Y ahora le toca el turno a la inflación

Hoy mi hijo Tom, camino del colegio, se ha interesado por mi jornada laboral. Yo le he contestado que tenía previsto escribir un post sobre la subida de precios. La razón de mi elección se debe a la noticia con la que he desayunado esta mañana: la gasolina sin plomo 95 octanos alcanza máximos históricos (1,285€ el litro). De la gasolina hemos pasado a la inflación y de nuevo he tenido que aclararle las causas de ésta. Como el colegio está cerca de casa me han quedado muchas cosas en el tintero, que ahora pienso compartir contigo y por supuesto con Tom.

Si algo de bueno tenía la crisis es que los precios estaban estables. Pero tras un par de años de estabilidad, incluso de miedo a la deflación, el IPC, Índice de Precios de Consumo, subió en España al 3%. Para el Banco Central Europeo (BCE) que vela para que la inflación se encuentre “por debajo pero cerca del 2% a medio plazo”, en el 2010 no se ha conseguido el objetivo. No sólo el IPC español ha superado el porcentaje de incremento, en la zona euro se ha situado en el 2,2% en diciembre. Además, la inflación se ha incrementado en diciembre tres décimas, del 1,9% registrado en noviembre hasta el 2,2% de diciembre, según los datos publicados por Eurostat. El diferencial entre España y la media de los países de la zona euro ha aumentado medio punto.

Jean Claude Trichet, actual presidente del BCE, ha reconocido que existen tensiones inflacionistas a corto plazo, y ha recordado al mercado que no hay ningún compromiso que impida subir los tipos de interés… .

Antes de seguir con las reflexiones del BCE creo que necesitamos aclarar ciertos términos y responder a las siguientes preguntas: ¿Cómo definimos inflación? ¿y la inflación subyacente? ¿Cómo se calcula? ¿Cuál son las causas? ¿Y cuáles son las consecuencias?

Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, os dejo con un vídeo elaborado por el mismo Banco Central Europeo que además de imágenes tiene un montón de palabras en forma de explicación espero que interesantes:

http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=VzL9kSRGmRI

En economía se define inflación como el aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios.

La inflación subyacente es cuando el índice de precios al consumo no toma en cuenta ni los productos energéticos ni los alimenticios sin elaborar por sufrir grandes fluctuaciones debido a conflictos internacionales, malas cosechas, etc.

La inflación se calcula gracias al IPC. Este índice se elabora con cerca de 220.000 precios de 491 artículos, de los cuales informan más de 30.000 establecimientos distribuidos en 171 municipios de todo el territorio nacional. La recogida de datos se realiza mediante visita personal a los establecimientos en las fechas que corresponda. Además, se recogen datos por teléfono, fax y correo electrónico. En otro post os contaré la historia del IPC que se remonta al año 1936, desde entonces ha variado la cesta de la compra en bastantes ocasiones; la última fue en el 2006 donde se aumentó la muestra de nuevos artículos como los productos dietéticos e infantiles, la homeopatía, el fisioterapeuta y las operaciones de cirugía estética y miopía. Asimismo desparecieron otros cuyo consumo ha dejado de ser significativo (ej. reparación de ciertos electrodomésticos). También aumentó la muestra un 25%, el número de precios recogidos creció un 12% y el número de artículos de la cesta de la compra se eleva de 484  a 491. En la cesta de la compra del IPC base 2006 entran 12 Grupos del se subdividen en 37 subgrupos, 79 clases y 126 subclases, 57 rúbricas y 28 grupos especiales.

Para el cálculo de la inflación subyacente se prescinde de los bienes y servicios administrados (gasolina, electricidad y gas para uso doméstico), de los concertados (transporte local y foráneo, telefonía, cuotas y licencias y otros), y de los agropecuarios (36 frutas y verduras y otros 20 productos). Existe cierta preferencia de las autoridades monetarias de algunos países a llamar la atención más sobre la inflación subyacente que sobre la general.

Las causas de la inflación se pueden agrupar en:

  • Inflación de demanda, cuando la demanda supera a la oferta, sin que el sector productivo haya tenido tiempo de adaptar la cantidad de bienes producidos y servicios ofrecidos a la demanda existente.
  • Inflación de costos, cuando el costo de la mano de obra y o las materias primas se encarece, y en un intento de mantener la tasa de beneficio las empresas productoras de estos bienes o servicios incrementan los precios.
  • Inflación auto construida, ligada al hecho de que los agentes prevén aumentos futuros de precios y ajustan su conducta actual a esa previsión futura.

No hay que ser muy perspicaz para saber que nos encontramos en el caso segundo. Actualmente los precios no suben porque haya un exceso de demanda todo lo contrario hay un exceso de oferta y aun así los precios no bajan lo suficiente (ej. la vivienda). Por cierto, la que ha apuntado mi hijo esta mañana ha sido curiosamente la última.

Las consecuencias de la inflación son la pérdida de competitividad de las empresas y la pérdida del poder adquisitivo, puesto que tal como están las cosas es difícil la revisión salarial.

Pero ¿cómo frenar la inflación? Los Bancos Centrales pueden influir significativamente en este sentido fijando la tasa de interés más alta y reduciendo de esta forma la masa monetaria. Ahora bien, reducir la masa monetaria tiene un lado negativo. Éste es que puede estancar el crecimiento de la economía con las consabidas consecuencias.

Y para terminar volvamos a lo que insinuó Jean Claude Trichet. Dijo que aunque no significa que los tipos vayan a subir necesariamente a corto plazo, puesto que la inflación ha vuelto a entrar en el radar del Banco Central Europeo si los precios amenazan con descontrolarse, puede haber subida de tipos. Ya en verano de 2008 (también la gasolina estaba en máximos históricos), cuando nadie se lo esperaba, decidió subir los tipos de interés para evitar que los precios se dispararan. Y es que cuando los precios son relativamente estables, la confianza de los ciudadanos consumidores crece y como consecuencia la economía mejora.

2 Responses to “Y ahora le toca el turno a la inflación”

  1. Gracias mamá aunque me lo has contestado completamente en el post. Me hace ilusión que salga en páginas web

  2. También te doy las gracias, me has aclarado ciertas dudas sobre la inflación.Recomendaré tu blog.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)