Liturgia en Harlem

Unos amigos que viven en Nueva York, nos insistían para que fuéramos a visitarlos lo que hemos hecho aprovechando el puente de la Almudena, fiesta en Madrid. Para hoy domingo, nos habían arreglado asistir a la Iglesia Bautista Abisinia de Harlem en pleno barrio de la gente de color. La liturgia empezaba a las 11 pero para tener posibilidades de entrar recomendaban hacer la cola desde las 9 de la mañana. Como una de nuestras hijas está embarazada de muchos meses solicitaron nuestros amigos un permiso especial que nos autorizaba a llegar a las 10,45. Fuimos la envidia de un montón de españoles que conocíamos.
La cola para entrar en el templo daba dos vueltas a la manzana, la mayoría visitantes de raza blanca me temo que con poco interés litúrgico y mucho turístico. El servicio de las 9 se retrasó con lo que esperamos media hora en la puerta de un templo que celebraba los 200 años de la formación de esa comunidad que comenzó con la voluntad de no tolerar la discriminación racial en su iglesia. De hecho los primeros `pastores fueron varones de raza blanca, originarios de Boston.
Tras los cantos de entrada, llevados a cabo por un maravilloso coro, se celebró la bendición de niños. Era el ingreso en la comunidad de estos nuevos miembros que no lo serán plenos hasta que, ya adultos, se bauticen por inmersión. Eran seis niños y me dio pena pues tres no tenían padre y uno madre, una muestra de lo que es nuestra sociedad y que se recrudece en Harlem.
Las oraciones iniciales las llevó a cabo la asistente del pastor, una mujer con una voz preciosa que nos hizo dar gracias a Dios por todos los que pavimentaron nuestra fe, con sus enseñanzas y su testimonio. Luego tuvimos mala suerte ya que, tras las interminables noticias y anuncios sobre la comunidad (clases de Biblia, cenas para conseguir dinero, reunión en una bolera, miembros enfermos o fallecidos, relación de invitados famosos que se tenían que identificar, regalos al pastor por sus 20 años al frente de la comunidad…), el pastor titular, famoso por sus sermones, dio paso a otro compañero para celebrar el bi centenario.
La homilía fue una catástrofe para nosotros pero tengo la impresión de que la comunidad bautista estaba satisfecha pues interrumpía al orador con aprobaciones sonoras, unas expresiones que a los que no estamos acostumbrados a este tipo de demostraciones nos sorprendía.
La ceremonia empezó a las 11,30 y a las 14,30 ya no podíamos más pero estaba prohibido abandonar el templo. Las cosas positivas que encontramos son: un templo
acogedor para todos los que no tienen una familia propia, un coro compuesto por cerca de 100 personas que entonaba espirituales negros de forma excepcional y que a los invitados se nos recibía con calor. Lo negativo lo reflejan las palabras de mi hija: “Madre, casi no han hablado de Dios”. Era cierto, aunque imagino que se podría decir que no era necesario poner de relieve una presencia ya que estaba sobreentendida.

One Response to “Liturgia en Harlem”

  1. Me parece muy interesante la observación de tu hija porque, aunque como bien dices hay que dar por sobreentendida la presencia de Dios en aquel templo de Harlem, es posible que hubiera algunos factores que “alteraran” el producto. Esas largas colas de gente que esperaba pacientemente y esperanzadamente poder entrar en el templo, quizá para asistir no a un acto de culto, sino a una atracción turística, seguramente no contribuían a percibir el acontecimiento como la celebración comunitaria de la fe. Los innumerables recados en medio de la liturgia, tampoco. El problema es que el culto tampoco puede convertirse en algo estrictamente “sagrado” en el sentido más restrictivo de la palabra. Es difícil combinar la vida cotidiana con la celebración litúrgica, y más si se trata de una celebración multitudinaria. Lo más interesante, quizá, la necesidad expresada por tu hija, de nombrar a Dios, de escuchar algo sobre Quien nos convoca a celebrar comunitariamente nuestra fe. Esa necesidad habla de una sed que nos sostiene, porque es la que nos invita a seguir buscando.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)