María, con Jesús, al Cielo

Ante la admiración de todos, María apoyada en Jesús, sostenida por su mano, impulsada por su Amor, sube con Él al cielo. En María también nosotros estamos llamados a subir en ese “ascensor”. Es el objetivo y meta de nuestra vida: compartir con Cristo la VIDA.