¿Qué quieren las mujeres?

En el famoso viaje de avión con los periodistas el papa dijo que era necesario profundizar en una teología profunda sobre la mujer porque éramos más importantes que los obispos y sacerdotes. De alguna manera con sus palabras daba fin a la controversia sobre las mujeres como monaguillos, lectoras y directoras de importantes organizaciones. Todo lo hacen y quieren hacer más en consonancia con el deseo del papa.

Sentarse a la mesa

No queremos que el matriarcado supla al patriarcado dice la hermana Carol Zinn que es la nueva presidenta de LCWR, la organización censurada por el Vaticano. Pero el problema es que la religión se ha visto siempre bajo los ojos de los varones. Están muy bien las imágenes de Dios gestando al mundo porque hablan de su amor pero para desarrollar una teología de la mujer lo primero que hay que hacer es hablar con ellas.

Para Joan Chittister “los jerarcas de la Iglesia tienen que empezar por leer buena teología, filosofía y ciencia feministas. Así descubrirán que sus posiciones contra el género no tienen cimientos. El siguiente paso es la unión de todas las mujeres porque hemos sufrido millones de años en los que las iglesias han nutrido su teología sin contar con la mitad del género humano ¿Se puede considerar esto adecuado?”

La hermana Mary Ann Walsh que es la primera directora de medios de la conferencia episcopal de los EEUU considera “que la mujer no se siente escuchada. Si lo fuera ya sería un buen paso”.

La escritora católica católica Ashley McGuire recomienda al Vaticano que empiece convocando un concilio de mujeres teólogas, activistas, educadoras y líderes a todos los niveles, para ayudar a la jerarquía en los temas que plantean.

Permiso para liderar

No solo piden permiso para liderar sino que quieren ser empujadas en ese camino. Jorge Bergoglio dijo en un libro del 2010 que  “la tentación del chauvinismo ha impedido que el papel de la mujer en el Iglesia se haya hecho visible”.

La exclusión de las mujeres del orden es resentida por el 59% de la población de los EEUU, que considera que con ese veto nunca igualarán el status o la influencia de los varones porque “nunca ejercerán la autoridad” considera Nancy Dallavalle de la Universidad de Fairfield “y estarán separadas por un muro de la posibilidad de dar forma a la Iglesia”

Lo primero que hay que hacer es potenciar lo que sea posible dice Walsh. Es decir profundizar en la teología feminista de forma a encontrar maneras de colocar a las mujeres en puestos de autoridad e influencia. Las mujeres católicas ya han demostrado su valía al presidir hospitales y colegios ¿Se pueden extender estos conocimientos a la curia?

Otras mujeres ven que en la sociedad civil tampoco hay mujeres en puestos de liderazgo porque no se las educaba igual y están menos preparadas. Aunque esto es cierto, la Iglesia predica la igualdad entre los sexos y necesita explicar los motivos por los que las mujeres están fuera de sus puestos de gobierno.

Si el papa quiere alejarse de los presupuestos chauvinistas las mujeres le ofrecen caminos. El primero llevarlas al Vaticano en puestos importantes que no requieran orden sacerdotal, como hacerlas miembros de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la fe, o cancilleres en diócesis por todo el mundo. La escasez de sacerdotes se puede paliar haciendo de las mujeres consejeras de pastoral o incluso estableciendo de nuevo el diaconado femenino. Un ejemplo de estas posibilidades lo encontramos en la profesora de derecho de Harvard Mary Ann Glendon que ha sido nombrada consejera para las finanzas vaticanas. Estos cambios conseguirían según Chittister “que la mayoría de las instituciones reflejarían una mayor igualdad”.

En el tema de los abusos sexuales Alvaré, que trabajó para la diócesis de Filadelfia en estos casos, considera “que los varones no fueron capaces de comprender el horror, un error que las mujeres no hubieran cometido por haberlo sufrido en su propia carne”.

Una Iglesia para las mujeres

El papa quiere hacer de la pobreza un tema de su papado y poner fin a muchas injusticias. Muchas de estas injusticias afectan a las mujeres que son la mayoría de los pobres de este mundo. Chittister considera que no se puede decir “estoy con los pobres y no con las mujeres” .Pat Gohn, una escritora sobre la relación de la Iglesia y las mujeres, considera que dada la catolicidad de la Iglesia sería conveniente que ésta denunciara la pobreza pero también la injusticia y la esclavitud que sufren.

Incluso en el primer mundo dice Alvaré “que la cultura corporativa tiene que hacer mucho más en lo que respecta a la maternidad”. Ayudar a las mujeres que quieren ser madres trabajando a tiempo parcial para estar más tiempo con sus familias y respetando la decisión de las mujeres que escogen quedarse en casa para educar a sus hijos. Que sean libres para elegir entre las dos opciones.

Zinn que empieza este mes actuando como presidenta de la LCWR ha dicho “que las mujeres ya están viviendo la teología hecha por ellas”. El papa y muchas mujeres católicas están de acuerdo en una cosa: Hay que rescatar el tiempo perdido para ponerse al día.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)