¿Gasto o inversión?

En estas últimas semanas con frecuencia escuchamos y leemos titulares como estos:

  • se debe reducir el gasto,
  • se anuncian recortes presupuestarios,
  • mayor control del gasto,
  • se frena la inversión,
  • tijeretazo histórico a los gastos,  
  • se paralizan las inversiones en obra pública…

La frontera conceptual entre estos dos términos es muy fina y esto lleva a que el mismo concepto se considere inversión o gasto, según el interés político. El Plan General Contable la delimita bien, pero está claro que no todos conocen las diferencias entre estos términos. Cuando estudiaba me explicaron que gastar es comprar un producto o servicio y que invertir es comprar un activo que nos proporcionará en un futuro más o menos inmediato un beneficio (al aumentar nuestros ingresos y/o reducir nuestros gastos).

Amigo lector, como ya sabes, si lees con cierta regularidad mi blog, me gusta consultar el diccionario de la Real Academia Española, para conocer las definiciones que ofrece la Academia:

gastar. (Del lat. vastāre, devastar).

1. tr. Emplear el dinero en algo.

2. tr. Deteriorar con el uso. U. t. c. prnl.

3. tr. consumir (gastar energía).

4. tr. Tener habitualmente. Gastar mal humor.

5. tr. Usar, poseer, llevar. Gastar coche, anteojos, bigote.

6. tr. desus. Destruir, asolar un territorio

invertir. (Del lat. invertĕre).

1. tr. Cambiar, sustituyéndolos por sus contrarios, la posición, el orden o el sentido de las cosas. U. t. en sent. fig. Invertir una tendencia.

2. tr. Emplear, gastar, colocar un caudal.

3. tr. Emplear u ocupar el tiempo.

4. tr. Mat. En una razón, intercambiar numerador y denominador.

En ninguna acepción de la Real Academia se define “invertir” como incrementar ingresos o reducir gastos. En la segunda definición la acerca al gasto: emplear, gastar, colocar un caudal.

El tratamiento contable es distinto cuando se trata de una inversión o un gasto corriente. El último caso se apunta todo el monto en la cuenta de resultados (la que nos indica si nuestra actividad económica da beneficios). En relación a la inversión aparece un concepto llamado amortización que prorratea este coste a lo largo de varios años o ejercicios contables.

Y si atendemos a aspectos fiscales :

  • Se considera bien de inversión todo gasto superior a 600 euros si nos ayuda a generar ingresos. Es decir, que los ordenadores, los muebles y el software especializado no son simples gastos, sino inversiones.
  • Los bienes de inversión no deben desgravarse de golpe, sino de forma gradual a lo largo de todo el período de amortización.

Ahora bien, para todos gastar tiene connotaciones negativas no así invertir que parece el bueno de la película. Pero por qué la Academia los equipara, pues supongo porque en ambos casos supone salida de dinero. Tanto se invierta como gaste ambas acciones supone un pago o salida dinero. Por lo dicho, cuando el dinero escasea resulta igual de complicado invertir que gastar.

Ya sé que la actualidad política está barajando estos términos y no siempre de forma acertada pero si te parece pondré algunos ejemplos de la economía doméstica y tú, avispado lector, extrapólalo a la economía nacional, regional o municipal.

Si compramos un nuevo frigorífico del tipo más ecológico, creo que es el A+, hemos invertido porque reduciremos el consumo eléctrico. Si adquirimos un robot de cocina y así evitamos comprar comida preparada se tratará de una inversión (al reducir nuestro gasto en alimentación) ahora bien si lo dejamos arrinconado en un armario habrá sido un simple gasto.

Si compramos unos pantalones cuando tenemos una docena en el armario de nuestra talla, entonces estamos gastando. Cuando hacemos la compra semanal en el supermercado estamos gastando. También si vamos al cine, al teatro o a un concierto.

Aunque para muchos el gasto tiene connotaciones negativas una servidora no está en contra del gasto. Debemos gastar porque necesitamos comer, vestirnos, divertirnos, ponernos guapos, etc. Además el gasto es la forma que dispone el ciudadano de a pie para redistribuimos la mayor parte de sus ingresos y crear empleo. Con este post solo pretendo que aprendas a diferenciar aquello que compras porque lo necesitas o simplemente lo deseas,  de aquello que compras porque va a mejorar tu situación en el futuro.

Y ahora serías capaz de contestar la siguiente pregunta: ¿la enseñanza es un gasto o una inversión?

2 Responses to “¿Gasto o inversión?”

  1. La educación es una inversión, sí o sí 😉

  2. Me remito a una frase muy acertada de Ángel Gabilondo: “Invertir en educación es caro. No invertir es carísimo”

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)