Campaña JOC – #RelaciónARTE

#RelaciónARTE: juntas sumamos, juntas cambiamos

Que nos acepten tal y como somos, nos traten con respeto, con igualdad… son claves para tener unas relaciones saludables con las demás personas. Pero, ¿logramos esto en nuestras relaciones con las demás a través de las redes sociales? ¿Nos es más fácil comunicarnos con determinadas personas a través de una red social en lugar de cara a cara?¿Qué relaciones establecemos según nuestro sexo, género, cuerpos diversos, estereotipos y los roles que se nos atribuyen socialmente? ¿Cómo vivimos estas situaciones en el ámbito familiar, laboral o con las amigas/os? ¿Qué circunstancias históricas y en qué sentido las diferencias de sexo engendran desigualdades de valor y poder entre seres humanos? ¿La función del sexo tiene que ver con las ideas acerca
de cómo se forjan relaciones sociales? Piénsalo… y tú, ¿cómo te relacionas?CARTEL-RRSS
La campaña es un medio que tiene la JOC para llevar acción colectiva. Es un proceso continuado de acción-reflexión en torno a tres etapas; VER, JUZGAR y ACTUAR donde se aborda una inquietud juvenil teniendo como objetivo la toma conciencia de las situaciones que vivimos las y los jóvenes para hacernos cargo y protagonistas y ponernos en marcha para transformarlas junto a otras personas.
Somos militantes cristianas y cristianos conscientes de que formamos parte de una sociedad cambiante y que avanza continuamente, aparecen nuevos elementos (avances tecnológicos) y nuevos planteamientos y modelos sociales
(empoderamiento femenino). Pero el sistema capitalista con su codicia desmedida nos deshumaniza y rompe las vidas de tantas y tantos jóvenes. Por ello es fundamental no sólo conocer la realidad sino cuestionarnos de qué manera estamos participando de ella. Este sistema continuamente mina nuestra autoestima y nos impone sus reglas y cánones (utilidad, beneficio, inmediatez, opresión, miedo, desigualdad, competitividad, explotación, éxito,…) desde los cuales establecer nuestras
relaciones las cuales provocan unas desigualdades que claramente repercuten con más dureza en los barrios populares en los que vivimos.
Por ello, creemos necesario y urgente descubrir qué cambio de paradigma antropológico, ético, cultural, económico, social, político y religioso es necesario para que la persona esté en el centro, teniendo claro que es preciso promover un auténtico cambio desde el interior de la persona y lograr que sea una revolución de alcance universal.

http://www.joc.es/web2/index.php/publicaciones/revista-jo/item/105-n-45-noviembre-2018