Pasado y futuro de la vida religiosa

Profana en estos temas, me ha parecido muy interesante el artículo que Sandra Schneiders ha publicado el 2 octubre en el National Catholic Reporter con el título que encabeza esta página. A la vez que lo traduzco (libremente) trataré de abreviarlo pues es muy largo para un blog.
La idea de la autora es que la mayoría de las personas ignora lo que es la vida religiosa activa pues la somete a tres formas de comportamiento que le son ajenas: el uniforme de un hábito, la vida en un convento y el tiempo dictaminado por el reloj que incluye comidas en común y rezos a determinadas horas.
Tras esta reflexión inicial, la autora, hace un análisis histórico que demuestra que este pensamiento está influido por la forma de vida religiosa monástica que predominó en occidente hasta el siglo XVI. Fue entonces cuando aparecieron órdenes, como los jesuitas o redentoristas, que no rezaban juntos el oficio divino y vivían en los lugares más afines a su vocación pastoral. Este camino le fue negado a las mujeres pues Trento determinó que la vida monástica era la única legítima para las religiosas ya que, como sexo débil, debían de estar tuteladas y encerradas. Algunas personas en los EEUU piensan que la investigación que lleva a cabo el Vaticano a las monjas de USA es una última consecuencia de esta forma de pensar.
En este lugar la autora nos da una relación de fundadoras que intentaron ser reconocidas por la Iglesia como religiosas, sin renunciar a una vida no enclaustrada. Su historia, en la mayoría de los casos, fue triste con muchas denuncias por inmoralidad e incluso penas de cárcel. No fue hasta 1900 que León XIII reconoció como válidos estos caminos pero en la mayoría de los casos en las monjas se juntaron los dos tipos de vida: la monástica y la vida activa sin tener la preparación profesional ni los privilegios de los que gozan los clérigos.
Entorno a 1950 Pio XII pidió a los superiores generales que modernizaran sus órdenes lo que incluía la modificación de los hábitos de las mujeres que eran poco higiénicos y muy costosos. En este tiempo se crearon movimientos para la formación de las religiosas, una línea que siguió el Vaticano II para que no sólo participaran en el cuidado de niños y enfermos, sino que desplegaran su trabajo en todas las esferas de la vida.
Las congregaciones religiosas abrazaron este programa con ímpetu, revisando sus constituciones que, ya no acentuaban como fin la santidad de sus miembros, sino la promoción del Reino de Cristo. Uno de los signos externos más visibles del cambio fue la forma de vestir de las religiosas que quisieron participar con su ropa en la cultura contemporánea, sin sucumbir a la tentación de la moda o el consumismo. Hoy, salvo algunas quejas por parte de grupos tradicionales, el “hábito” ha dejado de ser un tema de discusión.
El hábito fue el flash emocional del cambio, la apertura a un campo amplio de ministerio, finalmente liberado de las ataduras monásticas, y a la escucha de las situaciones de necesidad. Las religiosas se convirtieron en capellanes de hospitales, abogadas de los pobres, técnicas en los hospitales, suplentes en las parroquias por falta de ministros ordenados, directoras de ejercicios, tutoras de jóvenes delincuentes y profesoras de idiomas a los emigrantes… una larga lista que nos suministra la autora y que todos conocemos. A partir de este momento no fue el convento el que determinó su trabajo sino que fue éste el que marcó el lugar de su vivienda.
Esta pastoral pasó de ser considerada algo periférico, a asumir el centro de su vida religiosa en cuanto que los dos primeros mandamientos, amar a Dios y al prójimo se fundieron en uno. Su vida ya no se limitaba a rezar o a trabajar en ministerios específicos dentro de las instituciones católicas sino que se abría al mundo entero.
En la segunda parte que dejó para otro blog, Sandra Schneiders, fundamenta sus tesis con consideraciones bíblicas y teológicas.

4 Responses to “Pasado y futuro de la vida religiosa”

  1. Isabel, muchas gracias, de nuevo, por hacerte eco de la situación conflictiva de la vida de las religiosas, ofreciéndonos el acceso a la reflexión de la reconocida teóloga Sandra Schneiders. Las religiosas de vida activa tienen mala prensa. A pesar de que han estado pegadas a la cotidianidad de todos nosotros, qué poco se conoce lo que son y su forma de vida. Tienen peor prensa que los religiosos y que los curas, a los cuales se les perdonan muchas cosas que a ellas se les condena. A ellas, como está a la vista, se las controla mucho más. No sé por qué no se hace una visita apostólica a los religiosos de Estados Unidos, sobre los cuales pesan acusaciones que no se hacen a las religiosas, como por ejemplo las de abuso sexual. Está todavía por recuperar una historia de los últimos siglos de Occidente en la cual se reconozca a las religiosas el lugar tan importante que han ocupado, a pesar de las sombras que ciertamente tienen, como el resto de los humanos y el resto de las instituciones humanas. Mientras llega ese día, imagino que seguirá siendo difñicil vivir sin ser bien vistas ni por el clero ni por los nuevos movimientos cristianos ni por muchos de los fieles normales y corrientes que siguen pensando en ellas como en seres carentes, reprimidos, infelices o, por el contrario, ingenuas, y sin pisar bien esta tierra. Desde aquí deseo manifestar mi apoyo a las religiosas, en general. No sólo por lo que hacen, que sigue siendo mucho y bueno, sino también por lo que son. Si alguien quiere tener una idea precisa y muy bien documentada de la historia de las religiosas, puede leer el libro “Hermanas en armas” de Jo Ann Kay McNamara, una historiadora feminista de Nueva York que lo escribió como agradecimiento a las religiosas de su infancia y juventud. La edita la editorial Herder y, eso sí, es un libro voluminoso.

  2. Estupendo artículo de la tal Sandra (de la que no había oído hablar nunca, pero me ha gustado; va muy en la línea de Joan Chittister) y estupendo tu blog. Entro a menudo para leerte. Soy religiosa.
    Permíteme que lo tome prestado para ponerlo en mi blog. No es la primera vez que lo hago. Ya te “robé” un post en otra ocasión, aquella vez, sin permiso. Aunque, por supuesto, señalando que lo tomé de aquí.
    Me resultan muy sugerentes tus reflexiones…
    Agradecida.

  3. Querida Conchi
    Puedes “robar” lo que quieras ya que no tengo ninguna intención de conservar la propiedad intelectual de mis entradas en el blog. Los ingleses dicen que la imitación es la mejor forma de halagar con lo que me quedo encantada
    Un abrazo
    Isabel

  4. El presenta refleja un final de ciclo en la vida religiosa femenina, y ya el inicio de nuevas formas, en un soplo continuo de la Ruah. Una nueva generación de mujeres, que han accedido a su propia habitación ( V. Woolf), se han formado en teología, han dejado macerar una espiritualidad entrañada en una nueva mirada de los textos bíblicos, va cuajando en nuevas formas de vida religiosa. El viejo orden de Vírgenes, desde nuevas perspectivas, beguinas en pleno siglo XXI, eremitañas urbanas y rurales, lauras eremíticas femeninas. Y ancestrales congregaciones que se re-fundan, retornando a sus raices, y actualizando sus formas.

    Contemplación-acción en nuevas singladuras, brotes verdes en la vida religiosa femenina .
    Cordiales saludos

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)