El ejemplo de un colegio

En España tenemos un problema serio con la educación y todos los argumentos son buenos para justificar un sistema que no funciona. Unos consideran que el estado no atiende como debiera a la escuela pública, para otros los recortes comprometen el futuro, hay quienes piensan que la culpa de todo la tienen los emigrantes… No conozco las causas de nuestro fracaso, que nadie duda.

Estamos obligados a mirar a nuestro alrededor para copiar los buenos resultados de otros y dentro de esta dinámica positiva creo que nos puede servir de ejemplo un colegio londinense.

He leído su historia el El Economist del 4 de febrero de este año. Lo que hoy se llama Paddington Academy era hace 6 años un colegio de barrio donde el fracaso escolar era del 80 por ciento de sus alumnos y en cuyas aulas había frecuentes luchas con cuchillos y avisos a la policía para que mediara. En la puerta había distintas pandillas violentas y corría la droga. Los profesores no estaban motivados y los alumnos se pasaban las clases copiando de los libros de texto.

El gobierno decidió dar una nueva oportunidad al centro, permitiendo que no siguiera las normas generales y que tuviera libertad para introducir asignaturas y usar nuevos métodos de enseñanza. Paddington Academy se hizo dependiente de una fundación de caridad que se llama United Learning Trust, que tiene varios colegios en Inglaterra.

El éxito ha sido espectacular ya que en estos 6 años transcurridos, han conseguido que el 70 por ciento de los alumnos sacara el equivalente a nuestra ESO, un logro muy difícil cuando la mayoría proviene de hogares pobres y desestructurados, con muy bajo conocimiento del inglés por ser originarios de Bangla Desh, Irak, Kosovo….

¿Cómo lo consiguieron? Lo primero fue buscar buenos maestros, con auténtica vocación, a los que se les propuso la difícil meta de convertir un colegio malo de 1200 alumnos, en uno excepcional. Se tenían que comprometer por dos años y estar dispuestos a tener algún horario nocturno y a trabajar fines de semana, para poder atender a muchos estudiantes con hogares reducidos, donde no es posible estudiar. Hoy estos jóvenes profesores, que se comprometieron, se sienten orgullosos de haber conseguido esos logros.

La segunda norma fue que la calle se terminaba en la puerta del colegio. Los alumnos tienen que ir uniformados, se prohíben los gorros y capuchas y el lenguaje grosero. Se fomenta la competición de forma que los nombres aparecen en pizarras, clasificados según sus logros. Aquellos provenientes de hogares complicados o con dificultades de lengua, reciben durante 4 años clases especiales pero no se les exime de la excelencia. Los esfuerzos realizados, la ayuda a estudiantes más jóvenes, el compromiso con los deportes o el coro del colegio… reciben alabanzas públicas y distinciones.

Los colegios del entorno les han acusado de echar a algunos alumnos difíciles. El colegio confiesa que lo hicieron el primer año pero que ahora los tienen, incluso recién salidos de la cárcel.

Creo que es un ejemplo que merece la pena de copiar, permitir que los colegios que quieran, se puedan librar de apretados corsés que les permitan margen de maniobra en sus clases y programas. Lo malo es que primar la excelencia y salirse de la fila en nuestro país está mal considerado, todo el mundo tiene que ir por el mismo carril, aunque no lleve a ninguna parte.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)