Niñas prostitutas por agua

El Universal de Méjico publica un escalofriante reportaje sobre los campos de refugiados de Haití que visitó uno de sus reporteros. Hay 40.000 personas en el campamento Champ de Mars que está junto a las ruinas del viejo palacio nacional. Viven en unas tiendas de lona maltrechas y la dirección de la comunidad está a cargo de 40 haitianos. Uno que se llamaba Duck se prestó a hacer de guía al periodista.
Una de sus paradas fue delante de una tienda en la que había un par de niñas de 14 y 16 años, está última con señales de un embarazo y nacimiento reciente mal cuidado. Alrededor pululan niñas más pequeñas. Duck les informó que habían quedado huérfanas tras el terremoto y cuando preguntó ¿qué hacen para vivir? Fueron ellas mismas las que respondieron con un susurro y la cabeza gacha: cosas que no debiéramos. Como el interrogatorio siguiera reconocieron que eran prostitutas. En este momento se acercaron varios hombres en actitud amenazadora con lo que el guía aconsejó la marcha. Aquellas personas no querían que se supiera lo que pasaba en su zona.
El reportero quedó tan impresionado que se dedicó a hacer indagaciones por el resto de los campamentos donde vio que la realidad era semejante Niñas de 7 y 8 años se prostituían a cambio de una jarra de agua (en el Champ de Mars es gratuita pero tiene un precio en los otros) o de un poco de comida que también hay que pagar, y otras se quejaban de que eran violadas sistemáticamente por los hombres.
Los organismos internacionales dan cifras enormes de violencia sexual y tráfico infantil y Amnistía Internacional publicó que bandas armadas salen por la noche y entran en todas las tiendas que quieren. En una de estas razias violaron a una niña de dos años. Las madres se quejan de que no pueden dormir con el miedo de que un hombre rasgue la tela de su tienda y viole a su hija.
Un antiguo informático vive en uno de estos campamentos y comenta que allí no hay vírgenes, que todas las niñas se prostituyen o son violadas incluyendo a su hermana de 9 años. Considera que ya tiene esposo, un nombre que da al proxeneta que la explota. Solo le preocupa su hija de 6 años pero no sabe que hacer para protegerla.
Nadie nos ayuda dice la joven prostituta del Champ de Mars. Una llamada que escuchamos con tristeza porque nos sentimos incapaces de echarle una mano pero ¿no habrá nadie por esas tierras que pueda poner un poco de orden? Y pienso ¡Que efectos tan nocivos tiene la pobreza absoluta!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)