Nueva Campaña de Acción para el curso 2012-2013: “EDUCACIÓN: En qué? Pa’ qué? Pa quién?”

Portada de la Revista “Juventud Obrera.” Número 11. Octubre 2012

Tras la campaña estatal sobre el consumo (“konsumu.muxu”) y la campaña “Dignity!” trabajada a nivel europeo, este curso la JOC comienza una nueva campaña que girará en torno a la “Educación: “Educación: ¿En qué? ¿Pa’ qué? ¿Pa quién?”

La Educación está siendo maltratada en el actual contexto de crisis, y ese es uno de los problemas que más está afectando a la juventud. Se está dificultando el acceso a la educación por las reducciones de becas, de ayudas al transporte y compra de libros, la disminución del profesorado,… al mismo tiempo que aumentan las familias que tienen problemas para llegar a fin de mes. Y es que con cada tijeretazo, la educación se está convirtiendo en un privilegio para quienes pueden pagarla y no en un derecho fundamental.

Y sin embargo, es vital la necesidad de una educación pública y de calidad que genere personas libres e independientes y que facilite la inserción en un mercado laboral digno. Una educación que permita el acceso a las personas más necesitadas a todos y cada uno de sus niveles es la garantía que una sociedad tiene de que sus habitantes van a tener las mismas oportunidades para desarrollarse.

Por otro lado, hay toda una generación de jóvenes con estudios superiores que no encuentra trabajos relacionados con su formación, y en muchos casos, se están viendo en la obligación de emigrar fuera de sus localidades y al extranjero en busca de mejores expectativas de futuro.

Una constante en las renovaciones educativas es la necesidad de modelos que formen personas para la vida; en autoestima, autonomía, pensamiento crítico. Que potencie las vocaciones de cada alumno y alumna. La educación no puede ser una fábrica de clones preparados para no cuestionar el mundo que les rodea y ser mano de obra barata, dócil y manejable…

 

Y ante todo esto, ¿qué propone la JOC? Con el convencimiento de que todos y todas hemos nacido iguales, hijos e hijas de Dios, tenemos que tener las mismas oportunidades para desarrollarnos. Vemos la necesidad de una educación pública, una educación al servicio de las personas y no de los beneficios económicos, que se adapte a las distintas necesidades del alumnado, que libere, que potencie valores para construir formas de vida más respetuosas y solidarias con nuestros semejantes, que fomente la autoformación más allá de las aulas preocupándonos por los temas que nos rodean, siendo protagonistas de nuestras vidas.

“La Educación consiste en ser el hombre cada vez más hombre; en que él pueda ser más y no solamente que pueda tener más; y en consecuencia a través de todo lo que tiene, todo lo que posee, sepa él cada vez más plenamente ser hombre” (JUAN PABLO II. Discurso a la UNESCO, noviembre de 1982).

Por todo ello arrancamos esta campaña, ¡porque siendo “levadura en la masa” podremos ayudar a transformar estas situaciones que sabemos injustas!