A vueltas con el relativismo

En todos los lenguajes específicos de cada ciencia hay vocablos propios y palabras que de improviso se ponen de moda. Este es el caso de “relativismo” que desde el discurso de Benedicto XVI, antes de entrar en el cónclave, se utiliza con mucha frecuencia en la teología, los sermones y en el simple hablar cristiano creando a veces confusión por no marcar con precisión, si es que se puede, los límites. ¿Dónde empieza el relativismo? ¿Todo el mundo debe pensar igual? ¿Afectan las coordenadas de vida de las personas a su pensamiento?

            Al pairo de estas preguntas me vino a la memoria una frase de Cristo en Jn 14,2 “en la casa de mi Padre hay muchas moradas”. No tengo claro a que o a quienes se refería pero parece que infiere alguna idea de pluralidad en el Reino que barrunto se originó en la tierra y que Dios no trata de uniformar. ¿Habla de las distintas iglesias cristianas, de otros credos, de individuos particulares? Me gusta pensar en ese cielo variopinto en donde se puede dialogar (si eso fuera posible) desde posturas diversas pues el pensamiento monocorde es además de aburrido e ininteresante, un cuerpo fosilizado.

            Si reflexionamos sobre algunas ideas o acciones que realizó Jesús en su decurso histórico también me asaltan las dudas sobre si sus contemporáneos no le hubieran acusado de relativismo aunque utilizaran otro término más de su cultura. ¿Fue relativismo curar en sábado cuando la interpretación al uso del descanso sabático lo rechazaba? Y cuando negó la familia tradicional por una nueva en la que no había padres, sino sólo madres, hermanos y hermanas y que no estaba ligada por lazos de sangre ¿estaba relativizando a la familia normal? No trató de convertir al centurión que le pidió la salvación de su siervo porque ¿pensó que era una buena persona y que no hacía falta que se hiciera judío para alcanzar el cielo? ¿No era eso relativizar sus creencias?

            Todas estas preguntas se suman a las dudas que me despierta el juicio final de Mateo. Con todos los seres creados allí reunidos, Jesús sólo pregunta por las acciones en pos de terceros que han realizado en el mundo y que suponen la medida de la salvación. Es una manera de hacer tabla rasa de todas las confesiones religiosas y declarar que no hay unas buenas y otras malas, a lo sumo por este texto, podremos concluir que serán mejores las que lleven a sus seguidores a estos comportamientos generosos y altruistas con los necesitados.

            Como verán estoy confusa y no distingo bien las fronteras del pensamiento ortodoxo de las del relativo. Soy consciente de que no todo vale lo mismo pero al mismo tiempo considero que nadie puede presumir de tener la verdad en exclusiva.

One Response to “A vueltas con el relativismo”

  1. Esa confusión esta llena de sabiduría.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)