Crisis domésticas

Llevo un par de meses preparando mi próximo cuento-libro, en esta ocasión va dirigido a adolescentes. Cada vez que abordo un nuevo proyecto narrativo lo primero que hago es documentarme. En nuestro último viaje a los Países Bajos hicimos acopio de bibliografía puesto que los holandeses nos llevan un poco de ventaja en esto de la formación financiera para jóvenes.

Entre los muchos libros que adquirimos, hoy quiero comentaros el de Marieke Henselmans titulado Crisis Checklist (creo que no necesita traducción) y donde se nos da unos cuantos consejos para trampear las crisis domésticas, obviamente las económicas-financieras.De esa lista de diez consejos o pasos, abordaré algunos, empezaré por el primero, su elección no tiene nada que ver con la posición. Pues bien en el número uno se enuncia y, por supuesto explica, cómo administrar la información que poseemos en relación a nuestras finanzas. Actualmente cuando abrimos nuestro buzón encontramos facturas, extractos bancarios, ofertas de barrio y otros inventos infernales de nuestro tiempo, solo en Navidad puede aparecer alguna tarjeta de felicitación, pero cada año es más improbable (utilizamos otros medios de comunicación). Para muchos esta correspondencia les resulta tan tediosa y farragosa que dejan las cartas sin abrir en algún rincón de la casa o lo que es peor van directas a la papelera. ¿Tú eres uno de ellos? Te propongo un pequeño test para averiguarlo:

  • abro y leo el correo al menos una vez por semana
  • lo guardo siempre en el mismo sitio y ordenado
  • sé lo que puedo guardar y puedo tirar
  • lo que tengo que guardar tiene su sitio fijo y luego lo encuentro fácilmente
  • controlo las facturas todos los meses
  • apunto inmediatamente cuando hago pagos con tarjeta
  • cada mes compruebo los movimientos de mi cuenta corriente
  • sé mis ingresos y cuándo entrarán
  • conozco el vencimiento de mis facturas
  • me doy cuenta si mis ingresos no son puntuales
  • investigo cuando veo movimientos de la cuenta que no reconozco
  • planificó los ingresos del próximo mes
  • uso el dinero sobrante para pagar facturas pendientes o lo traspaso a una cuenta de ahorros
  • evito que las coberturas de mis seguros se solapen

Si la mayoría de tus respuestas son afirmativas podemos concluir que eres una persona ordenada en relación a toda la información que se cuela en tu buzón. Has dado el primer paso para tener mejor control de tus finanzas. Ya hace unos meses dediqué un par de post para hablar del presupuesto familiar o doméstico. Como habrás deducido el paso previo para confeccionar un presupuesto y controlarlo es tener al día toda esta información. Es por esto que me he extendido unas cuantas líneas. Es importante tomar conciencia de la importancia de toda la documentación, qué nos dice, qué guardamos, cómo la eliminamos.

Tras hablar del presupuesto y sus prioridades el libro de la holandesa Marieke Henselmans aborda el espinoso asunto de las deudas y retraso en los pagos. Primero te pide que reflexiones en que nivel estás, ella habla de la escalera de deudas con sus diez escalones, yo la he reducido a siete. Como verás hay que evitar subir por esta escalera. Cuanto más alto te encuentres más difícil es el camino de vuelta.

Escalón 1:      A veces estás en números rojos, pero otras veces puedes incluso ahorrar dinero.

Escalón 2:      Debes alrededor de unos 1.000 euros por lo que gastos inesperados como cambiar la lavadora averiada o la ortodoncia de tu hijo sólo puedes afrontarlos con un crédito o pagándolo a plazos.

Escalón 3:      No puedes pagar a tiempo todas tus obligaciones y empiezas a mover facturas, pensando que ya las pagarás más adelante. A veces te llegan avisos.

Escalón 4:      Intentas pedir un préstamo para pagar todos los retrasos. Si lo consigues apenas te permitirá amortizarlo por la cantidad de intereses a pagar. No tienes ninguna holgura para pagar cosas necesarias. Tapas un agujero con otro.

Escalón 5:      Te llegan citaciones. Como por ejemplo: por no pagar el alquiler, te pueden desahuciar. Si no pagas la hipoteca, el banco se puede quedar con tu casa.

Escalón 6:      Buscas ayuda para resolver tus problemas financieros y compruebas que te exigen cumplir antes de empezar a ayudarte. Te piden que reduzcas drásticamente tus gastos, como por ejemplo prescindir del coche o del perro y no tienes elección.

Escalón 7:      Los problemas según tu punto de vista ya no tienen solución.

Evidentemente si no llevamos al día nuestro presupuesto podemos encontrarnos en el primero, segundo o incluso tercer escalón sin habernos dado cuenta.

Desde que leí el libro, comparto con mi marido la tediosa tarea de abrir las cartas de las entidades financieras y todos aquellas que parecen contener  facturas.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)