La Tasa Tobin, esa gran desconocida

Ahora que estamos en tiempo de carnaval con sus chirigotas y disfraces, tengo que decirte algo: me parece que me he creído mi papel de divulgadora financiera económica (yo  soy una cuentista con formación económica financiera). Me explicaré, el lunes pasado al bajar del autobús reparé en un local, concretamente un bajo comercial. Me fijé con “interés” y asombro en un rótulo de dimensiones colosales, rezaba: Cuentas creativas. ¡No podía dar “crédito a ese atrevimiento!, se anunciaban sin rubor como chiringuito financiero. Mientras dudaba entre cruzar por el paso cebra o acercarme al local, un automovilista paciente esperaba que tomara una decisión. A pesar de mi miopía pude darme “cuenta” de que lo que vendían eran “cuentas y otros piezas para crear abalorios: collares, pulseras, pendientes y demás bisutería. Al reconocer el malentendido no pude retener mi carcajada mientras cruzaba la calle ante la extrañeza del “tipo” del coche. Es evidente que desde que escribo en La caja registradora todo lo que acontece a mi alrededor lo veo desde el prisma de las finanzas.

Hoy de nuevo voy a intentar explicarte otros conceptos financieros: las tasas de transacciones financieras, haciendo hincapié en la Tasa Tobin. Así como convencerte de su necesidad de aplicación debido a sus ventajas.

Cuando en 1971 se abandonó el patrón oro (desde entonces las monedas ya no tienen un valor intrínseco y son tan solo medios de intercambio, el dólar estadounidense junto a otras monedas ya no necesitan ser convertibles en lingotes de oro) los tipos de cambio devinieron flotantes. En 1972 James Tobin sugirió un nuevo sistema para la estabilidad monetaria mundial, que consistía en pagar un impuesto cada vez que se producía una operación de cambio de divisas. Tobin, premio Nobel de Economía en 1981, se inspiró en el economista británico Keynes al decir que era necesario hacer pagar el acceso a la especulación sobre las divisas, de la misma manera que Keynes recomendó el mismo  pago al acceso a la Bolsa (al mercado de acciones), más o menos como se paga la entrada a un casino. Porque es obvio que las tasas de cambio no solo dependen de ciertos criterios económicos como la inflación, déficit presupuestario, deuda pública, balanza comercial sino también de operaciones puramente especulativas, actividades que no crean riqueza aunque algunos ganen mucho dinero. Es por eso que la necesidad de un sistema que busque la estabilidad monetaria es positivo, por no decir necesario.

La propuesta de Tobin nunca se implantó. Se podría decir que durante más de  veinte años quedó en el olvido. Fue Ignacio Ramonet, editor de Le Monde Diplomatique que impulsó el debate sobre la creación de la Tasa Tobin. El editor creó una asociación para promoverla e impulsarla: ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones y por la Ayuda a los Ciudadanos).

Como quedó claro en un anterior post que el verbo especular es “el malo de la película” una tasa como la de Tobin es necesaria, puesto que su propiedad fundamental sería la de penalizar automáticamente las idas y venidas a corto plazo y solo afectaría de manera insignificante al comercio de bienes y a las inversiones de capital a largo plazo. Muchos piensan que la tasa Tobin devendría un instrumento de control de la actividad especulativa. Se estima que actualmente el 80% de las transacciones internacionales de cambio consisten en simples vaivenes de menos de una semana.

En ATTAC el impuesto o tasa es sobre todas las transacciones financieras  (TTF) porque así abarca toda clase de transacciones, no solo las de los mercados de divisas. Cuando el profesor Tobin propuso su impuesto sobre el comercio de divisas el mercado se movía en torno a los 80.000 millones de $ diarios. En el 2007, según el informe de Banco de Pagos Internacionales (BPI, el banco central de los bancos centrales) esta cifra se había multiplicado por 400, por si no te apetece calcular son 3,2 billones de $ diarios. Actualmente algunas sociedades mercantiles industriales han obtenido más beneficios de sus departamentos financieros internos que de la producción y venta de sus mercancías. El volumen de las operaciones financieras supera ya el 70% del PIB mundial. Según el BPI: el mercado de divisas en abril de 2010 movía un volumen un 20% superior al de 2007, antes de la crisis. Y tan solo un 2% llevaban asociados intercambios comerciales.

Además de penalizar e intentar estabilizar la economía, otra ventaja sería el dinero que se podría recaudar aplicando la tasa. A diferencia de Tobin,  ATTAC considera que las entradas de dinero generadas por la tasa deberían estar asignadas a un fondo de desarrollo que ayude a la erradicación de  la pobreza. Desde este punto de vista, la recaudación de fondos puede ser considerada  como un objetivo real de la tasa, que estaría entonces subordinada a la lucha contra las desigualdades sociales y económicas a nivel nacional e internacional. Si tomamos la cifra del 2007, consideramos 240 días de operaciones al año y le aplicamos una tasa muy pequeña por ejemplo uno por mil… Busca la calculadora y dime cuánto dinero se podría disponer para por ejemplo: combatir la pobreza, proporcionar agua potable a todo el mundo, reforestar, conseguir reducir el analfabetismo etc.

Una tasa baja como la del uno por mil es lo suficientemente pequeña para que no merezca la pena intentar evitarla. Ahora bien, si el objetivo del impuesto es reducir la especulación y estabilizar los mercados debería ser superior tal como pensó el profesor Tobin. Otro profesor, Paul Bern Spahn, sugirió un impuesto todavía más elevado que se activa automáticamente si el valor de una determinada moneda oscila demasiado o muy deprisa, más allá de los límites fijados (ej: el valor de la moneda de un país disminuye un 35% en tan solo dos meses). La tasa Tobin-Spahn podría proteger las monedas nacionales contra los ataques especulativos.

En cualquiera de las tasas, la aplicación se haría en todos casos a la propia moneda, no a la jurisdicción legal ni al territorio. No hay problemas técnicos, los obstáculos son puramente políticos y eso que muchos de ellos, sobre todo los europeos, en estos últimos años se han tomado este impuesto internacional sobre las transacciones financieras muy en serio. Mientras que se ponen de acuerdo, tú te preguntarás, amigo lector, si tú puedes hacer algo y…, la respuesta es un SÍ en mayúscula. Entra en el enlace que hay a continuación:

 http://www.oxfam.org/es/es/campaigns/health-education/robin-hood-tax

Si ya te has disfrazado de Robin Hood solo me queda despedirme hasta el próximo post, no sin antes revelarte que las comillas del primer párrafo solo querían demostrar lo serio que me he tomado mi papel de divulgadora financiera.

Share

5 Responses to “La Tasa Tobin, esa gran desconocida”

  1. habia escuchado muchas veces hablar de la tasa pero no lo tenia muy claro, viendo lo que explicas estoy totalmente de acuerdo con que se aplique

  2. Conocía la filosofía de la Tasa Tobin, pero siempre me había parecido difícil de aplicar. Hoy pienso que se trata de una cuestión de voluntad política. Gracias

  3. Me parece bien la idea de la tasa Tobin, pero antes habría que empezar la casa por la cimentación porque de qué sirve hablar de cobrar una tasa en las transacciones bursatiles cuando la filial española de la empresa más grande del mundo presenta unos beneficios superiores a los 9.000 millones de euros y no paga un penique a las arcas del estado?

    Por no mencionar la última y más sonada salida del armario de este pais: entre medio millón y millon y medio según las fuentes y versiones en billetes de 500 de un convento de Zaragoza.

  4. La también llamada Tasa Robin Hood (ver esa ref. de la web de IO) depende del apoyo político, que a su vez depende de la presión social.

    Firmad las peticiones a través de la página web de Intermón Oxfam o bien en persona en la anual fiesta del Día para la Esperanza que se celebra el sábado 09/Abril en 40 ciudades españolas.

    Tasa Robin Hood (TTF):
    http://www.intermonoxfam.org/es/page.asp?id=3801
    Fiesta DE de Intermón en tu ciudad:
    http://www.intermonoxfambilbao.blogspot.com/
    http://www.intermonoxfam.org/es/page.asp?id=3753

    Ánimo y a por ellos.

  5. [...] http://blogs.21rs.es/lacajaregistradora/2011/03/07/la-tasa-tobin-esa-gran-desconocida/ MeneameDivúlgameDivobloggerBitacorasRedditDeliciousGoogle BuzzFacebookTwitter [...]

Discussion area - Deja un comentario