Una protesta afgana

Cuando leí la noticia no me lo podía creer. Un grupo de universitarias afganas habían decidido convocar una reunión en Kabul contra la violencia de género y lo hacían con la cabeza descubierta aunque tapado el pelo con un pañuelo. Fuera quedaban los burkas que las condenaban a cárceles de tela que pesan más de 10 kilos y que arruinan sus vidas. Detrás de la convocatoria había una crítica silenciosa al presidente del país que había dejado sin condena a unos hombres que habían abusado sexualmente de una mujer a la que habían cortado después la vagina con una espada,

            Pero la sorpresa se fue diluyendo en la medida que avanzaba la noticia. El acto se tuvo que celebrar a puerta cerrada y dentro del recinto universitario, por miedo, se decía, a los que habían arrojado ácido a la cara de varias mujeres por el mero hecho de ir a la escuela.

            Varias mujeres hicieron uso de la palabra y de los micrófonos para hablar de la situación de muchas compañeras en el país y condenar que fuera en el hogar familiar donde peor trato recibían y más peligro pasaban. Entre los oyentes había más de 400 estudiantes varones lo que llenaba de esperanza ante la posibilidad de un cambio en las nuevas generaciones.

            En un momento dado, esos estudiantes varones consideraron que el protagonismo femenino ya había alcanzado su cupo y se hicieron con el micro. ¿Saben vds cuáles fueron los temas tratados a partir de ese momento? Las discusiones se centraron en apoyar que un hombre se pudiera casar con 4 esposas como hiciera el profeta Mahoma o no.

            Al final la convocatoria sobre la violación de género quedó olvidada recibiendo mucha más cobertura mediática la posibilidad de la poligamia. ¡Mucho tiene que llover en Afganistán, donde caen pocas gotas, para cambiar una situación donde las mujeres son las esclavas maltratadas de los varones!

 

2 Responses to “Una protesta afgana”

  1. Las mujeres afganas desposeídas de derechos; que lloran bajo la burka; amansadas a la fuerza; saqueadas de justicia; sin embargo, buenas madres, vecinas y mujeres; capaces de saltar sobre el odio; y perseguidas por tener rostro y dignidad; vivirán de nuevo porque ya están las universitarias velando y trayendo el reino de lo humano.

  2. Burka, mantilla, toga,… todo es lo mismo. Distintas caras de la misma moneda. Las diferencias son culturales y poco más. Queremos que todos seamos iguales… pero todos iguales a mi. Propongo dos cosas: un poco de respeto y otro poco de autocrítica. Y planteo dos cuestiones: ¿Es la mujer en la Iglesia más libre que en el Islam? Probablemente sí, pero ¿Es realmente libre e igual en derechos a los hombres?

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)