Decíamos ayer

Quiero empezar este post, tras varias semanas sin escribir, en recuerdo de fray Luis de León que con esta pequeña frase comenzó una clase que había cortado tras una visita prolongada en la cárcel.
Mi caso es distinto. Habíamos preparado con cuidado y tiempo, para que nuestros hijos dejaran unos días de vacaciones libres, un pequeño viaje a los Emiratos del golfo Pérsico donde festejar nuestras bodas de oro. Era una zona del mundo que no conocíamos ninguno y que nos llenaba de curiosidad pues eran pueblos que habían pasado, en 40 años, desde una vida beduina en el desierto, al mayor lujo que se pueda imaginar. Las mujeres veladas y envueltas en largas sayas negras, los hombres altos con túnicas inmaculadas blancas y tocados con turbantes variopintos en la cabeza.
En la plaza mayor de Dubai todas las tardes, bailan al son de una música distinta las fuentes erigidas en su centro, gracias a un complicado programa de ordenador. La danza es bellísima e invita a mover los pies. Los mejores arquitectos del mundo están levantando torres fantásticas que, con la crisis están medio vacías, pero dan fe de la imaginación del ser humano y de los avances de la técnica. La única duda es preguntarse si en medio del desierto lo mejor es levantar edificios de 180 pisos cuando hay una enorme extensión de terreno baldío.
Fueron 5 días en familia maravillosos pero que se cortaron la última mañana de nuestras minivacaciones. El fin de fiesta era un paseo en quad por las arenas del desierto que terminó en un accidente con magulladura de médula de mi marido. El pronóstico es bueno y los médicos nos dicen que se va a recuperar pero tras otro largo paseo, esta vez por clínicas especializadas en rehabilitación.
El primer hospital que nos acogió era un pequeño centro en un pueblito alejado de la civilización. Éramos los primeros occidentales que ocupábamos cama en el lugar lo que llenó de curiosidad a todos los internados. Venían en cola a saludarnos con una preciosa frase que sonaba asi: Aleikum salam (no sé como se escribe) y que me recordaba al “con Dios” de mi infancia.
La siguiente parada fue en otro hospital a varias horas del primero. Un lugar con las facilidades de la técnica y con un personal de todos los lugares del planeta que tenía un denominador común: se entendían en inglés pero… el de algunos ininteligible. La primera noche que pasamos en observación terminó con unos gritos ensordecedores que resultaron ser la plegaria de la mañana de los mahometanos, que el domingo dura media hora. Siempre me había gustado el rezo del muecín porque me levantaba el corazón hacia Dios pero reconozco que me parecieron disparatados unos altavoces a pleno gas en la UVI de un hospital. El anticlericalismo en España nació como fruto de un excesivo peso del estamento ordenado y de una imposición religiosa que creo pasará factura al pueblo árabe.
Ya estamos en España y tenemos por delante varios meses de hospitalización. En la medida que encuentre tiempo seguiré escribiendo unas líneas en este blog que supone mi pequeña ventana a un mundo que se me ha empequeñecido… aunque me llena de otro tipo de posibilidades.

14 Responses to “Decíamos ayer”

  1. Con frecuencia he abierto tu blog y al fin veo que has escrito. Me hace una gran ilusión porque me hace pensar que estás más tranquila. Sé que pronto vas a Toledo. Será duro para todos que Alejandro esté ingresado en un hospital, pero allí se recuperará muy bien y esto es lo importante. Me encantaría ser útil en algo. Un abrazo con mucho cariño, natalia

  2. Querida Isabel: qué gusto volver a encontrarte en este espacio estupendo de tu blog. Me alegro mucho de la mejoría de tu marido y deseo que este tiempo especial refuerce de un modo y por circunstancias tan inesperadas, el amor que os tenéis.

  3. Este cajón rico en ilusiones , te hace llegar en un bucle de afecto orante, los mejores deseos en estos momentos. Por la pronta recuperación de tu marido. Toda una red de ilusiones, de oración os acompaña a tí y tu familia.

  4. Mil gracias por vuestros ánimos. Estamos tranquilos y dispuestos a luchar con él para que su recuperación sea lo mejor posible

  5. Pediremos por tu esposo, entonces. Y ese saludo, que tampoco sé cómo se escribe, es pariente del ShALoM hebreo.
    De paso, me han regalado el libro de Ma Magdalena; es un placer leerte nuevamente a ti y a las demás mujeres que ahí escribís.

  6. Querida Isabel, estamos muy agradecidos de que compartas con tus lectores de 21 este duro aprendizaje vital que has asumido con tanta fortaleza, y del que tantas enseñanzas podemos extraer. Mucho ánimo y un fuerte abrazo.

  7. Great information. Lucky me I recently found your site by chance. I have book-marked it for later!

  8. I think this is among the most significant information for me.And i’m glad reading your article. But want to remark on few general things, The web site style is great, the articles is really nice : D. Good job, cheers

  9. You could certainly see your skills within the work you write. The world hopes for more passionate writers like you who aren’t afraid to say how they believe. Always follow your heart.

  10. Exceptional post however , I was wondering if you could write a litte more on this topic? I’d be very thankful if you could elaborate a little bit more. Appreciate it!

  11. When I originally commented I clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and now every time a comment is added I get 4 emails using the same comment. Is there any way you may take away me from that service? Thanks!

  12. Great information. Lucky me I recently found your site by chance. I have book-marked it for later!

  13. Great information. Lucky me I recently found your site by chance. I have book-marked it for later!

  14. Exceptional post however , I was wondering if you could write a litte more on this topic? I’d be very thankful if you could elaborate a little bit more. Appreciate it!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)