¿Hay que dar siempre de comer?

El tema de la joven italiana en coma, Eluana Englaro, cuyos padres han conseguido que los jueces acepten sus tesis de no seguir alimentándola me ha suscitado una reflexión. Los que andamos metidos en residencias de la Tercera Edad nos enfrentamos muchas veces con dilemas éticos parecidos en los que nunca habíamos pensado. Reconozco que la primera vez que me encontré con la familia de una señora de 93 años, sin cabeza, y negándose a comer que nos planteó que no la forzáramos me escandalicé. ¡Cómo íbamos a dejarla morirse de hambre!

            Con el paso de los años he cambiado de opinión. No me gustaría que nadie tratara a mis padres como si fueran niños pequeños apretando su nariz y abriendo su boca. El anciano tiene derecho a su dignidad y si su cuerpo o su cabeza se niegan a ingerir alimentos, por algo será.

            Lo más curioso es que cuando en un par de casos hablando con la familia llegamos a esa conclusión, nos hemos encontrado con sorpresas. Tras varios días de prácticamente no comer nada y beber muy poco, la persona volvía a recuperar el apetito. Así nos encontramos en una dinámica de montaña rusa pues cuando parece que ha llegado el fin el instinto de supervivencia vuelve a salir a la luz. Un instinto que nos deja a los cuidadores poco escandalizados y bastante tranquilos pensando que en estos casos es la madre naturaleza la que al final decide.

One Response to “¿Hay que dar siempre de comer?”

  1. No podemos aferrarnos a esconder el único talento.
    Jesús no propone otra cosa que dar vida a través del amor y el amor es darle al otro lo que necesita y se merece.
    Un buen ejemplo de amor es no dilatar la muerte, como en el caso que desarrolla el artículo.
    Pero podríamos pensar como el del talento: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo” (Aquí tienes una defensa de la vida sin arriesgar otra cosa que el sufrimiento prolongado).
    Los talentos son una invitación a conducirnos en la clave de amor a los demás y será posible si confiamos en un Dios que sólo prima el amor. El misterio de la vida y sus fronteras queda contestado cuando “para Dios todos estamos vivos”, lo que nos toca de cerca es no aferrarnos a esconder el único talento.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)