EL MUNDO RURAL IGNORADO EN EL DEBATE ELECTORAL

EL MUNDO RURAL IGNORADO EN EL DEBATE ELECTORAL
Jerónimo Aguad Martínez

La agricultura es un sector clave desde el punto de vista económico, social y ambiental. Garantiza la producción de alimentos y vertebra el medio rural, que supone un 90% del territorio y es donde vive el 25% de la población. Sin embargo, los partidos políticos, especialmente PP y PSOE, prácticamente no plantean propuestas, ni se posicionan ante los principales retos que este sector afrontará en la próxima legislatura: reforma de la PAC, transgénicos, exceso de poder por parte de la gran distribución o la alta tasa de abandono de la actividad agraria, entre otros.

Esta es la síntesis del resultado de un seguimiento de los diferentes programas electorales realizado por la organización internacional AMIGOS DE LA TIERRA.

Para dicha organización les preocupa ver como ninguno de los grandes partidos tiene una visión clara de hacia dónde debe ir la agricultura española o por qué modelo apostar, no aportan prácticamente propuestas. La agricultura es un sector con muchos problemas y desafíos que afrontar, pero también es un recurso fundamental para salir de la crisis si se adoptan las políticas públicas adecuadas. Estamos hablando de alimentación, de conservación de la biodiversidad, de empleo, de mantener un mundo rural vivo, tan importante para el conjunto de la sociedad.

No es la primera vez que venimos alertando del deterioro del medio rural a partir del desmantelamiento de la agricultura familiar y campesina, motor de una economía local que generaba vida en nuestros pueblos. Los comicios electorales podrían ser una oportunidad para diagnosticar lo que ocurre en las comunidades rurales y aportar soluciones innovadoras para que se alejen del fantasma del abandono total.

Por el contrario, la situación sigue agudizándose, en los últimos 40 años la población de los municipios españoles de menos de 10.000 habitantes ha pasado de ser el 57% de la población española a tan solo un 25%. Los datos de disminución de la población activa dedicada a la agricultura resultan también muy reveladores: entre 1992 y 2008 la población económicamente activa aumentó un 35% en España; sin embargo en el mismo periodo la población económicamente activa en agricultura disminuyó un 38%. Tan solo entre 2003 y 2008, se perdieron 124.000 empleos en el campo. En la situación de crisis que vivimos resultaría crucial que el próximo gobierno adopte las medidas oportunas para revertir este proceso y promueva que el sector agrario desarrolle todo su potencial de creación de empleo y de dinamización económica en el medio rural.

Otras organizaciones como la COAG han enviado a los grupos políticos que se presentan a los comicios una serie de medidas para que el campo pueda afrontar con garantías los retos del futuro, entre las que cabe desatacar: un mayor control de la cadena agroalimentaria, para que el fruto del trabajo campesino quede en sus manos; una mayor intervención del Estado en la regulación de los mercados de alimentos, para que éstos no sean un mero recurso especulativo; una PAC al servicio de los que viven del trabajo de la tierra y los ganados, de los consumidores y consumidoras, del cuidado medioambiental y de la vida de los pueblos; un rechazo al cultivo de transgénicos como la mayor expresión de control y privatización de los recursos naturales por parte de las corporaciones agroalimentarias.

Los datos muestran que una apuesta por un modelo de agricultura a pequeña escala, con prácticas agroecológicas y dirigido al mercado local, genera empleo y tejido social en el medio rural, así como beneficios ambientales y de gestión del territorio, además de la satisfacción cada vez mayor de la demanda de alimentos sanos y de calidad. Con los datos de paro y la urgente necesidad de cambiar el modelo productivo, ignorar la agricultura y el papel socioeconómico que pueden desempeñar muchas de las comarcas hoy prácticamente abandonadas, es un error estratégico demasiado grave.

Una vez más, el campo no interesa, salvo para extraer de él cuantos recursos sean necesarios para otras actividades que nada tiene que ver con la producción de alimentos para las personas. Los pueblos para la mayoría de los partidos políticos son la expresión de algo que ya pasó a la historia, como mucho un recurso para instalar museos etnográficos para visitar los fines de semana. Nada que ofrecer, nada que innovar, nada que hacer en el 90% del territorio donde están los recursos claves para sobrevivir como especie humana.. El cierre absoluto de la inmensa mayoría de las comunidades rurales sería la mejor alternativa que les gustaría poder aplicar, aunque no se atrevan a hacerlo.

Miguel Delibes se adelanto hace más de treinta años al anunciar a través del DISPUTADO VOTO DEL SEÑOR CAYO la ruptura entre el mundo rural y el urbano, la imposición de un modelo que minusvaloraba la cultura campesina, y la poca importancia que para los representantes que se prestaban a ser elegidos democráticamente tenía el mundo campesino, salvo el poder conseguir el puñado de votos que aún se podían rascar de los pueblos.

Pues al día de hoy, ni los pocos votos parecen importarles, a nadie le interesa esto, el mundo rural sigue ignorado en el debate electoral, los Señores Cayos que seguimos viviendo en los pueblos, somos tan pocos, que no les merecemos ninguna pena.

NOVIEMBRE 2011

One Response to “EL MUNDO RURAL IGNORADO EN EL DEBATE ELECTORAL”

  1. no solo el mundo rural no esta en los programas, los grandes partidos se olvidan de otros muchos aspectos que estan reivindicando desde diferentes colectivos sociales. por eso creo que deberiamos dar oportunidad a otras opciones politicas para que el parlamento sea mas diverso y nos represente verdaderamente a todos.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)