Presupuesto familiar, segunda parte

En mi primer post del 2011 quiero cumplir mi promesa y premiar vuestra paciencia. Tras estas cinco P llega la P esperada, la de PRESUPUESTO. Pienso, otra vez otra P, que este mes es el más indicado para preparar ese Presupuesto familiar.

En su momento decidí dividir Presupuesto familiar en dos partes para que tu amigo lector tuvieses tiempo de cuestionarte el objetivo de tu presupuesto (controlar gastos, priorizarlos, conocer tu capacidad de ahorro…). Por otro lado, ¿has analizado cuáles son tus ingresos y gastos familiares? Dicho con otras palabras, conoces cómo entra dinero en casa, cómo sale y por supuesto cuánto y cuándo. ¿Has determinado el nivel de detalle de las partidas de gastos? ¿Las agrupas por conceptos? (ejemplo. relacionado con los hijos, con el coche, con el ocio).

Me alegro que ya sepas el dinero que entra cada mes en tu casa y que conozcas lo que gasta tú y  tu familia. Durante estos meses he podido constatar que la mayoría de las familias no saben lo que gastan, lo único que conocen es su nómina y algunos de los gastos: hipoteca o alquiler, colegio de los hijos pero poco más…Se va tirando del dinero que el cajero automático “vomita”. En definitiva, incluso en época de crisis se vive al día. Muchos amigos, conocidos y saludables han compartido conmigo sus métodos o sistemas:

Los que quieren evitar los números rojos, retiran del banco una determinada cantidad de dinero a la semana.

  • Los que priorizan los gastos acuden a distintos sobres por conceptos.
  • El que me ha llegado al corazón por tierno es el de una madre que para poder afrontar los gastos de la celebración de la Primera Comunión de su hijo, guarda todas las monedas de 2€ que va recibiendo.

Está claro que todas estas familias quieren administrar su economía doméstica y pienso que con una buena hoja de cálculo conseguirían no sólo no despilfarrar sino también tener un montón de información sobre sus gastos e ingresos. Pero antes algunos consejos:

  • Sinceridad y rigurosidad sobre tus gastos y los de tu familia.
  • Involucra a tu familia, al menos a tu pareja. 
  • Comprueba los extractos de cuentas, los recibos domiciliados y los resúmenes de tarjetas de crédito y débito en cuanto llegan y no dudes en ponerte en contacto con tu entidad si hay algo que no entiendes o piensas que es un error.
  • Establece un método y guarda papeles y documentos.
  • Apunta los gastos en una agenda o calendario si no tienes diseñado una hoja de cálculo o no la tienes disponible (por ejemplo estas de vacaciones).
  • Apunta en el calendario las fechas de los vencimientos de pagos: contribución, impuestos de circulación, pólizas de seguros, cuotas de préstamos y todos los recibos domiciliados.
  • Revisa y controla regularmente tu presupuesto: mide sus gastos y repasa tus cuentas bancarias con frecuencia.

Por todo lo dicho, te reto a que confecciones una plantilla con una hoja de cálculo. En las filas organiza los ingresos y los gastos y, en cada caso, dos columnas una para lo previsto y otra para lo real. De esta manera podrás saber cuánto se ajustan las previsiones a la realidad, y con una sencilla fórmula calcular la diferencia entre ambos conceptos.

El presupuesto se organiza de forma mensual, ya que la mayoría de los ingresos y gastos suelen tener una periodicidad mensual. Los gastos que se producen con otra periodicidad (por ejemplo, anualmente) puedes dividirlos entre doce meses para tenerlos presentes en el balance anual de las cuentas, o puedes dejarlos tal cual en la mensualidad que les corresponda el pago.

Como ya te comenté en el anterior post te sugiero que:

  •  Empieces por la parte más sencilla, los ingresos: los salarios de los adultos (si tienen la suerte de trabajar y cobrar) o el subsidio de desempleo, y si ya estás jubilado la pensión. También puedes tener entradas de dinero por rentas como: intereses bancarios, dividendos de acciones, cobro de alquileres (si hay bienes inmuebles “productivos”). No sólo sabemos la cantidad sino también cuándo entrarán en nuestra cuenta corriente. Luego existen una serie de ingresos menos predecibles que dependerán de la generosidad familiar y de la suerte (lotería, once…)
  • El segundo paso será indicar los gastos mensuales que conocemos su importe exacto y se repiten todos los meses: cuota de la hipoteca, teléfono, hipoteca o alquiler, gastos de comunidad, colegio de los hijos, cuotas deportivas, aportaciones a ONG’s, suscripciones, etc.
  • El tercer paso será apuntar todos los gastos que conocemos su importe pero son anuales como el seguros del coche, seguro médico, IBI, seguro de la vivienda. Tenemos dos posibilidades dividirlo entre doce o bien anotarlos cuando se produzca el pago.
  • El cuarto paso anotar tras una estimación gastos aunque corrientes, agua, luz, gas, teléfono, alimentación, gasolina, limpieza, donativos, etc. pueden ser variables pero se suelen mover en un intervalo pequeño.
  • Y el último capítulo de gastos estará en función de nuestro disponible: ocio (cine, restaurante), viajes, calzado y vestido, y otros caprichos.

En una columna tendremos lo previsto y en la otra lo real. Ambas te van a facilitar un montón de información sobre tu situación financiera

Te adjunto algunas webs que estoy segura te van a ser útiles:

 http://www.educacionfinanciera.es/sim_presfam.asp

 http://www.finanzasparatodos.es

2 Responses to “Presupuesto familiar, segunda parte”

  1. Las páginas web son muy interesantes… Seguro que en este nuevo año muchos aprendemos a organizar mejor nuestras finanzas.
    Gracias por tus consejos.

  2. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Gracias!!!!!!!!!!!!!!!!! Ahora lo entiendo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)