 8,6 “el amor es más fuerte que la muerte” y el suyo ha sido capaz de atravesar muchas pruebas.

One Response to “El fin de un secuestro”

  1. Es el amor el que nos da la pista de que nuestra verdadera naturaleza es unidos. (La paradoja está en nuestra individualidad para poder ser libres)
    En la Comunión, nuestra realidad futura entra en nuestro presente igual que cuando identificamos que sentimos amor por alguien.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)