Una habitación con vistas

Mi marido está hospitalizado y hemos tenido la suerte de que nos han dado una habitación en un piso alto y al fondo del pasillo. El cuarto tiene dos ventanas que miran a naciente y a mediodía con lo que gozamos de mucha luz, que siempre alegra los espíritus. Los edificios colindantes son bajos y […]