Las Water Girls

No sabía el colectivo al que hacía mención ese título hasta que una de mis nietas adolescentes me informó. Había recibido recientemente la carta de una amiga cuyos padres, por razón de trabajo, se habían trasladado a vivir a Florida donde esta niña estaba escolarizada. Una de las noticias luminosas que contaba en su escrito era la satisfacción que sentía por haber sido escogida como water girl. Por lo visto la elección recaía en los componentes del equipo masculino de baseball, que escogían a las chicas que consideraban como más guapas, simpáticas y guays.

            Mi sorpresa llegó cuando pregunté por su cometido que consistía en acompañar al equipo en sus desplazamientos y proveer sus necesidades (agua – de aquí su título-, toallas, tiritas…). Me pareció una labor falta del menor interés pero mi nieta argumentó a su favor que se les abría la posibilidad de visitar otras ciudades de USA. No era consciente que ese turismo se ceñiría a los diferentes estadios en los que jugaran los partidos.

            ¿No te parece una institución machista? Pregunté en un alto de la conversación y tras un minuto de reflexión me sacó el tema de las cheer leaders, ese conjunto de chicas que salen en los descansos de los partidos para entretener al público. No conozco bien el tema pero la mayoría son atletas que dedican muchas horas al entrenamiento y se ganan la vida de ese modo. No me parece que es el mismo caso.

            ¡Ya están las feministas dando la vara! pensarán  muchos lectores de esta entrada ¿qué más da lo que hagan las water girls si están satisfechas de su labor? Pero raro es el día que no hay manifestaciones en distintas ciudades españolas contra la violencia de género y yo pienso que hay que lamentarse pero también buscar las raíces del problema. Una de éstas puede ser que los varones están acostumbrados a que las mujeres provean todas sus necesidades, que sean sus water girls.

            Y este hecho me da lugar a hablar de la ética del cuidado que todos los colectivos, incluyendo la Iglesia Católica, dejó en manos femeninas, convirtiéndose nuestro sexo, como decían los Beatles, en las esclavas del mundo En el cristianismo, que parecía iba a tener un sesgo contracultural, los apóstoles pronto se quejaron de no tener tiempo para atender a las mesas y nombraron a siete varones para que lo hicieran pero parece que también se cansaron de una labor tan poco brillante.

            La base del cristianismo está en el servicio pues Jesús encarnado aparece en todos los rostros con los que convivimos. Las mujeres nos hemos abierto a otros trabajos y quedan huecos libres lo que nos obliga a pedir ayuda. Pero tenemos que ser conscientes de que se han  producido muchos abusos y hay que estudiar caso por caso ¿No serán las water girls una costumbre que ha quedado obsoleta? A mi nieta no la convencí, espero hacerlo con alguno de mis lectores.

 

3 Responses to “Las Water Girls”

  1. ¡Qué alegría, querida Isabel, tenerte de nuevo por aquí! Y qué acertado tu punto de vista. Lo comparto plenamente. Un fuerte abrazo.

  2. Isabel, me alegro muchísimo de leerte de nuevo en tu blog. Yo tampoco conocía esa categoría de chicas. Es uno más de los muchos síntomas de retroceso que se hacen patentes en muchas de las adolescentes de hoy. Me da mucha preocupación, pues alimentan el patriarcado. Esas mismas chicas van a salir perjudicadas. Te agradezco que reflexiones como feminista. Así me siento menos sola en los objetivos del feminismo que compartimos algunas. Gracias y un fuerte abrazo

  3. Lo primero decirte que estoy muy contenta de verte de nuevo escribiendo en tu blog.

    Por mi parte, y después de lo que tan sabiamente cuentas, creo que se están dando cada vez más este tipo de “lindezas” para chicas que acompañan chicos deportistas. Y lo más tremendo de todo es que las chicas no creen que sea peligrosamente machista.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)