La bomba de ETA

Las fotografías de los estragos que ha causado ETA en la casa cuartel de la Guardia Civil nos hacen comprender que los etarras pretendían una matanza atroz de una serie de familias de guardias civiles. No avisaron de la colocación del coche explosivo y lo programaron para que explotara a las 4 de la mañana con la intención de coger al mayor número de personas. Policías, mujeres y niños todos entraban en el mismo saco.

Locos y violentos hay siempre en todas las sociedades. Unos queman los bosques, otros matan a sus parejas o lo hacen por un ajuste de cuentas pero en todos estos casos se encuentran con una repulsa generalizada de sus acciones.

Lo malo en nuestro caso es que hay más de 100.000 personas en el País Vasco que aprueban estos actos. Matar a inocentes es justo pues conduce a la independencia de una zona de España que se considera diferente, un sentimiento nacionalista que no tiene cabida en un mundo globalizado donde etnias, razas y religiones convivimos y conviviremos cada día más en el mismo suelo. Un suelo del que no tenemos derechos de propiedad privada y donde todos los ciudadanos, en la medida que se ajusten a las leyes impuestas por la democracia, tienen derecho a mostrar sus preferencias.

¡Qué responsabilidad enorme la de determinados dirigentes que inculcan el odio de unos ciudadanos frente a otros! Unos son los actores materiales del hecho pero detrás están sus inductores, personas que calientan los ánimos a sabiendas a donde irán a parar sus diatribas. Algunos miembros de la Iglesia se situaron en su día entre los que alentaban los espíritus nacionalistas albergando a terroristas en sus parroquias o conventos.

Se empiezan a escuchar los rencores en la escuela, en la universidad, en la casa… incluso en el deporte ya que, ayer mismo, una persona que llevaba una camiseta del Real Madrid al Camp Nou fue golpeada y se le arrebató la prenda para quemarla. Es otra forma de fomentar un odio tonto ya que la liga perdería interés si no hubiera dos equipos muy igualados y capaces de ganar el campeonato. Pero el fútbol se ha convertido en otra reivindicación nacionalista aunque la mayoría de los jugadores sean holandeses o brasileños.

Creo que los actos terroristas contra la casa cuartel nos deben hacer meditar a todos sobre la necesidad de no fomentar discusiones ni avivar fuegos que luego, ahora que estamos en época estival, sabemos que no son fáciles de parar.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)