Domingo de Ramos: rasgados y desvelados

Con la Pasión de Jesús, que proclamamos el Domingo de Ramos,”el velo del templo se rasgó”. Se rompe lo antiguo, lo que aleja, lo que distorsiona la imagen de Dios que es amor y bondad. Ya no hay velo, ni ocultamiento, detrás de la Cruz está el Amor del Padre, hacia el Hijo y hacia […]