Abades creativos suizos

Hace muy poco nos sorprendieron las declaraciones del abad de Einsiedeln, Martin Werlen, en la reunión de la conferencia episcopal suiza, a la que tiene acceso con categoría de obispo. En ellas pedía, lo que otros muchos: una reforma a fondo de la estructura eclesial. Me hizo ilusión que, entre sus ofertas,  apareciera la idea de nombrar a mujeres y laicos al colegio cardenalicio, porque a un comentarista de una de mis entradas en Religión Digital,  le contesté que si se negaba el sacerdocio a las mujeres, se tenían que abrir otras puertas y me parece que Werlen está en esta sintonía de onda.

             Ahora levanta la voz otro abad benedictino suizo, Peter von Sury, de Mariastein, en una entrevista concedida a un periódico católico. Es un hombre de 62 años, experto en derecho canónico, que considera que la Iglesia tiene problemas sistémicos, tanto de estructura como de transparencia. Una de sus primeras demandas es que los obispos sean elegidos por los fieles, por los sacerdotes y por los obispos de diócesis cercanas, un procedimiento que se siguió hasta el siglo XI, cuando se dio mayor poder a Roma. Si no se incluye a los fieles, éstos ven los nombramientos con gran indiferencia y no se involucran en la institución.

             Los obispos tienen un papel de enorme importancia en la Iglesia como constructores de puentes y deben tener personalidad para integrar. Si no son capaces de hacerlo hay que cesarlos, algo que no se hace y buen ejemplo es el obispo de Chur, Vitus Huonder, que siembra discordia y es un desastre (es la primera vez que veo una crítica de este calibre de un abad a un obispo). Esta alusión parece que proviene, de que un grupo de sacerdotes de su diócesis se ha manifestado enfrente de la catedral pidiendo reformas y su contestación ha sido sancionarlos, algo a lo que se han mostrado disconformes todos los otros obispos de la nación. Todas las instituciones, continúa el entrevistado, deben tener alguien en oposición y los obispos deben escucharlos pero el problema es que no se han creado organismos para hacer frente a las conferencias episcopales a nivel mundial, y eso no es bueno.

             Tampoco  hay que olvidar que los fieles tienen el derecho e incluso el deber de que sus obispos conozcan su parecer, pero no hay vehículos que lo implementen dentro de nuestra Iglesia. De hecho, vivimos los católicos en un sistema cerrado que no admite críticas ni correcciones de dentro ni de fuera.

             Cuando habla de los sínodos, se queja de que sean los papas los que tengan la voz final porque se convierten en una carretera con un único sentido. Tan es así, que desaparecen de la agenda inicial temas que importan al conjunto eclesial, como el celibato de los sacerdotes o el ministerio para las mujeres.

 Me parece enormemente interesante que se escuchen voces disconformes en altos puestos de la Iglesia (ambos son jóvenes) porque hasta ahora eran muy escasas. Es  bueno que aparezcan porque darán que pensar y les harán más caso que a los católicos de a pie.

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)